La doble calzada, verdades a medias

La doble calzada, verdades a medias

El solo nombre del proyecto incluye una mentira, pues no llega a Sogamoso.

fg

ImageDefault

Foto:

ul

20 de diciembre 2016 , 11:56 a.m.

Boyacá Sie7e Días presenta hoy la primera entrega de un informe especial sobre el proyecto vial denominado doble calzada Briceño - Tunja - Sogamoso.

Desde el gobierno de Ernesto Samper Pizano ya se hablaba de la doble calzada a Sogamoso, pero el proyecto quedó solo en la doble calzada Bogotá-Briceño.

Durante la administración de Andrés Pastrana Arango se alcanzó a anunciar un proyecto de un tercer carril en lugar de una doble calzada para Boyacá.

Finalmente el 15 de junio del 2002 se suscribió el contrato del proyecto vial Briceño-Tunja-Sogamoso entre el Gobierno nacional y el concesionario Solarte y Solarte. El acta de inicio se firmó el lunes 23 de septiembre de ese mismo año.

El valor del contrato, a diciembre del 2014 (según la Agencia Nacional de Infraestructura, ANI), ascendía a un billón 43.879 millones de pesos. El año de terminación del contrato: el 2033.

El 21 de abril de 1998 el entonces director del Instituto Nacional de Vías (Invías), Guillermo Gaviria Correa (q.e.p.d.), presentó el macroproyecto en el Hotel Dann Sochagota de Paipa.

“Hacia el futuro solo habrá un proyecto más grande que el de la doble calzada, como es el cruce de la cordillera Central, es decir la construcción de los túneles de La Línea y de la carretera que une a Armenia con Ibagué”, se dijo ese día.

Se indicó también que el proyecto preveía la construcción de la segunda calzada, rehabilitación de la vía actual en toda su extensión incluyendo los pasos urbanos y mantenimiento integral de la carretera durante 20 o más años, que es el tiempo de la concesión.

“Las variantes previstas son: en Tocancipá-Gachancipá, de 14,72 kilómetros; en Tunja, de 22,26 kilómetros, y en Paipa-Duitama, de 23,37 kilómetros, siendo las dos últimas variantes las más importantes del proyecto”, se afirmó.

Desde el inicio del proyecto nunca se les dijo toda la verdad a los boyacenses. El mismo nombre de doble calzada Briceño-Tunja-Sogamoso incluye imprecisiones: primero, no es doble calzada sino segunda calzada y, segundo, no llega a Sogamoso sino hasta la antigua Ye de Tibasosa.

Tampoco se construyeron las variantes de Paipa y de Duitama, como se había anunciado: en Paipa se hicieron dos rotondas y en Duitama se instalaron semáforos en tres cruces de la autopista.

Hallazgos de Contraloría General de la República
rtyhfgh

La tan reclamada variante de Paipa no se construyó y a cambio se hicieron dos rotondas. Por el medio de la ciudad pasa el proyecto vial.

Foto:

Según auditoría realizada por la Contraloría General de la República, hubo un incremento del ingreso esperado de 1,2 billones de pesos a 1,8 billones pesos (precios del 2002).

“El plazo del contrato, que inicialmente era de 20 a 25 años, cambió de 30 a 45 años”, decía la auditoría.

De acuerdo con el estudio de la Contraloría, en el hallazgo 33 se afirmaba que después de un año de haber suscrito el contrato inicial, el Inco contrató con el concesionario los estudios y diseños para cambiar el objeto contractual y adicional a este hecho se hicieron cambios significativos que desnaturalizaron completamente el contrato, cambiando el objeto, el plazo, el ingreso esperado, cambió de tercer carril a doble calzada, con lo que se evidenció falta de planeación, de estructuración del proyecto y de estudios de afectación predial.

Se entrega el 22
rtyhfgh

La construcción del corredor vial duró 14 años, pero el concesionario seguirá administrando la carretera durante varios años más vía peajes.

Foto:

“El 22 de diciembre estaré aquí presente poniendo en servicio, finalmente y después de 14 años, toda la doble calzada terminada”, dijo el vicepresidente de la República, Germán Vargas Lleras.

El proyecto vial Briceño-Tunja-Sogamoso se entregará pese a que la doble calzada no llega a Sogamoso, de donde se despachan hacia el resto de Boyacá carbones de las provincias de Sugamuxi, Tundama y Valderrama, y hacia Bogotá: acero, cemento cebolla larga y otros productos de la región.

Pero no solo a Sogamoso no llega la doble calzada, sino además el Gobierno nacional no previó un paso nacional para el tráfico que viene de la doble calzada y que va hacia los llanos, el cual utiliza las vías municipales, con el consecuente desgaste y daño para la malla vial de la ciudad y el peligro para los habitantes, sobre todos los estudiantes.

Redefinirían alcance de la concesión

El pasado 7 de diciembre, durante la entrega de las obras de la pista del aeropuerto de Sogamoso, el vicepresidente de la República, Germán Vargas Lleras, afirmó que el Gobierno nacional está redefiniendo el alcance de la concesión de la vía Briceño-Tunja-Sogamoso.

Indicó que ese contrato fue suscrito hace ya muchos años, pero que lo que sí podía anticipar es la firma del nuevo alcance para la entrada y la salida de Bogotá, que quedará de 10 carriles.

Vargas Lleras señaló que nada se saca con tener doble calzada hasta el municipio de Tunja, si luego se sigue presentando el embotellamiento en Bogotá.

Ante la pregunta de si se harían nuevas obras en la doble calzada después de su entrega (este jueves), como la variante de Paipa, el Vicepresidente guardó silencio.

Debates en Congreso por el proyecto BTS
rtyhfgh

Aspectos del proceso de construcción de la variante de Tunja, la única que se ejecutó en el departamento. Faltaron las de Paipa y Duitama.

Foto:

Juan Carlos Granados Becerra, Luis Guillermo Barrera Gutiérrez y el propio gobernador actual de Boyacá, Carlos Andrés Amaya Rodríguez, hicieron debates en el Congreso por el proyecto vial de la BTS.

El más reciente fue el de Barrera, quien en el 2012 manifestó que a esa fecha el concesionario de la BTS (Briceño-Tunja-Sogamoso) recaudó en peajes ingresos por 562.205 millones de pesos.

“El valor básico del contrato es de 405.496 millones de pesos y tenemos adiciones a 31 de diciembre del 2011 por 530.426 millones de pesos”, indicó.

Agregó que eso quiere decir que a esa fecha los ingresos totales que había tenido la BTS sumaban alrededor de 1,5 billones de pesos.

“Con el acta de inicio, en septiembre del 2002, empezaba ahí su etapa de pre construcción, que iría hasta agosto del 2004 cuando iniciaba la etapa constructiva. La etapa de construcción debería terminar el 26 de enero del 2011”, dijo.

Infortunadamente los debates no generaron las respuestas que se esperaban por parte del Gobierno nacional y de los entes de control. En las siguientes entregas de este especial les contaremos aspectos técnicos de la vía, el tema de la seguridad, lo ambiental y el estado en que se entregará.

Ya leíste 20 artículos gratis este mes

Rompe los límites.

Aprovecha nuestro contenido
desde $10.999 al mes.

¿Ya eres suscriptor? Ingresa

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta gratis y pódras disfrutar de:

  • Acceso ilimitado al contenido desde cualquier dispositivo.
  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta gratis y disfruta de acceso ilimitado al contenido, desde tu computador, tableta o teléfono inteligente.

Disfruta del contenido sin límites

CREA UNA CUENTA GRATIS


¿Ya tienes cuenta? INGRESA