Alerta por cooperativas de 'garaje' que prestan dinero a pensionados

Alerta por cooperativas de 'garaje' que prestan dinero a pensionados

Casa del Consumidor de Pereira recibe entre 50 y 60 denuncias mensuales por este tipo de estafas.

fg

A los jubilados es seguro prestarles dinero porque el crédito se puede descontar de su pensión por medio de libranza.

Foto:

Rochy López Vélez

01 de agosto 2016 , 02:54 a.m.

Cuando se camina por el centro de Pereira o el de otras ciudades del país, se puede recibir una gran cantidad de volantes de cooperativas que prestan dinero a pensionados. Estas ofrecen créditos por libranza “rápidos y fáciles” e, incluso, no tienen inconvenientes si la persona está reportada en Datacrédito (central de riesgo crediticio).

Pero a muchos no les ha ido bien con esas entidades y el número de casos de presuntos abusos de ellas con sus clientes ya es un problema social de grandes proporciones, según el coordinador de la Casa del Consumidor de Pereira, Martín Eduardo Mejía. (Además: El escabroso mundo de los préstamos por fuera del sistema legal)

Mejía le dijo a EL TIEMPO que al mes, en promedio, en la Casa del Consumidor reciben entre 50 y 60 denuncias de beneficiarios de créditos que se sienten, literalmente, “robados” por esas cooperativas.

Una de esas denuncias es la de una pensionada de 76 años que prefirió reservar su identidad y a quien, en abril de 2012, le prestaron 5 millones 400 mil pesos.

Magda Mónica Correa, hija de la septuagenaria, contó que cuando su madre tramitó el crédito acordó con la cooperativa un plazo de tres años “porque quería pagarlo rápido”. Supuestamente, el plazo solicitado se respetó y comenzaron a descontarle una cuota fija mensual de 242.299 pesos. Es decir, que iba a pagar 3 millones 322 mil 764 pesos por intereses, una suma alta.

Para mayo de 2015, la pensionada debió haber terminado de pagar las 36 cuotas, pero le descontaron la mensualidad. Decidió acercarse a la cooperativa a hacer el reclamo pero esta ya no existía en el lugar donde obtuvo el crédito.

Magda llamó a un teléfono que le dejaron a su mamá y le dijeron que ella había firmado un crédito a cinco años y no a tres. Enviaron un derecho de petición para que les explicaran cuales habían sido las condiciones reales del préstamo, las cuotas pactadas y el valor de estas. Se lo respondieron pero con una información parcial, por lo que enviaron otro, cuya respuesta fue un acuerdo de pagos y el plazo del crédito ya no era de 60 meses sino de 48.

‘Confió en ellos’

El error de esta pensionada, según su hija, fue confiar en la cooperativa y no exigir, desde el comienzo, un documento con las condiciones del préstamo donde puntualmente constara el plazo que pidió.

Hoy, la pensionada ha pagado 12 millones 114 mil 950 pesos, 50 cuotas, porque a pesar del supuesto acuerdo de pago de las 48 cuotas, le siguen descontando. Si le descuentan las 60 cuotas terminará pagando 14 millones de pesos.

Magda explicó que en la cuota le cobran a su mamá, además de los aportes a la cooperativa y otros costos, un servicio de odontología por el que le descuentan 46.643 pesos, es decir, ha pagado 2 millones 285 mil pesos aproximadamente.

Paradójicamente, se quejó Magda, nunca ha utilizado ese servicio porque los consultorios donde podía hacerlo ya no tenían convenio con la cooperativa “por falta de pagos” y, además, solo es para calzas y limpieza dental.

La pensionada espera recuperar los aportes que ha hecho a la cooperativa y los 2 millones 285 mil pesos de la odontología a través de una demanda que está tramitando una abogada de la Casa del Consumidor.

A Lucely Ospina le pasó algo similar. Otra cooperativa le prestó 3 millones de pesos a 36 meses y una cuota de 135 mil pesos. Terminó pagando 8 millones 124 mil pesos en total. Como a la otra pensionada, el crédito se lo dejaron a 60 cuotas.

‘Son de garaje’

El Coordinador de la Casa del Consumidor de Pereira afirmó que las cooperativas que se dedican a este tipo de actividades “son de garaje, las crean y las desaparecen, pero a los pensionados les siguen descontando las cuotas, incluso después de pagar el préstamo”.

Mejía explicó que esas entidades se han especializado en personas de la tercera edad, con pensión de jubilación, que no tienen historia crediticia o están mal calificados y se ven obligados a sacar créditos con esas cooperativas.

Aclaró que se trata de algunas cooperativas, porque estas entidades pueden prestar dinero.

Los afectados denuncian sobre todo que les entregan menos dinero del que les prestaron, les cobran intereses que a veces superan la tasa de usura fijada por la Superintendencia Financiera de Colombia y además les descuentan la administración y aportes a la cooperativa, recreación, odontología y otra serie de servicios que las personas ni siquiera saben que los están pagando.

También les cobran por solicitar un estado de cuenta y, más grave aún, cuando van a pagar el crédito antes de tiempo los sancionan.

“Las personas creen que están pagando su crédito sin ningún problema porque siempre les descuentan la misma cuota, pero simultáneamente la obligación va subiendo por las otras arandelas que incluyen”, remarcó Mejía.

Llamado a estar alerta

Además de extender el plazo de los préstamos sin autorización de los clientes y de cobrar altos intereses, esas cooperativas refinancian las deudas, lo que convierte lo que eran intereses moratorios en capital. Por eso la cuota cambia de valor y los préstamos se vuelven prácticamente impagables.

El coordinador de la Casa del Consumidor de Pereira, Martín Mejía, cree que en esta ciudad hay unas 20 cooperativas que se dedican a esta actividad. “Esas cooperativas nacen, les cambian el nombre por uno muy parecido y entre ellas se pasan los créditos”, denunció.

El funcionario hizo un llamado a las personas de la tercera edad para que desconfíen de las entidades que les ofrecen créditos en poco tiempo y requisitos.

Mejía también alertó sobre otra modalidad de estafa que está orientada a los pensionados. Se trata de llamadas telefónicas en las que les dicen que se ganaron premios para que les den los datos de tarjetas de créditos y hacerles descuentos. “Es una especie de fleteo”, dijo.

PEREIRA

Ya leíste 20 artículos gratis este mes

Rompe los límites.

Aprovecha nuestro contenido
desde $10.999 al mes.

¿Ya eres suscriptor? Ingresa

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta gratis y pódras disfrutar de:

  • Acceso ilimitado al contenido desde cualquier dispositivo.
  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta gratis y disfruta de acceso ilimitado al contenido, desde tu computador, tableta o teléfono inteligente.

Disfruta del contenido sin límites

CREA UNA CUENTA GRATIS


¿Ya tienes cuenta? INGRESA