Salvación del Juan XXIII comenzó su en proceso con primeros auxilios

Salvación del Juan XXIII comenzó su en proceso con primeros auxilios

Manizales y el Ministerio de Cultura restaurarán el edificio de bahareque más grande del mundo.

fg

Las obras que empezaron en diciembre se denominan primeros auxilios. La restauración completa comenzaría a finales de 2017. El proceso fue ordenado por un tribunal, tras una acción popular.

Foto:

Jonh Jairo Bonilla

03 de febrero 2017 , 04:11 p.m.

Mientras espera a que se definan los diseños para su restauración completa como centro cultural, el centenario edificio de la escuela Juan XXIII recibe primeros auxilios que lo mantienen con vida.

Se espera que la construcción en bahareque más grande del mundo, declarada bien de interés cultural de la Nación en 1984 y abandonada desde 2011, reciba en estos días el oxígeno que necesita para mantenerse en pie mientras comienzan las obras para su verdadero renacimiento.

Fue un fallo adverso al Municipio de Manizales y el Ministerio de Cultura lo que obligó a las dos entidades a salvar de la ruina a esta histórica edificación, ubicada en la Avenida Santander con calle 34, que fue también batallón antes de llamarse colegio Alfonso López Pumarejo.

Una acción popular y la decisión de un tribunal fueron las que evitaron que el abandono del Estado dejara caer el lugar completo al suelo. Ahora, quienes laboran en el proyecto aseguran estar orgullosos de participar en lo que algunos de ellos consideran un “acto de justicia” con el patrimonio de la capital de Caldas y la memoria de sus habitantes.

Cerca de 170 millones de pesos de la ciudad se invirtieron en la obra desde diciembre pasado. El objetivo, por ahora, es hacerle una reanimación para que llegue viva a la cirugía, si se quiere poner en términos médicos. Es el comienzo de un largo proceso.

A la cansada estructura, le tuvieron que retirar elementos ajenos a ella que le causaban más peso. Es el caso de una lucarna y un entrepiso. En contraste, se le repusieron piezas caídas, en especial ventanas que había perdido en las últimos años, los de mayor deterioro.

Sus tejas de barro, desordenadas por las palomas y el agua, fueron puestas de nuevo en su lugar y remplazadas en los casos que fue necesario. Esta intervención en cubierta, además de ser estética, busca evitar que la lluvia siga cayendo de los techos al interior.

Esa humedad y la presencia de insectos como el comején fueron las responsables de los daños en las maderas. Columnas enteras tuvieron que ser sustituidas por piezas nuevas, porque habían sido consumidas por una u otros.

Las fachadas inestables se sostuvieron. Pero, como medida preventiva, en el costado que da al Instituto Universitario se instalaron polisombras y mallas para evitar la caída de elementos en la institución educativa vecina, que puedan poner en riesgo la integridad de los estudiantes.

Con estos trabajos listos en los próximos días, el futuro centro cultural Juan XXIII tendrá que esperar a finales de 2017 para la intervención, de dos o tres años de duración, que le dé su nuevo carácter y le devuelva por completo la salud.

Los estudios y diseños ya pasan por la última etapa de revisión. Así, estarían listos dentro de un par de semanas para iniciar el proceso de licitación. Los recursos esta vez serán puestos por mitades entre la administración municipal y el Ministerio.

MANIZALES

Sigue bajando para encontrar más contenido

Ya leíste 20 artículos gratis este mes

Rompe los límites.

Aprovecha nuestro contenido
desde $10.999 al mes.

¿Ya eres suscriptor? Ingresa

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta gratis y pódras disfrutar de:

  • Acceso ilimitado al contenido desde cualquier dispositivo.
  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta gratis y disfruta de acceso ilimitado al contenido, desde tu computador, tableta o teléfono inteligente.

Disfruta del contenido sin límites

CREA UNA CUENTA GRATIS


¿Ya tienes cuenta? INGRESA