Solidaridad ayuda a paliar el duro momento en Mocoa

Solidaridad ayuda a paliar el duro momento en Mocoa

Voluntarios unen fuerzas para ayudar a los damnificados de la tragedia.

Donaciones para Mocoa

La ayudas se reciben en las sedes de la Cruz Roja, la Defensa Civil, el Instituto de Bienestar Familiar y los puestos militares.

Foto:

Mauricio Dueñas / EFE

09 de abril 2017 , 02:16 a.m.

A Tamara Martínez, una ciudadana suiza de 26 años y quien hace tres vive en Mocoa, la tragedia no la afectó; el barro y las rocas no alcanzaron su vivienda en el barrio Primero de Enero, pero desde que ocurrieron los hechos salió de su vivienda para ayudar a los niños, que son la razón por la que creó, en el 2014, la fundación Amaniños. “Yo hice un voluntariado en Ecuador en el 2012; desde entonces decidí que esta era mi pasión, ayudar a las personas”, dice Martínez.

El sábado, Tamara llamó a su amiga Anaell Heymes, quien desde Suiza viajó para ayudarla en labores de fisioterapia y recuperación de los menores afectados por la tragedia. “Algunos quedaron muy golpeados, los ayudamos para que puedan estar un poco mejor. También colaboramos para darles los alimentos”, resalta Heymes.

Han atendido a más de 100 niños, y además les han brindado ayuda social a las familias que se encuentran en el albergue del Instituto Tecnológico del Putumayo (ITP).

“Es para mí un honor poder ayudar a las personas, desde la fisioterapia estoy haciendo lo que me gusta: servir a la comunidad”, resalta Tamara, quien recibe con una sonrisa a cada uno de sus pacientes.

Otro de los casos de solidaridad es el de Fidel Ramírez, un caucano de 46 años que vive en Villagarzón, municipio ubicado a 15 minutos de Mocoa. Ramírez vivió hace un año en San Miguel, en el oriente de Mocoa, uno de los barrios más afectados de los 17 a los que golpeó la tragedia.

“Lo primero que pensé fue en traer comida y ropa a mis amigos. Yo no tengo mucho, pero le pedí a la gente y logré reunir como 300.000 pesos”, cuenta Fidel, quien abraza a sus conocidos y se lamenta por los que alguna vez compartieron con él y hoy están muertos. Caminar entre las personas que están en los albergues y reconocer a los familiares de sus amigos que ya no están le ha causado un fuerte impacto, por lo que tomó la decisión de seguir recolectando todo el dinero que pueda.

“Uno no sabe cuándo le va a tocar una cosa así. Yo soy desplazado de Corinto, Cauca, y sé lo que es aguantar hambre y no tener un lugar para dormir. Además, fueron mis vecinos y me importan”, dijo.

Fidel, que se dedica al mototaxismo y vende pescado en el centro de Villagarzón, además de ropa llevó almuerzos para todos sus amigos. Mientras comen, se seca el sudor y vuelve a montarse en su moto.

Otros llegan con ayudas de más lejos, como Harold Benavides, un piloto comercial de 48 años nacido en Sibundoy, en el noroccidente del Putumayo, que desde que escuchó sobre lo ocurrido recoge ayudas con sus socios, amigos y familiares en Ibagué, donde vive hace ocho años.

Hasta hoy, Benavides ha conseguido recoger más de 40 toneladas de ayuda, entre alimentos, medicinas y ropa, para distribuirlas en los barrios de la ciudad.

“Todas las ayudas están concentradas en los albergues, y nadie se fija en las casas de familia; hay una casa donde habitan 18 personas en una sala. Hay gente que no fue a los albergues, sino que le pidió a un amigo o a un familiar que le diera posada, por eso yo prefiero llevar las ayudas allá”, sostiene. Harold asegura que prefiere hacerlo así, pues cuando prestó el servicio militar fue testigo de cómo se desviaron algunos recursos para la atención a los damnificados de la tragedia de Armero.

Durante la última semana, Benavides ha recolectado ayudas desde Ibagué, Cali, Bogotá y Villavicencio. Y si bien celebra la solidaridad de la gente, también hace una denuncia: “Hay gente vendiendo colchonetas a 2.000 pesos, me parece increíble que las personas se aprovechen de una situación tan horrible y las autoridades no controlen nada”, concluye.

MOCOA

Ya leíste 20 artículos gratis este mes

Rompe los límites.

Aprovecha nuestro contenido
desde $10.999 al mes.

¿Ya eres suscriptor? Ingresa

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta gratis y pódras disfrutar de:

  • Acceso ilimitado al contenido desde cualquier dispositivo.
  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta gratis y disfruta de acceso ilimitado al contenido, desde tu computador, tableta o teléfono inteligente.

Disfruta del contenido sin límites

CREA UNA CUENTA GRATIS


¿Ya tienes cuenta? INGRESA