Publicidad

Últimas Noticias de Colombia y el Mundo - ELTIEMPO.COM

La tragedia que se ensañó contra los niños de Fundación, Magdalena

El vehículo que los transportaba explotó. Murieron 32 menores. El bus no tenía Soat vigente.

El hecho se registró en el sitio conocido como Luna Roja.

Foto: Cortesía Tachi Nieto

El hecho se registró en el sitio conocido como Luna Roja.

En la noche de este domingo, los habitantes de Fundación seguían sin creer la tragedia que vivió este apacible municipio del norte del Magdalena, cuando un bus que transportaba niños quedó envuelto en llamas en el centro de la localidad, dejando como resultado 32 muertos y 18 heridos.

El caso se registró hacia el mediodía del domingo, luego de que los niños salieron de la Iglesia Pentecostal Unida de Colombia y abordaron el bus que era contratado por los miembros de la comunidad, de forma rutinaria, para transportarlos. Los pequeños eran evangelizados cada semana en esta iglesia, sin que sus padres pertenecieran a la misma. El bus, de placas UVS 556, transportaba al momento de iniciar el incendio 43 niños, todos de sectores deprimidos de Fundación. A menos de cuatro cuadras del lugar, en el barrio Altamira, el vehículo se prendió en llamas y explotó.

El estruendo se escuchó varias cuadras a la redonda. Testigos dijeron que los niños, entre 2 y 12 años, murieron calcinados, sin que nadie los pudiera ayudar. (Lea también: 'El bus estaba botando gasolina': Tío de víctimas).

Solo los más grandes alcanzaron a saltar como pudiero, con el carro en llamas, pero muchos de ellos sufrieron quemaduras graves. “No sé qué pasó, yo estaba entretenido”, contó a los periodistas uno de los niños sobrevivientes. (Lea también: Santos expresó solidaridad a familiares de los 31 menores muertos).

Algunas versiones

La primera versión del siniestro señala que el bus transportaba gasolina de contrabando, práctica común en la región, de acuerdo con denuncias de la misma policía.

En especial, a los buses de transporte público se les construyen cámaras o bodegas falsas para ocultar el combustible. Esta no sería la primera tragedia por ese comercio fraudulento. El 5 de abril de 2007, en el kilómetro 27 de la Troncal del Caribe, que comunica a Santa Marta (Magdalena) con Riohacha (La Guajira), un bus que transportaba pasajeros, y que llevaba camuflada la gasolina, explotó. Murieron 27 personas y 15 quedaron heridas.

En el caso que enluta hoy a Fundación se conoció que el vehículo funcionaba rutinariamente a gas y contaba en la cabina con pimpinas de gasolina de apoyo, para funcionar de modo alternativo con ambos tipos de combustible.

Otra hipótesis indica que lo que habría provocado el incendio fue el intento del conductor por cambiar la marcha de gas a gasolina en la parte delantera.

Para desgracia de los pasajeros, el vehículo no tenía salidas de emergencia, por lo que los niños quedaron atrapados hasta morir incinerados. Pero también se dijo que el conductor se bajó a echarle gasolina y, al notar que el bus se prendió, huyo del lugar (ver nota anexa). Cuando se presentó el incendio, varios vecinos intentaron sofocar las llamas con arena, mientras llegaban los bomberos, pero el carro ardió en cuestión de segundos, aseguraron testigos.

Ante la magnitud de la tragedia, el hospital local no pudo atender a los niños sobrevivientes, por lo que fueron trasladados a Santa Marta y Ciénaga.

El presidente Juan Manuel Santos, que se encontraba en un acto de cierre de campaña, apenas conoció la noticia viajó a Fundación. “El país está de luto”, escribió Santos en su cuenta de Twitter. El Jefe de Estado llegó a las 7:50 de la noche en compañía de Cecilia Álvarez, ministra de Transporte, y de Rodolfo Palomino, director nacional de la Policía, a darles las condolencias a los familiares de las víctimas, reunidas en el colegio Faustino Mojica.

Santos reveló allí que el vehículo no tenía Seguro Obligatorio de Accidente de Tránsito (Soat) desde hace dos años y anunció medidas para reforzar la seguridad del transporte público nacional.

La alcaldesa (e) de Fundación, Luz Stella Durán, dijo que esta tragedia tiene consternado a todo el municipio y decretó tres días de duelo. También ley seca. Los cadáveres de los niños fueron remitidos a Medicina Legal en Barranquilla, para su plena identificación, porque muchos quedaron irreconocibles. La Alcaldía asumirá el transporte y hospedaje de los familiares en la capital del Atlántico. “Ese proceso de reconocimiento durará entre dos y tres días”, dijo Durán. Las causas del accidente están siendo investigadas por la Policía, el CTI de la Fiscalía y el Cuerpo de Bomberos de Fundación.

El drama de 21 ángeles hace 10 años

El accidente en Fundación (Magdalena) tiene un único antecedente ocurrido hace 10 años y que fue recordado ayer por ciudadanos en redes sociales: la muerte de 21 estudiantes del colegio Agustiniano Norte, en Bogotá. La ruta escolar en la se transportaban los niños pasaba por la avenida Suba con calle 138, cerca a las obras de la fase II de TransMilenio, cuando una máquina recicladora de pavimento les cayó encima. 19 familias conciliaron con el consorcio Alianza Suba II (encargado de los trabajos), otras dos continúan en una batalla jurídica.

Cuatro funcionarios del Distrito fueron destituidos e inhabilitados por la Procuraduría y tres trabajadores del consorcio Alianza Suba II fueron condenados por homicidio culposo.

El Distrito fue obligado a indemnizar a las familias demandantes.

EL TIEMPO
BARRANQUILLA

 

El grave accidente tuvo lugar en el municipio de Fundación, norte del departamento. Las autoridades tratan de establecer las causas del incendio del bus escolar en el que eran transportados niños de una comunidad evangélica.

Para leer el articulo completo suscríbete

Publicidad

MÁS NOTICIAS

Temas relacionados a esta noticia

Anterior

La tragedia que se ensañó contra los niños de Fundación

Siguiente

El Eje Cafetero se está 'ajustando' a los retos del TLC con EE. UU.

Publicidad

Publicidad

Publicidad

Publicidad