Niña venezolana con grave infección fue 'salvada' en Cúcuta

Niña venezolana con grave infección fue 'salvada' en Cúcuta

La paciente con cáncer estuvo a punto de perder su brazo por negligencia presentada en su país.

Niña venezolana con grave infección fue 'salvada' en Cúcuta

Tras un proceso de recuperación de 67 días, la menor fue dada de alta este fin de semana. Imagen de la menor publicada por autorización de los padres.

Foto:

Cortesía de la Fundación Soñar

24 de septiembre 2017 , 01:00 p.m.

Cuando Carla Michell Piñeros Zambrano, una niña de 8 años procedente del estado de Mérida, Venezuela, ingresó al área de Urgencias del Hospital Universitario Erasmo Meoz (Huem) de Cúcuta, los médicos creyeron que el mal, que se expandía al interior de la paciente, la había dejado muda.

Sin musitar palabra, la pequeña, con un diagnóstico de cáncer en la sangre, fue remitida el pasado 15 de julio a la unidad pediátrica de este complejo asistencial, donde los especialistas descubrieron en su brazo izquierdo la existencia de una grave infección, originada por una bacteria de tipo intestinal. Al parecer, el microorganismo habría sido contraído por reutilizar insumos médicos, como agujas o catéteres, durante sus quimioterapias.

Tras un proceso de recuperación de 67 días, en el que además se detectó que la menor había dejado de hablar por un cuadro depresivo asociado a su patología, la paciente fue dada de alta este fin de semana, con una gran sonrisa en su rostro.

Esta rápida asistencia médica, que permitió salvar a Carla Michell de una dolorosa amputación, se logró gracias a la gestión de la Fundación Soñar, a la que los familiares de la pequeña recurrieron, en vista de que en el hospital venezolano donde ella estaba recluida, no presentaba síntomas de mejora.

“Antes de responder los mensajes de la tía de la menor, diciéndole que yo no podía ayudarla estando en Colombia, recibí unas imágenes terribles del brazo de la niña que me dejaron derrumbada. Me mandaron unas nueve fotos y yo terminé en crisis. En ese momento, empecé a pensar las maneras de cómo sacar a esa niña de Venezuela, porque vi que se iba a morir. Me dijeron que estaba en abandono y que hacía unos 10 días no le hacían alguna curación”, relató Pilar Serrano, directora de esta entidad sin ánimo de lucro.

Niña venezolana con grave infección fue 'salvada' en Cúcuta

La pequeña fue remitida el pasado 15 de julio a la unidad pediátrica de este complejo asistencial. Imagen de la menor es publicada por autorización de sus padres.

Foto:

Cortesía de la Fundación Soñar

Esta voluntaria de la Cruz Roja acudió a la Cancillería y expuso el caso de esta menor venezolana. Rápidamente, las autoridades colombianas se contactaron con funcionarios consulares residentes en el Estado de Mérida para que corroboraran la información y facilitaran la salida y el desplazamiento de seis horas por vía terrestre de la paciente hacia Colombia.

Para permitir el ingreso de la ambulancia que trasladaba a la menor, Venezuela activó el corredor humanitario y abrió temporalmente su frontera por el puente internacional de La Unión, que comunica a la población vecina de Boca de Grita con el municipio de Puerto Santander, en Norte de Santander.

A su llegada al hospital de Cúcuta, Carla Michell fue sometida a una especie de cuarentena para que los doctores salvaran su extremidad, evitando que la enfermedad se propagara.

Durante el procedimiento, le suministraron tres bolsas de antibiótico de manera intravenosa para neutralizar el contagio y le hicieron dos injertos de piel para recuperar el tejido carcomido por la bacteria. Cuando el equipo médico del Huem intentó introducir un catéter por una de sus venas, se percató de que esos conductos presentaban graves laceraciones por malos procedimientos realizados en el vecino país.

En el tiempo en que estuvo recluida en el complejo hospitalario, esta niña, nacida en la ciudad venezolana de El Vigía, obtuvo su nacionalidad colombiana, pues su padre, quien se encuentra asilado en España por ser un perseguido del régimen chavista, reclamó ese reconocimiento por ser hijo de colombianos.

Al término de este proceso, ella empezó a hablar, a comer, a vivir y a abrir los ojos. Esto es increíble, de hecho yo estoy escribiendo una historia que titulé: ‘Ha llegado un ángel’. Fue una recuperación casi milagrosa, le dimos todo el cuidado, porque todos nos volcamos a salvarle su brazo. Ahora, esperamos que en los próximos días regrese a su país y reanude su tratamiento de cáncer, igual, aquí siempre la estaremos aguardando por si algo le llegara a faltar”, concluyó la vocera de la Fundación Soñar.

CÚCUTA

Sigue bajando para encontrar más contenido

Ya leíste 20 artículos gratis este mes

Rompe los límites.

Aprovecha nuestro contenido
desde $10.999 al mes.

¿Ya eres suscriptor? Ingresa

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta gratis y pódras disfrutar de:

  • Acceso ilimitado al contenido desde cualquier dispositivo.
  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta gratis y disfruta de acceso ilimitado al contenido, desde tu computador, tableta o teléfono inteligente.

Disfruta del contenido sin límites

CREA UNA CUENTA GRATIS


¿Ya tienes cuenta? INGRESA