Los momentos de pánico en el Huila tras los dos temblores

Los momentos de pánico en el Huila tras los dos temblores

Varias casas se vieron afectadas. También hubo derrumbes y grietas de consideración.

fg

Un soldado levanta los escombros de una de las viviendas afectadas como consecuencia de los temblores en Colombia (Huila).

Foto:

Archivo particular

31 de octubre 2016 , 09:36 p.m.

José Delio Solórzano y su esposa, María Liliana Ramírez, residentes en el norte de Huila, epicentro de los dos temblores que se presentaron después de las 7 de la noche del domingo, están vivos de milagro. Parte de una pared de su vivienda, construida en ladrillo, se vino al piso por el movimiento telúrico.

“Cuando vi que el televisor, cuadros y techo de zinc se movían sin que nadie los tocara, traté de pararme y correr. Pero, por el susto, las piernas no me respondieron y entonces comencé a gritar: corran, corran”, afirmó José Delio, un jornalero de 45 años.

(En imágenes: Grandes grietas en la vía y casas afectadas tras sismo en Huila)

Este lunes, más reposado, narró los momentos difíciles que vivieron los 10.000 habitantes del municipio huilense de Colombia, ubicado a dos horas y media de Neiva. “Fueron unos 30 segundos de infarto. Lo primero que uno piensa es en Dios para que proteja su familia, y con razón, porque Colombia se mecía de un lado a otro, parecía una hamaca”, aseguró Solórzano.

Su mujer lo jaló con fuerza y con los hijos en brazos corrieron a la calle, pero “por la carrera y el afán de ver que la casa se nos venía encima, María Liliana se cayó en las gradas y tuve que cargarla para ponerla a salvo”.

“Mis hijos lloraban y decían: ‘Papi, ¿por qué la tierra se sacude tanto’ ”, señaló el ciudadano.

En la calle la confusión fue mayor, pues familias enteras corrían dando gritos por el pánico. Así que a José Delio, con ayuda de bomberos como Abelino Ramírez, no le quedó otra alternativa que calmar los ánimos.

(Además: 'La tierra se mecía de un lado a otro, parecía una hamaca')

“Cálmense, el temblor ya pasó”, decían a grito entero. Pero, debido a la réplica del temblor –que sucedió posteriormente– hubo personas desmayadas y otros con crisis nerviosa, por lo que fue necesario atenderlos en el hospital del municipio.

“De un momento a otro la tierra comenzó a sacudirse y al instante se fue la luz en el pueblo”, dijo el bombero Abelino Ramírez, quien con sus compañeros salieron a las calles a brindar ayuda.

“Todo el mundo evacuó las casas y se oían gritos porque la tierra no dejaba de zumbar y sacudirse”, dijo el bombero y agregó que, con la réplica, “la situación fue peor”.

Las afectaciones

El gobernador de Huila, Carlos Julio González, informó que 14 casas resultaron averiadas en el municipio de Colombia (Huila) tras los movimientos telúricos de este domingo.

Además, el sismo provocó un derrumbe en la entrada a esta población, ubicada a 85 kilómetros de Neiva. Aleyda Guzmán, alcaldesa de Colombia (Huila), aseguró en diálogo con W Radio que la gran mayoría de familias desalojaron sus viviendas luego del movimiento telúrico.

“Se creó pánico con el mensaje en WhatsApp que empezó a circular y por eso varias personas salieron rápidamente de sus hogares”, dijo. Guzmán también mencionó que en este momento el Huila se encuentra incomunicado por el desprendimiento de rocas que han bloqueado las vías que comunican al departamento.

“En este momento están empezando a llegar máquinas de la Unidad de Riesgo para retirar las rocas de la vía, creemos que hacia las 10 de la mañana se tendrá un primer reporte de los avances de la situación y un censo de las viviendas afectadas”, agregó la alcaldesa.

El municipio de Colombia fue el epicentro del sismo registrado este domingo a las 7:20 p. m., con una magnitud de 5,4 en escala de Richter, y de una réplica presentada a las 9:05 p. m. con magnitud de 5 en la misma escala.

Leonardo Lozano, comandante de bomberos en el municipio de Colombia, quien a la hora del temblor visitaba a un amigo en el barrio Carmelitano, tuvo que sortear la situación calmando los ánimos de grupos de ciudadanos que corrían buscando protección en el polideportivo.

En Neiva, donde también se sintió fuerte el terremoto, hubo pánico entre los habitantes. Incluso, los centros comerciales fueron evacuados. Ambos sismos ocurrieron a menos de 30 kilómetros de profundidad y se sintieron en todo el país, pero con mayor fuerza en Huila, Tolima, Cundinamarca, Meta, Boyacá, Bogotá y en el Eje Cafetero.

En ciudades como Ibagué, Bogotá y Villavicencio, donde el movimiento se registró con fuerza, la gente salió a las calles.

FABIO ARENAS
Corresponsal de EL TIEMPO

Sigue bajando para encontrar más contenido

Ya leíste 20 artículos gratis este mes

Rompe los límites.

Aprovecha nuestro contenido
desde $10.999 al mes.

¿Ya eres suscriptor? Ingresa

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta gratis y pódras disfrutar de:

  • Acceso ilimitado al contenido desde cualquier dispositivo.
  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta gratis y disfruta de acceso ilimitado al contenido, desde tu computador, tableta o teléfono inteligente.

Disfruta del contenido sin límites

CREA UNA CUENTA GRATIS


¿Ya tienes cuenta? INGRESA