Joven lleva más de 30 horas sobre un árbol para evitar que lo talen

Joven lleva más de 30 horas sobre un árbol para evitar que lo talen

El estudiante de la UIS señala que no se bajará hasta que detengan una obra en Bucaramanga.

Estudiante en árbol

Decidió subirse al árbol luego de que la Alcaldía de Bucaramanga empezó, el sábado pasado, con la tala de 98 planta para construcción de intercambiador.

Foto:

Jaime Moreno/ EL TIEMPO

22 de mayo 2018 , 03:05 p.m.

David Carvajal Guerrero, de 29 años, lleva dos noches durmiendo en un mamoncillo que pertenecía al bosque de la Escuela Normal Superior de Bucaramanga, en señal de protesta y como forma de presión para que al menos “quede un árbol que se convierta en el símbolo de la lucha por conservar el medioambiente”.

El joven, estudiante de derecho en la Universidad Industrial de Santander (UIS), decidió subirse al árbol luego de que la Alcaldía de Bucaramanga empezó, el sábado pasado, con la tala de 98 plantas para darle continuidad a las obras del intercambiador del Mesón de los Búcaros.

“No me voy a bajar hasta que no detengan la tala de árboles y se haga una audiencia pública en la que llamen a las partes y vuelvan a tratar este asunto, para que quede una reflexión de que en futuros proyectos de la Alcaldía prevalezca el bien común, pero no el cemento ni las vías, sino los árboles que dan oxígeno”, dijo Carvajal Guerrero desde la rama donde permanece.

No me voy a bajar hasta que no detengan la tala de árboles y se haga una audiencia pública en la que llamen a las partes y vuelvan a tratar este asunto

La primera noche durmió con miedo a caerse. No tenía más que una sábana con la que se abrigó y sopesó la llovizna que cayó, aunque dijo que las hojas del árbol también lo protegieron del sereno.

El joven no solo impide que se tale el árbol con su presencia, sino que también está en huelga de hambre. “Solo tomo agua y eso y el ánimo de la gente, son los que me animan a seguir. Seguiré en la huelga”, apuntó.

Este lunes le alcanzaron una hamaca y una soga que, cuando la Policía lo permite, descuelga para que le amarren bolsas de agua e hidratarse.

Como él, los estudiantes de la Normal también se han amarrado a otro árbol y se turnan para evitar que lo talen.

Con la tala de 98 árboles, la Alcaldía retomó los trabajos de la obra del intercambiador del Mesón de los Búcaros luego de que el Área Metropolitana de Bucaramanga (AMB), le otorgó el permiso de aprovechamiento forestal.

La continuidad del proyecto vial se está dando luego de tres años de parálisis por pleitos jurídicos. En el 2014, una medida cautelar determinada por el Juzgado Tercero Administrativo de Bucaramanga, en razón a una acción popular interpuesta por los padres de familia de la institución para proteger el bosque, frenó la obra.

Sin embargo, este año, un fallo de segunda instancia del Tribunal Administrativo de Santander resolvió levantar la medida cautelar y le dio vía libre a la intervención del predio para la culminación del intercambiador que debió entrar en servicio el 9 de noviembre de 2015.

BUCARAMANGA

Sigue bajando para encontrar más contenido

CREA UNA CUENTA


¿Ya tienes cuenta? INGRESA

Ya leíste los 800 artículos disponibles de este mes

Rompe los límites.

Aprovecha nuestro contenido digital
de forma ilimitada obteniendo el

70% de descuento.

¿Ya tienes una suscripción al impreso?

actívala

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.