Gerente sale de CVP de Manizales tras fracasar en rescate

Gerente sale de CVP de Manizales tras fracasar en rescate

Jaramillo asegura que "dificultades", en especial con el presupuesto, impidieron salvar la entidad.

fg

Cambios en la política de constricción de VIP y VIS desde los años noventa estarían entre las causas del déficit en la Caja de Vivienda Popular manizaleña.

Foto:

John Jairo Bonilla

01 de noviembre 2016 , 11:05 p.m.

El ahora exgerente de la Caja de Vivienda Popular (CVP) de Manizales, Juan Carlos Jaramillo, dejó el cargo que asumió en enero con el fin de salvar a la entidad de la desaparición, misión que no pudo completar.

“Encontramos muchas dificultades, para poder salvar la Caja, sobre todo en la parte de presupuesto”, dijo. Al comenzar este año, el déficit de la institución era de 652 millones de pesos y en diciembre llegaría cerca a los 900 millones.

El exfuncionario, que regresa a sus negocios privados, manifestó que “no logramos los recursos suficientes” para evitar un segundo año consecutivo con saldo en rojo. Si esa situación se repitiera en 2017, habría que iniciar un proceso de liquidación.

Jaramillo aclaró que, no obstante, otra entidad asumiría las funciones de la CVP en la construcción de vivienda de interés social (VIS) y prioritario (VIP).

Con ese fin, la administración municipal ha dicho que evalúa las opciones de que el organismo sea reemplazado por una nueva secretaría o por una unidad adscrita a la actual cartera de Obras Públicas, en cabeza de César Gutiérrez.

Aunque el gerente saliente ve más viable la primera opción, esa decisión queda en manos del alcalde de la capital caldense, Octavio Cardona León.

A principios de 2016 se había planteado también la posibilidad de fusionar la Caja con la Empresa de Renovación Urbana de Manizales (Erum). Pero la medida habría resultado inviable, debido a las diferencias entre los regímenes laborales que manejan las dos entidades por sus también distintas naturalezas jurídicas.

El mandatario manizaleño, según el exgerente, “siempre mostró su voluntad (de salvar la Caja) pero las cosas no se dieron”. En lo que va del año, la CVP había tratado de recuperar la cartera 3.800 millones de pesos que tiene. Pero el propio Jaramillo reconoce que esa reacción se dio “tarde, aunque más vale tarde que nunca”.

Los recursos que se obtengan por medio de dos o tres cobros jurídicos por semana a beneficiarios de viviendas –algunos que no han pagado ni una cuota en diez años–, más los persuasivos que se lograron este año, irían para el pago a los acreedores y la nómina de la institución cuando inicie su proceso de desaparición.

Otra fuente de dineros es el cobro al Municipio por el pago a pensionados que asumió la CVP por al menos 16 años a pesar de que no era su responsabilidad de esta sino de la administración central de la ciudad. Esta plata, que hoy son unos 20 millones de pesos mensuales, no llegaría con la inmediatez necesaria para salvar la Caja.

MANIZALES

Sigue bajando para encontrar más contenido

Ya leíste 20 artículos gratis este mes

Rompe los límites.

Aprovecha nuestro contenido
desde $10.999 al mes.

¿Ya eres suscriptor? Ingresa

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta gratis y pódras disfrutar de:

  • Acceso ilimitado al contenido desde cualquier dispositivo.
  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta gratis y disfruta de acceso ilimitado al contenido, desde tu computador, tableta o teléfono inteligente.

Disfruta del contenido sin límites

CREA UNA CUENTA GRATIS


¿Ya tienes cuenta? INGRESA