Nariño, en oración por secuestro de monja colombiana en África

Nariño, en oración por secuestro de monja colombiana en África

Se trata de Gloria Cecilia Narváez Argoti, quien está retenida con otras tres religiosas en Malí.

fg

La monja Gloria Narváez fue raptada por hombres armados que podrían ser yihadistas.

Foto:

Archivo particular

09 de febrero 2017 , 04:27 p.m.

La Diócesis de Pasto reclamó la pronta liberación de la religiosa colombiana, oriunda de la ciudad de Pasto, Gloria Cecilia Narváez Argoti, secuestrada el pasado martes en el suroeste de Malí, en África, por un grupo yihadista, junto a otras tres religiosas.

“En un rato de descanso sintieron que los perros ladraban y se encontraron con siete hombres supremamente armados, se identificaron como del grupo yihadista.

"Una de las hermanas les dijo que, por favor, no les hicieran nada", relató la superiora provincial de las Hermanas Franciscanas de María Inmaculada en Pasto, Luz María Quiceno, golpeada por el hecho que afecta a una representante de su congregación religiosa.

Los hombres le habían manifestado a la religiosa ‘tenemos orden de matar’, cuando apareció en el lugar la hermana Gloria Cecilia, superiora de la congregación, quien se identificó como la líder del grupo. Les dijo que se la llevaran a ella, pero no a las otras hermanas.

La hermana Gloria Cecilia presta sus servicios humanitarios en Malí hace 18 años, a través de la Fundación Madre Caridad Brader que brinda atención y protección a habitantes de escasos recursos económicos, de manera especial a niños y niñas.

La religiosa, quien presta su servicio humanitario y evangelizador en esa región del África, fue sacada a la fuerza por varios hombres armados, quienes se la llevaron con rumbo desconocido junto a otras tres monjas.
“Hasta el momento no se sabe nada de ella ni de las tres hermanas que trabajaban en el dispensario”, dijo la Diócesis de Pasto.

“Ella siempre ha sido una mujer entregada a los más humildes y necesitados”, dijo la superiora provincial de las Hermanas Franciscanas de María Inmaculada en Pasto.

Según la religiosa Quiceno, se trata del primer episodio en el que una religiosa de su comunidad se ve envuelta en un secuestro.

“Le estamos pidiendo a Dios que la regrese a la libertad sana y salva”, dijo la superiora provincial.

Las monjas secuestradas se encontraban en el dispensario médico y trabajan en la localidad de Karangasso desde hace 21 años.

La religiosa secuestrada tiene 56 años de edad y realizaba su trabajo misionero junto con Sor Sofía, oriunda del municipio nariñense de Tumaco; Sor Clara, de Medellín y Sor Adelaide, de Burkina Faso, quienes también fueron plagiadas.

La hermana Gloria Cecilia fue enviada como misionera al África, donde trabajaba en la alfabetización de unas 300 mujeres.

“Las hermanas trabajan con mucha tranquilidad y con mucho amor y espíritu misionero”, insistió la superiora Quinceno. “Pero, si peligran nuestras hermanas, tenemos que salir porque primero es la vida”, agregó.

Hasta el miércoles no habían recibido ninguna exigencia a cambio de la liberación de las religiosas.

“Pido a Dios, a todos los colombianos, a todos mis hermanos religiosos y religiosas, obispos, autoridades civiles y eclesiásticas que nos colaboren con la oración para que nuestra hermana llegue sana y salva”, sostuvo la madre Quiceno.

PASTO

Sigue bajando para encontrar más contenido

Ya leíste 20 artículos gratis este mes

Rompe los límites.

Aprovecha nuestro contenido
desde $10.999 al mes.

¿Ya eres suscriptor? Ingresa

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta gratis y pódras disfrutar de:

  • Acceso ilimitado al contenido desde cualquier dispositivo.
  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta gratis y disfruta de acceso ilimitado al contenido, desde tu computador, tableta o teléfono inteligente.

Disfruta del contenido sin límites

CREA UNA CUENTA GRATIS


¿Ya tienes cuenta? INGRESA