Familiares de mujer que asesinó a sus hijas la defienden

Familiares de mujer que asesinó a sus hijas la defienden

Algunos aseguran que padecía una enfermedad mental que la llevó a cometer el crimen.

fg

En un reservorio ubicado en la vereda Las Mercedes de Cómbita las autoridades encontraron a las gemelas.

Foto:

Archivo Particular

01 de noviembre 2016 , 11:31 p.m.

Este martesa a la 1:00 de la tarde, en la Iglesia de Cómbita, se llevarán a cabo las honras fúnebres de las gemelas de cuatro meses que fallecieron ahogadas en un reservorio ubicado en la vereda Las Mercedes de Cómbita.

Mientras a las autoridades competentes investigan el caso, los familiares de la mujer que cometió el hecho y que fue identificada como Mariluz Suárez Benítez, de 36 años, aseguran que no fue un asesinato, sino que se trató de una reacción involuntaria a un trastorno mental.

“Ella sufría de depresión posparto y ansiedad. De hecho estaba en tratamiento psicológico. Ella se quejaba de sufrir de dolor de cabeza, estrés y desesperación, no podía dormir. Siempre vivía diciendo que escuchaba a las niñas llorando, así no lo estuvieran haciendo y que a veces tenía un ruido en el oído que no la dejaba en paz”, comentó Luis Carlos Suárez, hermano de Mariluz, quien vivía con su esposo y sus otras dos hijas de 13 y 19 años.

El familiar de la madre de estas dos gemelas indicó que el domingo, día en el que ocurrieron los hechos, Mariluz se levantó, fue y ordeñó una vaca y se devolvió a la casa.

“Al llegar le dio el mal que tenía y cogió a las dos niñas, se fue hacia la poceta y se sumergió junto con las gemelas. Como no pudo ahogarse, se salió y fue y llamó a las hijas mayores y les contó lo que había hecho. Ella dice que no lo hizo intencionalmente, sino que no supo en ese momento lo que estaba haciendo. Afirma que no estaba consciente y que está arrepentida”, afirmó Luis Carlos.

Por su parte, Paola Camargo, hija mayor de Mariluz, cuestionó las versiones que salieron publicadas en algunos medios, así como las entregadas por las autoridades.

“La inculparon, la trataron como si fuera una asesina sin pensar que ella estaba sufriendo de una enfermedad mental y a nosotros nos da muy duro eso porque ella no estaba bien y todo el mundo la juzga. Si ella hubiera estado en sus cabales, en sus cinco sentidos, nunca hubiera hecho eso”, aseveró.

La joven también inculpó a la EPS, ya que - según ella- la psicóloga que la estaba viendo la afectó al decirle que le iba a dar una parálisis o una trombosis y que se le podía dormir medio cuerpo, así como que iba a perder la memoria y se volvería loca.

“Últimamente como que ella pensaba mucho en eso y en que no quería dejar a sus hijas solas. Ese día se le durmió un brazo y creo que eso también la llevó a hacer lo que hizo”, argumentó Paola. Por ahora, Mariluz sigue en el Hospital San Rafael de Tunja en valoración psiquiátrica.

BOYACÁ SIE7EDÍAS

Sigue bajando para encontrar más contenido

Ya leíste 20 artículos gratis este mes

Rompe los límites.

Aprovecha nuestro contenido
desde $10.999 al mes.

¿Ya eres suscriptor? Ingresa

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta gratis y pódras disfrutar de:

  • Acceso ilimitado al contenido desde cualquier dispositivo.
  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta gratis y disfruta de acceso ilimitado al contenido, desde tu computador, tableta o teléfono inteligente.

Disfruta del contenido sin límites

CREA UNA CUENTA GRATIS


¿Ya tienes cuenta? INGRESA