'Sin los pobladores es imposible proteger los páramos': Grisales

'Sin los pobladores es imposible proteger los páramos': Grisales

Uno de los autores de la ley 233 que busca proteger los páramos respondió a reclamo de comunidades.

Límites del páramo de Santurbán

El proceso para un nuevo trazado del páramo de Santurbán se desarrolla en cumplimiento de un fallo de la Corte Constitucional que tumbó los límites demarcados en el 2014.

Foto:

Jaime Moreno / Archivo EL TIEMPO

29 de junio 2018 , 03:20 p.m.

Este jueves, después de recibir la noche con luz verde para el proyecto de reglamentación de la Jurisdicción Especial para la Paz, aprobada por el Senado, también se aprobó el proyecto de ley 233 que busca proteger los 36 páramos que hay en el país y disponer de sus recursos de manera adecuada.

El proyecto es una iniciativa de 33 artículos que propone blindar a los páramos de  proyectos como ganadería, agricultura y minería a gran escala afecten estos ecosistemas estratégicos. Se trata de un tema que, en principio, afecta directamente las actividades económicas de las comunidades que habitan en estos páramos, que se dedican, mayormente, al ganado, la agricultura y la minería a baja escala. 

Justamente por eso, este jueves la Asociación de Municipios del páramo de Santurbán (Asomusanturban), que reúne a los alcaldes de la Provincia de Soto Norte (Charta, Tona, Suratá, Vetas, California y Matanza), por medio de su vocera, Ivonne González, manifestó su inconformidad con la aprobación de la ley al considerar que pone en vilo la economía y el desarrollo de esas poblaciones. 

Como se destacó en una nota de EL TIEMPO, según González el proyecto no da claridad frente a los alcances que tiene, especialmente “en si se pueden o no hacer actividades ancestrales y tradicionales de bajo impacto como la pequeña minería, que ha sido nuestra vocación económica (la de las comunidades que llevan habitando el páramo desde hace más de 400 años)”.

Luciano Grisales, representante a la Cámara y uno de los autores y ponentes de este proyecto de ley, habló con EL TIEMPO sobre las dudas que suscita el proyecto sobre el efecto que tendrá sobre los habitantes del páramo.

¿Qué se habló con las comunidades de los páramos sobre el efecto que el proyecto de ley podría tener sus vidas y economía?

La primera realidad es que estos territorios (los páramos) están poblados. Con esa realidad y con una condición ya impuesta por la sentencia 035 del 2016 de la Corte Constitucional, nosotros iniciamos un debate con los alcaldes de Soto Norte y California, entre otros de otras comunidades, porque la sentencia indica que hay que delimitar los páramos y generar prohibiciones que tienen que ver con el uso que los pobladores de páramos  le están dando a su territorio: agricultura, minería, ganadería. Son prohibiciones que afecta directamente el estilo de vida de los habitantes del páramos y eso lo entendimos desde el primer momento.

Sin los pobladores de páramos es totalmente imposible lograr el objetivo de proteger los páramos y el agua de esos ecosistemas de la que dependemos en Colombia. Por eso, los autores del proyecto iniciamos un proceso de identificación para que los habitantes de páramos se convirtieran en promotores y cuidadores de esos ecosistemas y de la reconversión de la economía que allí se ejerce. El punto es que ellos conviertan la actividad de conservación de páramo en la actividad más importante para su comunidad. Este proyecto contempla que aquello que exige la sentencia se ejecute de forma gradual.

La Asociación de Municipio del páramo de Santurbán considera que la ley pone en vilo la economía y el desarrollo de las poblaciones de los páramos...

El proyecto no habla de eliminar prácticas en sí mismas, como la agricultura, sino de no utilizar cierto tipo de técnicas o máquinas en el páramo, como la maquinaria pesada. La idea es que los pobladores de páramos utilicen técnicas agrícolas que sean ambientalmente sostenibles, que se ciñan a unos lineamientos que deberán establecer el Ministerio de Agricultura y Desarrollo Rural, el de Minas y Energía y el de Medio Ambiente y que, a su vez, deberán hacer programas de sustitución de las actividades economías dañinas de estas poblaciones. Lo mismo aplicará para los mineros artesanales y tradicionales.

O sea que la ley no estipula directamente cuáles serán los esas economías sustitutas para las poblaciones.

La ley obligará a estos ministerios a responder a los diferentes actores que habitan en los páramos, como los comerciantes, los que cultivan, entre otros, con un enfoque diferencial y específico para cada actor; deben contemplar acciones de preservación, restauración y manejo ambiental de los páramos siempre teniendo en cuenta a los habitantes de los páramos.

Los estudios técnicos, económicos, sociales y ambientales (hechos por los ministerios correspondientes para proteger los páramos y sustituir las economías dañinas de las comunidades) deben hacerse durante los cuatro años posteriores a la delimitación de los páramos, máximo. La visión del proyecto es que desde su reglamentación a 10 años estén implementados los mecanismos de protección teniendo en cuenta a los habitantes.

El capítulo 4 del proyecto habla de la financiación y destinación de recursos: las grandes empresas que utilizan agua como su principal recurso, como las hidroeléctricas, deberán destinar recursos específicos para que los proyectos, programas y recursos de los municipios en los que trabajan beneficien a los páramos y sus comunidades. Técnicamente, los colombianos ya pagamos por eso (con nuestros impuestos).

¿Cuál va a ser el mecanismo de control para que los ministerios cumplan con el desarrollo, implementación y monitoreo del cuidado de los páramos y sus comunidades?

El mismo proyecto, en el capítulo final, el 5, hace referencia a esto: quien hará el seguimiento de monitoreo será el Ministerio de Ambiente y Desarrollo Sostenible junto a todos los institutos adscritos al sistema de protección. Ellos deberán diseñar los sistemas de monitoreo de la conservación de los páramos.

Las comunidades del páramo no creen que el proyecto tenga como principal filosofía que los habitantes de páramo sean los principales custodios de los páramos pero también es cierto que no logramos transmitir con claridad a los habitantes del páramo que ellos son esenciales en esta conservación para los páramos.

¿Y cómo planean hacer esa socialización de forma efectiva?

Toca armar un plan de contigencia para que ellos comprendan la ley y que entiendan que la ley habla precisamente de ellos, que son ellos los que están siendo reconocidos por la ley para respetar sus derechos. La sentencia 035 del 2016 dice algo elemental: que hay que cuidar los ecosistemas y porque hay que cuidar el agua en Colombia. El proyecto busca hacer eso gradualmente.

Inicialmente, tenemos planeado hacer un proyecto de socialización con la Universidad del Cauca, pero estamos esperando a que asuma el próximo gobierno para concretar esa gestión.

ELTIEMPO.COM

Sigue bajando para encontrar más contenido

CREA UNA CUENTA


¿Ya tienes cuenta? INGRESA

Ya leíste los 800 artículos disponibles de este mes

Rompe los límites.

Aprovecha nuestro contenido digital
de forma ilimitada obteniendo el

70% de descuento.

¿Ya tienes una suscripción al impreso?

actívala

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.