Don Diego, el pueblo que pasó de la violencia a promover el turismo

Don Diego, el pueblo que pasó de la violencia a promover el turismo

Pobladores de esta vereda le apuestan al turismo, tras haber sido epicentro del paramilitarismo.

Río Don Diego

El descenso en flotador o kayak por el río Don Diego es una de las actividades que ofrecen los operadores turísticos de la región.

Foto:

Paola Benjumea/ EL TIEMPO

22 de octubre 2017 , 10:26 a.m.

Por las aguas frías del río Don Diego, en la vereda del mismo nombre, se observa un grupo de jóvenes, con chalecos salvavidas, encima de flotadores que son arrastrados por la fuerza de la corriente hasta su desembocadura en el mar Caribe.

Este es uno de los planes que ofrecen los pobladores de la vereda, ubicada en el kilómetro 56 de la vía que comunica a Santa Marta con Riohacha, en las estribaciones de la Sierra Nevada de Santa Marta, que por décadas sufrieron por la presencia de los grupos armados ilegales y la erradicación de cultivos ilícitos y ahora le apuestan al turismo ecológico y sostenible como alternativa para salir adelante con sus familias.

Don Diego fue uno de los principales puntos de concentración del Bloque Resistencia Tayrona de las Autodefensas, al mando de Hernán Giraldo Serna, alias ‘El Patrón’, extraditado a los Estados Unidos, pero desde 2008, dos años después de la desmovilización de los paramilitares, los lugareños se organizaron para impulsar el ecoturismo.

“El proceso fue largo y el cambio mental de las personas no fue tan fácil, después de tanto dolor, la presencia de grupos armados y el Plan Colombia con su fumigación fue duro, pero las nuevas generaciones se fueron olvidando (del pasado) y vieron las oportunidades traídas por personas de otro lado, el recurso turístico que tenemos acá”, dice Arnol Suárez, representante legal de Asociación de Turismo Ecológico y Cultural de la cuenca del río Don Diego Kashuingui.

Ramón Castro, gerente de Tairotours, asegura que debido al conflicto armado muchos perdieron a sus familiares y las fumigaciones no solo acabaron con los cultivos de coca, sino también con los de plátano, yuca y maíz, dejando parte de la tierra improductiva. El turismo fue su tabla de salvación.

El turismo nos ha cambiado mucho, cuando empezamos era muy empírico porque no sabíamos cómo manejarlo, pero con el tiempo fuimos mejorando mucho la parte del servicio y la parte económica

Actualmente hay cuatro asociaciones prestadoras de servicios turísticos, que trabajan unidas y están integradas por personas de la región: Don Diego Tour, Tairotour, Kashuingui y Bellotour.

Muchos de los jóvenes que debido a la violencia abandonaron el colegio, volvieron a estudiar para graduarse como bachilleres y formarse como guías profesionales en el Sena, y ahora son los encargados de atender a los turistas.

“Yo pensé que la vida, todo se había acabado, porque uno queda en el aire. Pero veo que cada día la gente se está capacitando más y la vida va cambiando poco a poco”, dice Castro, quien hace seis meses creó la empresa Tairotours y su esposa se graduará como guía profesional en noviembre próximo.

Las actividades que les ofrecen a los visitantes son el descenso en flotador o en kayak por el río Don Diego, que nace en los nevados de la Sierra Nevada de Santa Marta. El recorrido inicia desde Taironaka o si la persona es más aventurera puede caminar hasta la unión de los ríos Don Diego y Don Dieguito.

“En el descenso observan aves migratorias y monos aulladores, y llegan a la unión del río Don Diego y el mar Caribe, donde permanecen 20 minutos. Luego son trasladados en lancha hasta el parqueadero de Taironaka”, explica Sergio Reyes, gerente de Bellotour.

Taironaka, una finca del fallecido capitán Francisco Ospina Navia que inicialmente estaba destinada a cultivos de flores exóticas y donde encontraron vestigios de una antigua ciudad Tairona, es otro de los atractivos. Este lugar cuenta con un museo arqueológico, donde están exhibidas piezas de cerámica, piedra, cuarzo y cornalina, hachas, ocarinas y urnas funerarias de los indígenas taironas; 10 terrazas que fueron restauradas, una cansamaría (casa ceremonial) de los kogui, cuatro cabañas para hospedarse y un restaurante.

Taironaka

Taironaka, otro de los atractivos de Don Diego, cuenta con terrazas de los indígenas taironas recuperadas, un museo, cabañas y restaurante.

Foto:

Paola Benjumea/ EL TIEMPO

Otro de los planes son las caminatas por senderos ecológicos, donde les muestran a los visitantes la flora y fauna de la región y si el día está despejado también podrán observar los picos Colón y Bolívar de la Sierra Nevada de Santa Marta, la montaña costera más alta del mundo.

También ofrecen visitas a pueblos indígenas como Kantasama, que es arhuaco y está a orillas del mar Caribe, y Dumingueka, que es kogui y queda a dos horas de camino. Allí pueden estar en contacto con los mamos y familias indígenas y aprender de su cultura.

El sector de Don Diego ahora es más seguro – en mayo pasado inauguraron la Estación Rural de Carabineros de Buritaca- y los turistas nacionales y extranjeros llegan atraídos por sus bellezas naturales, lo que ha mejorado las condiciones de vida de las comunidades locales.

“El turismo nos ha cambiado mucho, cuando empezamos era muy empírico porque no sabíamos cómo manejar el turismo, pero con el tiempo, con muchas enseñanzas no tanto de las instituciones educativas, sino de las mismas personas que le decían a uno esto lo deben cambiar, fuimos mejorando mucho la parte del servicio y la parte económica”, dice Reyes.

El reto para esta comunidad que decidió dejar atrás el pasado de violencia para abrirse camino en el negocio del turismo es seguir capacitándose en bilingüismo y avistamiento de aves para mejorar su oferta turística y recibir más visitantes.

PAOLA BENJUMEA BRITO
Redactora de EL TIEMPO
SANTA MARTA

Sigue bajando para encontrar más contenido

Ya leíste 20 artículos gratis este mes

Rompe los límites.

Aprovecha nuestro contenido
desde $10.999 al mes.

¿Ya eres suscriptor? Ingresa

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta gratis y pódras disfrutar de:

  • Acceso ilimitado al contenido desde cualquier dispositivo.
  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta gratis y disfruta de acceso ilimitado al contenido, desde tu computador, tableta o teléfono inteligente.

Disfruta del contenido sin límites

CREA UNA CUENTA GRATIS


¿Ya tienes cuenta? INGRESA