Adiós a Mario Acosta, pionero de los telenoticieros

Adiós a Mario Acosta, pionero de los telenoticieros

Fue pionero en la producción de noticieros para televisión y un prolífico periodista político.

Murió Mario Acosta pionero de los telenoticieros

Mario, junto a su esposa Doris, y el periodista Enrique Santos.

Foto:

archivo particular

02 de agosto 2017 , 12:47 p.m.

El cuerpo de Mario Acosta está hoy en cámara ardiente en la sala 6 de la funeraria Lorduy de Cartagena, ubicada frente al monumento a las Botas Viejas. El cuerpo será cremado.

Un paro cardiaco apagó en la madrugada de ayer la vida y el frenético sentido del humor del periodista y empresario Mario Acosta. 

Acosta, quien falleció en Cartagena a los 86 años de edad,  fue pionero en la producción de noticieros para televisión y fue un prolífico periodista político que dejó su impronta en varias publicaciones nacionales.

“Aunque él estuvo a favor del No en el plebiscito por la paz, porque consideraba que al acuerdo había que ajustarlo más, cuando se conoció la reciente noticia sobre la entrega de armas de las Farc se puso feliz y entendió que otro país es posible”, relata su esposa y confidente Doris Méndez, quien estuvo a su lado por 53 años y le dio cuatro hijos. "Ninguno periodista o abogado, como siempre lo quiso Mario", dice serena su esposa.

“Fue una muerte hermosa, de ángel, la noche anterior me pidió que meditáramos y yo le puse las manos en el pecho y la frente... nos dimos cuenta de que se había ido, ya en la madrugada”, cuenta Doris desde un apartamento frente al mar Caribe, donde el gran Mario Acosta pasó el último año de su vida por recomendación médica.

Una vieja foto a blanco y negro que conserva con orgullo Doris muestra a un joven Acosta recién llegado a Bogotá a la edad de 19 años, desde su natal Itagüí (Antioquia).

En ella se ve a un muchacho elegante, de nariz gigante y de mirada certera: eran desde ya su marca personal.

Esa misma nariz aguileña y mirada escudriñadora se reflejan en otra foto, esta reciente y a color, cuando el Circulo de Periodistas de Bogotá (CPB) le rindió homenaje como uno de los pioneros de la televisión colombiana.

En la foto, Acosta escucha perplejo, cual niño, al maestro José Salgar, otro grande del periodismo nacional quien desapareciera ese mismo año. En otra imagen posa jovial al lado de su esposa y del periodista Enrique Santos. 

“Por su invaluable aporte al periodismo colombiano, siendo uno de los pioneros en la creación de noticieros de televisión”, dice la placa que le entregó el CPB a Acosta ese año.

La semilla del periodismo

Había comenzado muy joven en el periodismo en Itagüí, su pueblo, donde fundó la revista Semilla, la cual se distribuía en la biblioteca local.

Ya en Bogotá, y solo con el cartón de bachiller, al lado de su primo Alberto Acosta, también desaparecido, Mario entró a trabajar a R.C.N. radio, donde pronto se destacó por su olfato para las noticias políticas.

Al poco tiempo los dos primos Acosta iniciaron las transmisiones de noticias en RCN televisión y Mario acuñó la célebre frase periodística "ojos abiertos, oídos despiertos".

“Mario comenzó a trabajar muy joven en el Diario de Colombia, como jefe de redacción en la época en que Alzate Avendaño, era director del periódico”, narra su esposa, quien recuerda el gran sentido del humor de su marido a quien conoció cuando era reportero del periódico ‘El campesino’ donde ella realizaba labores administrativas.

Trabajó también en el Sena, como director de Artes gráficas.

Fue director de varios informativos de televisión como el magazín ‘Vea Colombia’ que pasaba los días sábados.

Mario Acosta también escribió páginas políticas memorables para El Siglo, donde cubrió Senado por varios años.

Fue allí donde conoció al político conservador Álvaro Gómez Hurtado, con quien hizo una linda amistad y con quien compartía tardes de bohemia y cenas familiares en el barrio el Chico Reservado donde ambos intelectuales vivían.

En los últimos años de su vida fundó la tertulia de Unicentro, donde se reunía con amigos todos los días al mediodía para debatir sobre los temas de actualidad nacional.

Se casó con Doris un 9 de febrero de 1959, el día en que se celebra el día del periodista. Por ello todos los años, siempre, lo celebró al lado de su mujer.

En Bogotá, el día sábado, a la 1p. m., se ofrecerá una misa en la iglesia de la inmaculada de la calle 90 con carrera 11.

John Montaño
Redactor de EL TIEMPO
Cartagena

Sigue bajando para encontrar más contenido

Ya leíste 20 artículos gratis este mes

Rompe los límites.

Aprovecha nuestro contenido
desde $10.999 al mes.

¿Ya eres suscriptor? Ingresa

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta gratis y pódras disfrutar de:

  • Acceso ilimitado al contenido desde cualquier dispositivo.
  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta gratis y disfruta de acceso ilimitado al contenido, desde tu computador, tableta o teléfono inteligente.

Disfruta del contenido sin límites

CREA UNA CUENTA GRATIS


¿Ya tienes cuenta? INGRESA