'Edificios tienen problemas en diseño y construcción': U de Cartagena

'Edificios tienen problemas en diseño y construcción': U de Cartagena

Investigador explica el estudio que llevó al desalojo de 16 edificaciones. 

Ingeniero Arnoldo Berrocal

Arnoldo Berrocal, jefe del departamento de Estructuras de la facultad de Ingenierías de la Universidad de Cartagena, quien lideró el estudio solicitado por la alcaldía.

Foto:

John Montaño/ EL TIEMPO

22 de enero 2018 , 08:54 a.m.

Mientras la mayoría de propietarios de los 16 edificios que tienen orden de desalojo en Cartagena por riesgos de vulnerabilidad se niegan a evacuar y exigen un nuevo análisis de sus predios, Arnoldo Berrocal, jefe del departamento de Estructuras de la facultad de Ingenierías de la Universidad de Cartagena, quien lideró el estudio solicitado por la alcaldía, explica los detalles del estudio y el método que se aplicó en las edificaciones. Catorce de ella fueron levantadas por los polémicos constructores Quiroz. 

¿Qué tipo de análisis se hizo sobre estos 16 edificios?

 Sometimos a estos 16 edificios a la norma sismo resistente que estableció la ley 400 de 1997, y que se modificó en el 2009.

¿Cuál es la falla principal que se encontró en estas obras?

Los 16 edificios no cumplen ni con la ley urbanística ni con normas estructurales. Lo determinamos porque no hubo ni un diseño estructural, ni cálculos que sustenten las obras. 

¿Quiénes fueron los responsables de la construcción de estas edificaciones?

Atrás de estas construcciones no hubo ingenieros estructuralistas sino maestros de obra, como ocurrió en el caso del edificio Portal de Blas de Lezo II que se desplomó causando la tragedia del año pasado que todos conocemos.

No hubo control de materiales, ni especificaciones y menos un plano estructural. Otros tenían diseño pero lo construido no cumplía con lo diseñado.

En el diseño, por ejemplo, proponían materiales como concretos de calidad tipo 5 mil PCI hasta el piso cuarto, pero nosotros encontramos los recibos de compras de los materiales y en la misma evaluación de la estructura que ellos compraron y aplicaron concretos de calidad 4 mil PCI; donde requerían material tipo 4 mil PCI, aplicaron 3 mil PCI, siempre de menor calidad.

Edificios desalojados en Cartagena
Foto:

Yomaira Grandett / EL TIEMPO

Edificios desalojados en Cartagena
Foto:

Yomaira Grandett / EL TIEMPO

Edificios desalojados en Cartagena
Foto:

Yomaira Grandett / EL TIEMPO

Edificios desalojados en Cartagena
Foto:

Yomaira Grandett / EL TIEMPO

Edificios desalojados en Cartagena
Foto:

Yomaira Grandett / EL TIEMPO

Edificios desalojados en Cartagena
Foto:

Yomaira Grandett / EL TIEMPO

Edificios desalojados en Cartagena
Foto:

Yomaira Grandett / EL TIEMPO

Edificios desalojados en Cartagena
Foto:

Yomaira Grandett / EL TIEMPO

Edificios desalojados en Cartagena
Foto:

Yomaira Grandett / EL TIEMPO

Edificios desalojados en Cartagena
Foto:

Yomaira Grandett / EL TIEMPO

Edificios desalojados en Cartagena
Foto:

Yomaira Grandett / EL TIEMPO

¿Qué deficiencias encontraron tras el estudio?

Había deficiencias tanto en la instalación como en la calidad del acero, el cual es de menor calidad del planteado en los diseños y en otros casos estaban mal hechos. Los materiales que se señalaban en los diseños no fueron  encontrados en las estructuras. Todos tienen un grave problemade diseño y construcción.

¿Cómo el edificio Blas de Lezo, estos también levantaban más niveles de los permitidos?

Si, por ejemplo, el edificio Calipso presenta diseños para 5 pisos pero edificaron 10; en el edificio Brisas de La Castellana encontramos que se planearon 8 pisos pero levantaron 10. Diseñaron espacios para una altura de 2,90 metros pero levantaron alturas de 3,60. Se trata de 6 metros más de altura, es decir casi dos y tres pisos más de lo diseñado.

¿Qué fórmulas aplicaron ustedes para establecer la vulnerabilidad de las obras?

Se establecieron las cargas y las resistencias de los materiales en los elementos que conforman la estructura. Así sacamos el índice de vulnerabilidad.

¿Estas obras deben ser demolidas y edificadas de nuevo o puede haber reforzamientos?

Si el índice de vulnerabilidad es muy grande y sale muy costoso el reforzamiento, se debe demoler el edificio y construir uno nuevo. Sin embargo, como estos edificios no cumplen con las normas urbanísticas no podrán volver a ser construidos.

Una de las críticas de las familias afectadas es que a todos los miden de la misma forma, pero hay algunos edificios que ya tienen 5 años de construidos y no tienen grietas. ¿Cómo los categorizaron?

Aplicamos tres categorías para evaluar la gravedad de la vulnerabilidad de las edificaciones. La calificación 1 es para los predios con mayor vulneración; 2 para mediana vulneración, y 3 para la de menor vulneración. Así, 7 edificios calificaron como altamente vulnerables; 6 predios tiene mediana vulnerabilidad, y 3 edificios presentan baja vulnerabilidad. Pero ninguno cumplió con las normas estructurales ni urbanísticas.
  

JOHN MONTAÑO
CARTAGENA
@PILOTODECOMETAS

CREA UNA CUENTA


¿Ya tienes cuenta? INGRESA

Ya leíste los 800 artículos disponibles de este mes

Rompe los límites.

Aprovecha nuestro contenido digital
de forma ilimitada obteniendo el

70% de descuento.

¿Ya tienes una suscripción al impreso?

actívala

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.