A lo que se expone por darle licor a un menor de edad

A lo que se expone por darle licor a un menor de edad

No solo son las multas e inclusive la pérdida de la custodia. También le puede causar la muerte.

Licor a menores de edad

El pasado 18 de diciembre un hombre que dio aguardiente a menor de cuatro años en Popayán.

Foto:

123RF

27 de diciembre 2017 , 09:54 a.m.

La semana pasada la noticia sobre un padre de familia que dio licor a su hijo de cuatro años indignó al país. Al respecto EL TIEMPO informa sobre las consecuencias de este tipo de acciones y los peligros a los se exponen los menores de edad, que pueden llegar incluso a la muerte. 

En materia penal, el capitán Javier Gómez, jefe de la Unidad de Investigación Criminal para Adolescentes, aseguró que si bien no hay una tipificación del delito por darle licor a un menor de edad, hay algunas salvedades que se deben tener en cuenta según las consecuencias generadas en los pequeños tras la ingesta de la bebida.

Para los especialistas, al hablar de suministrar alcohol a un pequeño se hace referencia a intoxicaciones exógenas, es decir, que se le da al organismo un agente externo. En estos casos las autoridades deben  "esperar los resultados médicos para poder iniciar una investigación, esto depende de si se registran lesiones y de si "la intoxicación pasa a un ámbito más fisiológico", inclusive dejando secuelas.

En caso de que el pequeño llegase a morir a consecuencia de lo sucedido el delito se tipificaría a un homicidio doloso y si termina lesionado, luego de darse a conocer las conclusiones de Medicina Legal y del centro médico que atendió el caso, se abriría una investigación por las afectaciones que demuestren el estudio clínico.

Según el mayor Luis Carlos Urrego Rodríguez, jefe del Grupo de Protección a la Infancia y la Adolescencia de la Policía Metropolitana de Bogotá, se debe tener en cuenta que en la ley 1098 de 2006 y en el Código Nacional de Policía se dictamina que estas acciones se podrían considerar un comportamiento contrario a la convivencia.

Añadió que esto está regulado en el artículo 35 del código -numeral quinto, literal B- y que quienes cometan esta conducta tendrán una multa tipo cuatro (multa general equivalente a 32 salarios mínimos diarios vigentes legales, que son en la actualidad algo como $786.000).

Quienes cometan esta conducta tendrán una multa equivalente a 32 salarios mínimos diarios vigentes legales

Si esto sucede en un establecimiento abierto al público, habrá suspensión temporal de la actividad y, además, "la norma nos habla de una destrucción del bien, pero esto lo haría la entidad pertinente".

Adicional, la Policía o el hospital comunican lo sucedido al Instituto Colombiano de Bienestar Familiar y allí defensores de familia intervienen para determinar si se trató de una conducta considerada maltrato por negligencia, de acuerdo al artículo 53 de la norma. De ser así, se podrían tomar medidas como la perdida de la custodia.

¿Qué tan peligroso es?

Desde la fundación Semilla de Vida, institución que lleva 18 años trabajando en la rehabilitación psicosocial de personas con consumo de sustancias psicoactivas, recuerdan que evaluar el rol de los padres es importante en este tipo de casos. 

"Los padres permisivos pueden ser peligrosos frente a las pautas de crianza que tiene el menor, debido a esa programación cognitiva que realizan al enviar ese tipo de mensajes distorsionados. El cerebro del pequeño no está en todo su proceso y por ende cualquier mensaje que genera placer, motivación o reconocimiento será una conducta que cada vez se afiance más", afirma el psicólogo Andrés Gutiérrez.

Argumentó que estas acciones no aportan al desarrollo de la personalidad y la obtención de habilidades sociales debido a que, al correr el riesgo de consumir licor a temprana edad, se vuelven más propensos a caer en una adicción aguda en el futuro.

Al correr el riesgo de consumir licor a temprana edad, se vuelven más propensos a caer en una adicción aguda en el futuro

En esa medida, no se puede olvidar que no se trata de un juego pues "los riesgos son muy altos, quizás no va a pasar en ese preciso momento a mayores," pero las afectaciones pueden verse con los años.

El especialista es insistente en mencionar que el hogar es el primer lugar de aprendizaje y por eso es importante evaluar la forma en la que se les está infundiendo la relación con este tipo de bebidas. 

Manifestó que cuando el menor ve que ese accionar está siendo aprobando por los adultos, con acciones como la risa de sus familiares, esto conduce a la repetición del hecho.

"Los padres de familia que están cometiendo este tipo de acciones son personas que muy probablemente tienen problemas con estas bebidas e inclusive muchos pueden estar pasando por un cuadro de alcoholismo severo", concluyó.

Adicionalmente, indicó que se debe tener en cuenta que cuando se empuja al consumo en altas cantidades se puede generar una intoxicación que podría ocasionar daños en la estructura neurológica del cerebro o el desarrollo del sistema nervioso central.

¿Cómo puedo denunciar este tipo de situaciones?

Según la autoridades, en caso de presenciar un hecho de este tipo, los ciudadanos deben comunicarse con la línea de atención a emergencias 123 y dar alerta de lo sucedido para que se pueda hacer presencia en el lugar y tomar medidas.

Dependiendo del estado en el cual se encuentre el niño, la primera acción tendrá que llevar al menor a un centro de salud para que sea valorado y garanticen su integridad.

Aunque el denunciante tiene que dar algunos datos al momento de hacer la llamada, estos son protegidos para mantener su anonimato. También se puede acercar a un centro zonal o llamar la línea 141 del Icbf.

Una vez se recibe la denuncia, se empieza una etapa de verificación de la información y la recolección de los elementos materiales probatorios o evidencia física.

"Lo primero que nosotros como ciudadanos debemos revisar es si se está vulnerando el derecho de un menor. Ya las decisiones administrativas las puede tomar el Icbf, las actuaciones policiales desde el Grupo de Infancia y Adolescencia o las penales desde el Grupo de Responsabilidad Penal con apoyo de la Fiscalía", expresó el capitán Javier Gómez. A su vez, esto puede dar nacimiento a una investigación o a un procedimiento administrativo.

¡Pilas en esta temporada del año!

Para el jefe del Grupo de Protección a la Infancia y la Adolescencia de la Policía Metropolitana de Bogotá es importante que los ciudadanos siempre busquen proteger la integridad de sus hijos.

"Si van a salir a departir, si van a salir a tomar o a hacer alguna clase de actividad primero piense en sus hijos: ¿dónde los va a dejar? ¿con quién los va a dejar? No los deje solos", añadió Urrego. 

Recordó que parte de esa responsabilidad incluye no permitir o auspiciar el que un niño reciba alguna clase de licor, pues esto puede causar "daños psicológicos, físicos o incluso iniciarlos en algo para lo cual no están preparados".

Diana Milena Ravelo Méndez
@DianaRavelo
ELTIEMPO.COM
diarav@eltiempo.com

Sigue bajando para encontrar más contenido

Ya leíste 20 artículos gratis este mes

Rompe los límites.

Aprovecha nuestro contenido
desde $10.999 al mes.

¿Ya eres suscriptor? Ingresa

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta gratis y pódras disfrutar de:

  • Acceso ilimitado al contenido desde cualquier dispositivo.
  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta gratis y disfruta de acceso ilimitado al contenido, desde tu computador, tableta o teléfono inteligente.

Disfruta del contenido sin límites

CREA UNA CUENTA GRATIS


¿Ya tienes cuenta? INGRESA