La herida sigue abierta por tragedia de Blas de Lezo

La herida sigue abierta por tragedia de Blas de Lezo

No hay rastro de los hermanos Quiroz, constructores del edificio que colapsó dejando 21 muertos

Reunión del procurador con la víctimas

Reunión del procurador con la víctimas en Cartagena

Foto:

Yomaira Grandett/ EL TIEMPO

16 de mayo 2017 , 11:12 a.m.

La tragedia sigue para Magaly Madera y su familia. Han pasado 20 días desde la mañana en que se desplomó el edificio en obra Portal de Blas de Lezo II que dejó 21 muertos y 23 heridos, y el dolor no cesa para las familias cartageneras y la justicia no pone tras las rejas a los responsables de esta desventura.

El siniestro de la obra le quitó a doña Magali a un hijo, su esposo, dos hijastros, su yerno y le dejó a un nieto de 17 años postrado en una cama con graves heridas.
“Esto es una pesadilla de la cual no nos despertamos, el dolor, ver a mi niño (nieto) tirado en esa cama sin que lo operen, todas las deudas que se nos vinieron y nadie responde”, dice Magaly que no para de llorar su tristeza:
Perdió a su hijo, Alex Madera, quien dejó 4 pequeños.

Su nieto es Óscar Bracamonte, el menor de 17 años que trabajaba como ayudante de construcción en el Portal de Blas de Lezo II y que tiene hoy rota la pelvis y destrozada una pierna.

“Los primeros días fueron de asistencias pero otra vez estamos solos en medio de este dolor. Hasta nos sacaron de la casa donde vivíamos porque el dueño no quería arriesgar el arriendo”, suma la mujer que pide ayuda para su familia y para todas las víctimas que dejó esta tragedia, ocurrida el pasado 27 de abril.

Un siniestro que dejó al desnudó una mafia de las construcciones ilegales, según Fernando Carrillo, Procurador General de La Nación, conformada por urbanizadores piratas y funcionarios públicos.

Esta es la mayor tragedia que ha sufrido Cartagena en los últimos 50 años, después del incendio del antigua mercado público que dejó un centenar de muertos a finales de los 70, también tiene hasta ahora el rótulo de impunidad pues aún no hay capturados; solo la salida de 5 funcionarios públicos.

El alcalde la ciudad, Manuel Vicente Duque, quien enfrenta una investigación preliminar por parte de la procuraduría, denunció ante las Fiscalía a los hermanos Mayra, Eduardo y Wilfran Quiroz, a quienes señala de ser los constructores de la obra siniestrada la cual, de acuerdo al barrio donde se levantaba, podía tener máximo 4 pisos de altura, pero ya iba en 7 pisos, los cuales cayeron como un castillo de naipes, donde no quedó en píe ni una sola columna.

Según el curador urbano número Uno, Ronald Llamas, la licencia que presentaba al público la obra era falsa.

Como respuesta tardía, el Distrito ejecutó un dispositivo de control urbano que 24 horas después de la tragedia develó que en la ciudad había 75 obras ilegales, muchas de los buscados hermanos Quiroz.

John Montaño
Redactor de EL TIEMPO
En Twitter: @PilotodeCometas

Ya leíste 20 artículos gratis este mes

Rompe los límites.

Aprovecha nuestro contenido
desde $10.999 al mes.

¿Ya eres suscriptor? Ingresa

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta gratis y pódras disfrutar de:

  • Acceso ilimitado al contenido desde cualquier dispositivo.
  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta gratis y disfruta de acceso ilimitado al contenido, desde tu computador, tableta o teléfono inteligente.

Disfruta del contenido sin límites

CREA UNA CUENTA GRATIS


¿Ya tienes cuenta? INGRESA