Pérdidas por apertura del embalse Hidrosogamoso

Pérdidas por apertura del embalse Hidrosogamoso

Cerca de 23 familias del caserío San Luis de Río Sucio se declararon en riesgo por la creciente.

fg

Comunidades en diferentes municipios de Santander permanecen inundadas tras la apertura del embalse el domingo.

Foto:

Jaime Moreno / EL TIEMPO

07 de diciembre 2016 , 11:15 p.m.

Pese a que el pasado lunes Isagén ordenó el cierre de dos de las cuatro compuertas del embalse asentado en el río Sogamoso, que fueron abiertas por alcanzar el nivel máximo del llenado, parcelas y ranchos en los municipios de Betulia, Barrancabermeja, Sabana de Torres y Puerto Wilches (Santander) permanecen inundados por las aguas engrandecidas del afluente.

En los últimos días, se han registrado seis crecientes máximas en la cuenca, principalmente en la del río Suárez. Los reportes iniciales hablaban de crecientes cercanas a los 3.000 metros cúbicos por segundo y ya han presentado disminución de poco más de 1.000. Todos estos niveles extremos han sido atenuados por el embalse y su estructura de presa”, aseguró el ingeniero civil y director de la Central Eléctrica del río Sogamoso (Hidrosogamoso), Juan Esteban Flórez.

Pese al parte de tranquilidad emitido por Isagén, propietaria del proyecto hidroeléctrico, estas poblaciones registran pérdidas en cultivos, abandono en galpones de gallinas y evacuaciones de fincas que se adicionan a la cadena de estragos generada por el desbordamiento del caudal aguas abajo.

Según la Oficina de Gestión de Riesgo de Betulia, que tasó daños por las inundaciones en más de 2.600 millones de pesos, se reportaron 10 evacuaciones de viviendas en la zona más afectada de la vereda La Playa, así como inundaciones en 150 hectáreas de cultivos de tomate y maracuyá.

También, 23 familias del caserío San Luis de Río Sucio, en Sabana de Torres, se declararon en riesgo por la creciente y registraron daños en plantaciones de yuca y plátano.

“En estos días vivimos con mucho terror. Escuchamos un rugido muy fuerte que proviene del agua. Creemos que es el sonido de la amenaza de que el río seguirá entrando en más casas y granjas”, relató Gloria Esperanza Marín, habitante de La Cascajera, en Barrancabermeja, e integrante del Movimiento Social en Defensa del río Sogamoso y Chucurí.

Desde el pasado 4 de diciembre, Isagén ordenó la apertura de dos compuertas del embalse de Topocoro, que registraba su máximo nivel de cota por las intensas lluvias de los últimos días. Sin embargo, las fuertes precipitaciones no cesaron y la firma canadiense se vio obligada a abrir las dos salidas restantes de la presa.

Frente a esta decisión, ambientalistas y expertos, como el exministro de Ambiente, Carlos Acosta, indican que las consecuencias de estas descargas masivas sobre el río Sogamoso son una alerta para que las autoridades ambientales del país revisen los planes de contingencia de las generadoras de energía y se hagan las modificaciones necesarias para mitigar estos efectos entre las comunidades.

BUCARAMANGA

Sigue bajando para encontrar más contenido

Ya leíste 20 artículos gratis este mes

Rompe los límites.

Aprovecha nuestro contenido
desde $10.999 al mes.

¿Ya eres suscriptor? Ingresa

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta gratis y pódras disfrutar de:

  • Acceso ilimitado al contenido desde cualquier dispositivo.
  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta gratis y disfruta de acceso ilimitado al contenido, desde tu computador, tableta o teléfono inteligente.

Disfruta del contenido sin límites

CREA UNA CUENTA GRATIS


¿Ya tienes cuenta? INGRESA