Se vuelven aprendices y donan casa a sobrevivientes de tragedia

Se vuelven aprendices y donan casa a sobrevivientes de tragedia

En Sucre, vecinos aprenden técnicas de construcción en el Sena para levantar predio que se incendió.

fg

La iniciativa le surgió al Director del Sena en Sucre, luego de ver el drama de los vecinos de los Hernández Aguas.

Foto:

Archivo particular

10 de agosto 2016 , 06:21 a.m.

Habitantes del corregimiento El Coley, municipio de Los Palmitos (Sucre), decidieron aportar un granito de arena y mitigar un poco el dolor y las pérdidas  materiales que dejó para una de las familias vecinas, el fatídico hecho en el que un incendio acabó con la vida de los tres hermanos Hernández Aguas de 11, 7 y 4 años, en hechos ocurridos el pasado 9 de febrero.

Decididos a aprender técnicas de construcción con el apoyo de un instructor del Servicio Nacional de Aprendizaje (Sena), 28 habitantes avanzan en el proceso de capacitación.

Ya concluyeron los tres meses de la parte teórica y recibieron los materiales de formación entregados por la entidad para ahora avanzar con las clases prácticas que tardarán tres meses más.

Madis Blanco, su esposo y sus cuatro hijos, vecina de la familia Hernández Aguas, será la directa beneficiada de este aprendizaje.

“Le doy las gracias a Dios y siento alegría porque los aprendices van a construir mi casa, con materiales entregados por el Sena, en el proceso de aprendizaje. Desde que sucedió el incendio que afectó a mis vecinos, estoy pasando necesidades, tengo siete meses de estar arrendada con mi familia y estamos muy apretados”, explicó a EL TIEMPO, la mujer de mediana estatura.

Por su parte, Efraín Guerra Manrique, arquitecto e instructor del Sena en el programa de Formación Complementaria de estructuras en concreto, dio a conocer que el objetivo en común de las personas que realizaron el curso es la construcción de la vivienda de una de las familias vecinas que se vio afectada con el incendio.

“Se les hizo entrega de gravilla, cemento, bloques, hierro, arena y material de cerramiento, con los cuales pondrán en práctica lo aprendido en la teoría. Se espera que en el mes de octubre la vivienda les sea entregada. Será una solución habitacional conformada por sala comedor, dos habitaciones, cocina y patio. Esto ha sido un reto para ellos que además se han mostrado felices de poder contribuir a mitigar un poco el daño y sufrimiento que generó esta tragedia que seis meses después, aun duele en El Coley”, precisó.
Solidaridad

Esta iniciativa, fue de Marcos Gómez Ordosgoitia, director del Sena, seccional Sucre, quien tras conocer la tragedia de

El Coley, le propuso al alcalde de Los Palmitos Fredy de Jesús Rivera, que establecieran una alianza que permitiera a la comunidad beneficiarse con los programas de formación del Sena.

“Le propuse la alianza al señor alcalde y a través de recursos del fondo la industria y la construcción, efectuáramos una formación dirigida a los habitantes de El Coley como operarios en construcción, para que ellos con la entrega de este material de formación, aporten un grano de arena a una de las familias afectadas por el incendio que dejo tristeza y desolación. Más que una obra de caridad es el aporte a la formación que el Sena les deja a los aprendices quienes han manifestado que quieren continuar con la formación técnica. Y si es posible, la tecnológica. Con la proyección de que puedan crear una unidad productiva”, explico el funcionario.

Oportunidad

Para José Manuel Peña Hernández, uno de los aprendices aseguró que esta ha sido una oportunidad de mejorar la calidad de vida, porque la capacitación permite traer el desarrollo, no solo personal sino de las demás familias de El Coley.

“He aprendido como interpretar planos; en la parte de la estructura cuáles son los primeros pasos para hacer una obra. Todo para mi es nuevo, se que este proceso de aprendizaje me va a servir para aportar al sustento de mi familia”, enfatizó Peña.

Agregó que todos se pusieron de acuerdo en las clases teóricas, para que en la fase de la práctica se le construyera una vivienda a una de las familias más necesitadas de la comunidad.

“Este será nuestro aporte a la tragedia que nos ha enlutado. Hacerle realidad el sueño a la vecina de Diana que perdió sus tres hijos y que ya tiene su casa gracias al impulso que le dio la administración municipal. Esto es aportar un granito de arena y un poco de nuestro conocimiento para ayudar a nuestros vecinos”, puntualizó el aprendiz.

Hace 10 años que la familia Hernández Aguas salió de La Mojana, municipio de Sucre (Sucre), huyéndole a los peligros que conlleva convivir permanentemente con la creciente de las aguas de los caños y ciénagas nutridas por el Cauca, en época de invierno.

LUZ VICTORIA MARTÍNEZ
Especial para EL TIEMPO
Sincelejo.

Sigue bajando para encontrar más contenido

Ya leíste 20 artículos gratis este mes

Rompe los límites.

Aprovecha nuestro contenido
desde $10.999 al mes.

¿Ya eres suscriptor? Ingresa

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta gratis y pódras disfrutar de:

  • Acceso ilimitado al contenido desde cualquier dispositivo.
  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta gratis y disfruta de acceso ilimitado al contenido, desde tu computador, tableta o teléfono inteligente.

Disfruta del contenido sin límites

CREA UNA CUENTA GRATIS


¿Ya tienes cuenta? INGRESA