Tensiones y llanto, en la imputación por tragedia del barrio Cervantes

Tensiones y llanto, en la imputación por tragedia del barrio Cervantes

Exfuncionarios de Aguas de Manizales irán a juicio tras cinco años del derrumbe que dejó 48 muertos.

fg

Para el 5 de noviembre de 2011, cuando sucedió la emergencia, Álvaro Andrés Franco Valencia era el gerente de la empresa de acueducto Aguas de Manizales.

Foto:

John Jairo Bonilla

14 de octubre 2016 , 01:06 p.m.

En cruces de acusaciones y “amenazas”, terminó ayer la audiencia de imputación de cargos a tres exdirectivos de la empresa Aguas de Manizales, por la tragedia del barrio Cervantes. (También: Se agota tiempo para justicia completa por tragedia del Cervantes).

El exgerente Álvaro Andrés Franco Valencia y los exsubgerentes Diana Lorena Gómez Zuluaga, de Servicio al Cliente, y Sebastián Henao Arango, Técnico, no aceptaron su posible autoría en los delitos de homicidio y lesiones personales, ambos culposos.

Esto desencadenó la ira de algunos de los familiares de las 48 personas muertas que dejó el deslizamiento de 2011 en el barrio manizaleño, producto –según un estudio de la Universidad Nacional– de una fuga en un tubo madre del acueducto, que debilitó el terreno.

Entre palabras soeces, una víctima le gritó al abogado defensor, Rafael Mejía, que “lo único que se merece es estar muerto”. Este lo tomó como una amenaza y le dijo a los apoderados de las víctimas que, si algo malo le llegara a pasar a él, ellos serían los primeros responsables.

Uno de estos abogados, José Hernando Jiménez, aseguró que “era previsible” que Franco, Gómez y Henao no aceptaran cargos y que el enfrentamiento verbal con Mejía se dio por “palabras que surgen del momento, pero no tienen ninguna base, ningún fundamento”.

Las víctimas del desastre, que no pudieron contener el llanto mientras la fiscal del caso leía los nombres de sus muertos, calificaron como “dilatorias” algunas situaciones que se han dado en el proceso; por un lado, el aplazamiento de la audiencia de imputación de cargos y, por otro, la “frustración” de una conciliación con la Alcaldía.

La audiencia de ayer, de hecho, era considerada como la última oportunidad para imputarles las supuestas conductas delictivas a los tres exfuncionarios de la empresa. De haberse dado un nuevo aplazamiento, estas habrían precluído al cumplirse cinco años de la emergencia, aniversario que será el próximo 5 de noviembre.

Lo que sigue ahora son las audiencias de acusación formal y preparatoria, para comenzar el juicio contra los imputados. Las víctimas buscarán que al proceso también sean vinculados funcionarios que en ese entonces trabajaban en el Municipio, como otros posibles responsables.

MANIZALES

Sigue bajando para encontrar más contenido

Ya leíste 20 artículos gratis este mes

Rompe los límites.

Aprovecha nuestro contenido
desde $10.999 al mes.

¿Ya eres suscriptor? Ingresa

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta gratis y pódras disfrutar de:

  • Acceso ilimitado al contenido desde cualquier dispositivo.
  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta gratis y disfruta de acceso ilimitado al contenido, desde tu computador, tableta o teléfono inteligente.

Disfruta del contenido sin límites

CREA UNA CUENTA GRATIS


¿Ya tienes cuenta? INGRESA