'Por fuerte que sea una crisis, nunca hay que llegar a una dictadura'

'Por fuerte que sea una crisis, nunca hay que llegar a una dictadura'

María Isabel Allende dice que la verdad y la no impunidad van de la mano en un proceso de paz.

María Isabel Allende

María Isabel Allende, presidenta del partido Socialista de Chile.

Foto:

Yomaira Grandett / EL TIEMPO

06 de marzo 2017 , 06:06 a.m.

El 11 de septiembre de 1973, día del golpe militar encabezado por el general Augusto Pinochet a la Casa de la Moneda, en Santiago de Chile, contra el expresidente Salvador Allende, también fue el inicio de la prodigiosa carrera política de María Isabel Allende Bussi, hija del exmandatario, quien desde entonces se constituyó en defensora de derechos humanos.

Hoy, Allende Bussi es la presidenta del partido Socialista de Chile, y la primera mujer en liderarlo en 83 años de historia de la izquierda chilena.

Allende fue una de las invitadas al XXV Congreso de la Internacional Socialista, el cual se cerró el fin de semana en Cartagena y al que asistieron más de 350 líderes progresistas.

En entrevista con EL TIEMPO, esta líder celebró que el Gobierno colombiano alcanzara la paz con la guerrilla de las Farc, pero sostiene que la cárcel para verdugos es necesaria para resarcir a las víctimas.

(Lea: Balance al sistema penal acusatorio: 70% de procesos fueron archivados)

¿Qué lectura se hizo en este congreso sobre el proceso de paz en Colombia?

El hecho de haber celebrado el congreso en Colombia es una muestra de lo mucho que nos importa este proceso de paz. Esperamos que siga adelante sorteando dificultades, para que una vez que las Farc depongan la totalidad de sus armas, sirva de ayuda para sanar el dolor en las familias de esta guerra que ha sido tan dramática.

¿Cómo fue el proceso de verdad, justicia y reparación en Chile?

Muy lento; tras 17 años de dictadura, después costó muchísimo que la justicia se abriera paso. Había una verdadera obstrucción, y, sobre todo, poca colaboración por parte de las fuerzas armadas y los golpistas.

¿Cómo superó el pueblo chileno ese rechazo de los militares golpistas de hacer justicia?

Fue Patricio Aylwin Azócar, nuestro primer presidente una vez llegó la democracia, quien creó la comisión Rettig –liderada por el jurista Raúl Rettig–, que buscó la verdad. De aquí salió el primer informe que habló sobre lo que había ocurrido en Chile.

(Lea: Nueve de cada diez asesinatos en Colombia quedan impunes)

¿Qué resultados arrojó?

Se dieron después otros informes con victimarios que tenían que ver no solo con muertes sino con personas que fueron detenidas, torturadas y desaparecidas, pero fue un proceso lento y complejo. Poco a poco hemos logrado que se llegue a acciones de justicia.

¿Se llegó al fondo de los crímenes cometidos por la dictadura?

Hoy en día tenemos muchísimos procesos aún abiertos, y con prácticamente lo que fuera toda la cúpula de los organismos de inteligencia en la cárcel, cumpliendo penas, y esto es positivo, pero todavía existen familias que aún no han recibido información y no han recuperado los restos de sus seres queridos, detenidos y desaparecidos, y eso es muy doloroso.

¿Cómo se ha reparado a las familias de las víctimas?

Entendimos que no puede haber impunidad y tiene que haber el sentimiento en la gente de que se llegó a la verdad, y también a la reparación. Años de dictadura han significado dolores para las familias, quienes nunca van a poder reponerse; pero por lo menos tiene que haber actos de reparación, y eso lo hemos intentado modestamente, ayudando, por ejemplo, en algunos casos a los hijos de los familiares con becas para universidad, estudios, algún tipo de reparación, aunque sea modesta.

¿En necesaria la cárcel para los verdugos como medida de reparación?

La gente necesita verdad, dignidad, y que la reparación acompañe estos procesos, pero para muchas personas ver a los torturadores en la cárcel es una reparación necesaria porque es un no a la impunidad; tanto la justicia como la reparación son indispensables y van de la mano.

¿Cómo la familia Allende ha curado las heridas de la dictadura?

A nosotros nos ha ayudado el padre que tuvimos: un hombre ético, consecuente, que mostró dignidad, no solo durante toda su vida sino que incluso sacó esa capacidad para entregar su vida en aras de protestar contra lo que había sido esta ruptura de la democracia.

¿Qué enseñanzas dejó en Chile la dictadura militar?

Hemos aprendido a respetar la democracia y actuar dentro de ella, así como a respetar los derechos humanos, y hemos ido encontrando esos valores. Nunca más, por fuerte que sea una crisis en una sociedad, hay que romper una democracia y llegar a una dictadura. Ese es el legado que han dejado todos estos dolores; el hecho de que hayamos aprendido a valorar y no perder la democracia, el respeto a los derechos humanos, a procesar las diferencias y nunca más llegar a niveles de polarización.

¿Volvería a tomarse el poder una dictadura en Chile?

Hoy es imposible que una dictadura militar se monte al poder.

¿Para las víctimas chilenas de la dictadura se hizo justicia?

La justicia es lenta, pero necesaria e indispensable, y es lo único de le da tranquilidad a un pueblo.

¿La comunidad internacional cómo ayudó a superar las heridas de la dictadura?

Nos ha ayudado mucho el cariño y la solidaridad hacia el legado de mi padre, que se ha convertido en una figura universal y un referente, y eso también nos acompaña mucho; somos una familia que ha vivido muchos dolores, pero que ha sabido recibir y agradecer esos gestos de solidaridad.

JOHN MONTAÑO
Corresponsal de EL TIEMPO
Cartagena

Sigue bajando para encontrar más contenido

Ya leíste 20 artículos gratis este mes

Rompe los límites.

Aprovecha nuestro contenido
desde $10.999 al mes.

¿Ya eres suscriptor? Ingresa

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta gratis y pódras disfrutar de:

  • Acceso ilimitado al contenido desde cualquier dispositivo.
  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta gratis y disfruta de acceso ilimitado al contenido, desde tu computador, tableta o teléfono inteligente.

Disfruta del contenido sin límites

CREA UNA CUENTA GRATIS


¿Ya tienes cuenta? INGRESA