Convivencia en la vía, reto de manizaleños

Convivencia en la vía, reto de manizaleños

Peatones y motociclistas son las mayores víctimas de los accidentes de tránsito en la ciudad.

fg

Los motociclistas han sido las segundas víctimas de accidentes de tránsito en Manizales este año, después de los peatones. Pero no es siempre su responsabilidad.

Foto:

Jhon Jairo Bonilla

06 de noviembre 2016 , 11:30 a.m.

Una de las cosas que más sorprenden a los recién llegados al recorrer las calles manizaleñas es que los carros se detengan en cebras que no tienen semáforos para permitir el cruce de los peatones.

Pero esa virtud no ha sido suficiente para evitar que las personas que van a pie sean las mayores víctimas de los accidentes de tránsito en la ciudad. Según la Secretaría de Tránsito, han sido 17 de 37 muertes que van este año. Destronan incluso a los motociclistas que, como lo publicó EL TIEMPO esta semana, llevan el lamentable liderato en el resto del país y en la capital caldense son segundos, con ocho víctimas.

Unos y otros, explicó Medicina Legal, encabezan las estadísticas por su especial vulnerabilidad. No obstante, la percepción ciudadana les achaca –en especial a los segundos– una especial falta de cultura vial.

El secretario de Tránsito, Carlos Gaviria, le dijo a este diario que los esfuerzos pedagógicos de la administración están enfocados sobre todo en esos dos grupos. Este año se han puesto cerca de 7.000 comparendos (no siempre con multa) por irrespeto a normas de tránsito en motocicletas.

En declaraciones a medios y hasta por redes sociales, incluso el alcalde, Octavio Cardona León, ha insistido en el especial cuidado que deben tener los peatones, sobre todo si son de la tercera edad. Estas campañas se intensificaron esta semana, tras la publicación de la primera parte de este informe, hace una semana.

En esa página, este medio contaba la historia de Juan Camilo Giraldo, un joven motociclista que murió arrollado por un automóvil en enero pasado, frente a la Universidad Autónoma de Manizales. “Muchas veces los de los carros se escudan en los que van en moto, pero ellos no siempre son los que cometen errores”, dice su mamá, Carolina Jiménez, en un video en el que habla de su pérdida y la problemática que representa.

El experto en movilidad Diego Escobar, docente de la Universidad Nacional, reconoce que “un motociclista o un ciclista que no sepa movilizarse adecuadamente por las vías se convierte en un estorbo para el normal flujo del tráfico”.

Esto, según él, se presenta en especial donde deben coexistir, porque los conductores de moto “no tienen la adecuada capacitación” sobre las normas. Advirtió, sin embargo, que este fenómeno es “de la comunidad en general”, por lo que llamó a que se endurezcan las condiciones para entregar licencias de conducción de cualquier tipo.

De hecho, los accidentes que involucraron carros particulares en Manizales el año pasado fueron más del doble que los que tuvieron motos (2.643, frente a 1.149). Aunque esa brecha se ha ido cerrando desde 2009, cuando casi los triplicaban.

Puede que, a nivel nacional, la ciudad todavía sea un ejemplo de cultura. Pero una de cada cinco muertes se produce por accidentes de tránsito, con una tasa de 11,1 por cada cien mil habitantes, según Medicina Legal. Es decir, que está un punto por encima del estándar de la Organización Mundial de la Salud.

La directora de Manizales Cómo Vamos, Natalia Escobar Santander, señala que “está sobre el promedio nacional, no es la mejor ni la peor”. Pero recuerda que hay que trabajar más en mejorar porque “todas las ciudades colombianas son especialmente peligrosas” en materia de seguridad vial frente al mundo.

Así, tanto la Secretaría de Tránsito como sus críticos, incluido el concejal Carlos Mario Marín, coinciden en una cosa: el reto de mejorar es también de los ciudadanos, que deben aprender a respetar las normas, sin importar su vehículo. “Si uno le hace bien, a todos nos va bien”, concluye el cabildante del partido Alianza Verde.

Claves para entender las cifras de accidentes

La diferencia en cifras sobre mortalidad en accidentes de tránsito entre distintas fuentes ha sido motivo de críticas de unos sectores ha otros. Mientras algunos perciben “maquillaje” por parte de la administración de Manizales, otros acusan de “amarillista” a la prensa y rechazan los cálculos de los críticos. Lo cierto es que las brechas casi siempre tienen explicaciones simples.

Las de Medicina Legal, que usa, por ejemplo, el programa Manizales Cómo Vamos, tienen en cuenta el lugar geográfico de la muerte y no el del accidente. Eso hace que aumenten en las capitales departamentales, donde muchas veces fallecen los heridos de emergencias sucedidas en otros municipios.

Con las de la Policía de Tránsito hay que ser cuidadosos, pues en ocasiones incluyen toda el área metropolitana. En el caso de Manizales, por ejemplo, serían 42 muertos hasta el 31 de octubre pasado, pero tres de ellos en realidad corresponden al vecino municipio de Villamaría (Caldas).

La Secretaría de Tránsito se nutre de los croquis de la Policía, pero sus funcionarios aseguran que esta institución no les entrega la información en tiempo real. Además, la entidad municipal insiste en diferenciar las cifras urbanas de las rurales porque “no es lo mismo”.

José Felipe Sarmiento Abella
Corresponsal EL TIEMPO
Manizales

Ya leíste 20 artículos gratis este mes

Rompe los límites.

Aprovecha nuestro contenido
desde $10.999 al mes.

¿Ya eres suscriptor? Ingresa

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta gratis y pódras disfrutar de:

  • Acceso ilimitado al contenido desde cualquier dispositivo.
  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta gratis y disfruta de acceso ilimitado al contenido, desde tu computador, tableta o teléfono inteligente.

Disfruta del contenido sin límites

CREA UNA CUENTA GRATIS


¿Ya tienes cuenta? INGRESA