Colegio La Enseñanza de Pereira, 90 años formando mujeres y familias

Colegio La Enseñanza de Pereira, 90 años formando mujeres y familias

Fue la primera institución educativa privada de la ciudad para la formación de niñas.

fg

Las estudiantes de La Enseñanza son mujeres integrales y con vocación de servicio.

Foto:

Archivo particular

27 de septiembre 2016 , 02:05 a.m.

A comienzos del siglo XX, un grupo de doce religiosas de la Compañía de María que estaba en Bogotá, empacó maletas y emprendió un viaje a la entonces muy lejana, Pereira. Su misión era fundar el primer colegio femenino regentado por religiosas en esta ciudad.

En esa época, en Pereira había colegios para hombres, administrados por ordenes de religiosos, como los Claretianos, pero no había colegios para niñas manejados por religiosas.

Las discípulas de Juana de Lestonnac, la santa francesa que en una época en que las mujeres no tenían derecho a la educación, en 1607, fundó la congregación religiosa Compañía de María, llegaron a Pereira en enero de 1926 y el 1 de febrero de ese mismo año abrieron las puertas del Colegio La Enseñanza.

Noventa años después, este colegio de clase media alta ha formado a varias generaciones de mujeres y está ubicado entre las diez mejores instituciones educativas de Risaralda.

“El colegio ofrece una educación humanista cristiana y buscamos que sea personalizada”, afirmó la madre Diana Lucía Gaviria, rectora del colegio.

La Enseñanza tiene tres principios básicos: tender la mano a cualquier persona; entender que “todas no calzan el mismo pie”, es decir, aceptar las diferencias, se tolerante, y mantener encendida siempre la llama del amor por el trabajo.

Esos pilares son los mismos de hace 400 años, cuando Juana de Lestonnac creó su primera casa para niñas en Francia.

Un poco de historia

La Enseñanza de Pereira comenzó con 112 alumnas internas que pagaban una pensión de 20 pesos mensuales. Como el objetivo del colegio siempre ha sido formar mujeres para que tengan posibilidades para superarse en la vida, en 1928 se implementó el Curso de Comercio, que tenía tres años de estudio. Las jovencitas salían con el título de Técnico en Comercio. En 1930 se graduó la primera promoción de cinco alumnas.

Debido al aumento de religiosas y de alumnas, en 1946 el colegio se trasladó del centro de Pereira a su actual sede de la avenida Circunvalar.

Y fue a partir de 1960 que la institución comenzó a expandirse por la ciudad y el departamento para atender a las necesidades educativas de las personas menos favorecidas. En 1960 se fundó el Hogar Santa Juana, en 1962 el Instituto Lestonnac, en 1972 la Guardería Diocesana y en 1976 el Centro de Promoción Campesina en Balboa.

Hoy se mantiene la sede del Lestonnac en el barrio Kennedy, en convenio con la Secretaría de Educación de Pereira.

Testimonio de afecto

El colegio tiene 295 alumnas, de los grados preescolar a once de bachillerato. Las estudiantes de La Enseñanza se caracterizan ser mujeres emprendedoras, deseosas de superación personal, promotoras de la cultura, inquietas por la ciencia y cultivadoras de las humanidades y el arte en sus diversas facetas.

Esos fundamentos fue los que recibió Martha Cecilia Correa, quien se graduó en el colegio en 1973 y fue docente de este por 33 años, hasta su retiro hace tres años, cuando se pensionó.

“El tiempo que trabajé en el colegio fue de crecimiento de todo tipo: espiritual, social y moral, y lo que decía Santa Juana de Lestonnac, que ‘educando a una mujer se educa a familias enteras’ es verdad”, afirmó Correa, quien añora los momentos en que estudió y laboró en el colegio.

Esta tecnóloga química especializada en alimentos y licenciada en educación, graduada en la Universidad Tecnológica de Pereira (UTP), aún recordada por sus exalumnas como una de las profesoras más queridas de Biología y Química y la encargada del proyecto ecológico del colegio.

Una de las estudiantes de Correa fue su propia hija, quien se graduó en 1994 y estudió Medicina, también en la UTP.
La Enseñanza sobresale por su Proyecto de Inclusión, el cual permite vincular a estudiantes con diferentes tipos de diagnóstico clínico, como niñas con síndrome de Down, déficit de atención o dificultades de aprendizaje.

“Nuestra meta para el año 2020 es seguir contando con estándares de alta calidad que nos permitan continuar nuestra propuesta de educación integral y promover la imagen de una mujer con mentalidad de cambio y comprometida con la institución y su entorno”, afirmó la rectora.

 PEREIRA

Sigue bajando para encontrar más contenido

Ya leíste 20 artículos gratis este mes

Rompe los límites.

Aprovecha nuestro contenido
desde $10.999 al mes.

¿Ya eres suscriptor? Ingresa

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta gratis y pódras disfrutar de:

  • Acceso ilimitado al contenido desde cualquier dispositivo.
  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta gratis y disfruta de acceso ilimitado al contenido, desde tu computador, tableta o teléfono inteligente.

Disfruta del contenido sin límites

CREA UNA CUENTA GRATIS


¿Ya tienes cuenta? INGRESA