La vida tras graduarse de la ‘U’ que empezó en grado décimo

La vida tras graduarse de la ‘U’ que empezó en grado décimo

Dos de los egresados del programa Universidad a tu Colegio cuentan cómo es su experiencia laboral.

Egresados del programa Universidad a tu colegio

Egresados del programa Universidad a tu colegio en Manizales.

Foto:

Jonh Jairo Bonilla

19 de noviembre 2017 , 12:36 p.m.

Es el único hombre entre tres hermanas –dos de ellas, mayores que él– y también fue el primero de la familia –todos sus primos incluidos– en acceder a la educación superior. Es, en consecuencia, el ejemplo a seguir para la menor de la familia, que está en noveno grado y planea viajar el año entrante desde Marquetalia (Caldas) para terminar su bachillerato en Manizales.

A sus 19 años, Wílder Andrés Palacios Martínez es técnico profesional en configuración de servicios comerciales web, tecnólogo en sistemas de información comerciales para internet y espera, en dos años, convertirse en ingeniero de sistemas y telecomunicaciones de la Universidad de Manizales.

Empezó sus estudios superiores cuando estaba en décimo grado del Instituto Latinoamericano. Era 2014 y él se arriesgó a formar parte de lo que entonces era un nuevo programa de la Secretaría de Educación, las principales instituciones de educación superior de la ciudad y la Fundación Lúker: Universidad a tu Colegio. La idea de llevar los primeros ciclos de formación universitaria a los estudiantes de media (décimo y once) de los colegios públicos de la ciudad era una novedad que algunos vieron con recelo en su momento.

Como era un piloto, solo ofrecía el programa técnico que estudió Wílder. No había posibilidad de escoger. “Muchos de los que se retiraron, lo hicieron porque eso no era lo que querían hacer en su vida profesional y desaprovecharon la oportunidad”, cuenta el joven.

Quien evitó que Luis Felipe Villaba Ballesteros se convirtiera en uno de esos desertores fue su mamá. Él recuerda que “en el colegio éramos muy desjuiciados. Yo fui uno de los que más apoyó la entrada al proyecto, pero lo hice porque me tocó, porque no quería quedarme haciendo nada en la casa”. Y tal vez a eso estaría dedicado hoy –admite-, sin el impulso de su familia para continuar.

Es que el camino tuvo sus dificultades. Para Wílder, “el mayor sacrificio era por el tiempo, porque uno estaba acostumbrado a otras actividades en la tarde (después del colegio)”. Si tuvieran que darles un consejo a quienes hoy tienen la oportunidad de entrar al programa, ambos coinciden en que sería “inculcarles el valor del estudio para que no lo dejen”.

Quienes ingresan hoy a Universidad a tu Colegio tienen la ventaja de que ya hay 19 opciones de carreras. Pero, incluso si la que les gusta faltara entre las posibilidades, otra los puede impulsar laboralmente para que consigan los recursos necesarios y luego puedan estudiar lo que quieran. Luis Felipe lo resume como “un aventón” que le permitió cogerle “cariño” a la programación a pesar de que prefiere otras especialidades de los sistemas, como el comercio electrónico y el mercadeo digital.

Wílder y Luis Felipe salieron de diferentes colegios –el segundo, de la Institución Educativa Gran Colombia– pero hicieron juntos toda su carrera. Ahora, son también compañeros de trabajo en Co-Workers, una compañía de año y medio que produce software para empresas y surgió de un emprendimiento de cuatro años en el clúster tecnológico ParqueSoft.

Su jefe es el líder de proyectos, Jhonathan González, que también les dictó clase en la universidad. Cuenta que “como docente, tengo la posibilidad de ver quiénes son los mejores y Wílder les abrió la puerta a los demás”. Según él, el diferencial de los egresados del programa es que “le han agregado mucho valor a nuestro trabajo: la actitud, el respeto”.

Su explicación es que esto se debe a que tener a tres de ellos que se educaron juntos en su equipo genera “un ambiente de familia” que se trasladó de las aulas a la compañía.

Lo que pasa, según Wílder, es que con Universidad a tu Colegio “no solo ganamos mucha experiencia más temprano en nuestra área de trabajo, sino también como seres humanos, y eso abre muchas oportunidades”. Aun así, confiesa que llegó a la empresa “con mucho susto, pero el reto es ese”.

Por su parte, Luis considera que su propia curva de aprendizaje fue “lenta al principio”. Pero Jhonathan asegura que eso es normal y que, en cambio, su progreso ha sido mejor que el de egresados técnicos e incluso profesionales de más edad y con el proceso habitual de educación superior.

“Yo me veo con estos muchachos por muchos años. Quiero que crezcamos juntos”, concluye el líder de la compañía. Reconoce, como docente y jefe, que a algunos de los primeros sí les faltaba motivación hacia la carrera que estudiaban por las mismas razones que expusieron Wílder y Luis. Pero considera que esto ha mejorado conforme el programa ha crecido.

Ya son más de 3.000 los estudiantes que han pasado por Universidad a tu Colegio. Así, también serán cada vez más los empresarios que los tengan en sus equipos. Entonces, seguramente, verán los mismos buenos resultados que Jhonathan

Ya leíste 20 artículos gratis este mes

Rompe los límites.

Aprovecha nuestro contenido
desde $10.999 al mes.

¿Ya eres suscriptor? Ingresa

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta gratis y pódras disfrutar de:

  • Acceso ilimitado al contenido desde cualquier dispositivo.
  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta gratis y disfruta de acceso ilimitado al contenido, desde tu computador, tableta o teléfono inteligente.

Disfruta del contenido sin límites

CREA UNA CUENTA GRATIS


¿Ya tienes cuenta? INGRESA