Diez retos para dinamizar el mercado de capitales

Diez retos para dinamizar el mercado de capitales

Menos impuestos a extranjeros, más libertad normativa, integración financiera regional yhasta venta de empresas estatales y sus filiales, en la hoja de ruta que reclaman con urgencia.

fg

Gerardo Hernández, superfinanciero, hizo el anuncio en la cumbre mundial de las bolsas de valores en Cartagena.

Foto:

Archivo particular

03 de noviembre 2016 , 07:31 p.m.

Cartagena. Si no se traza una nueva hoja de ruta con objetivos más claros y ambiciosos, difícilmente el mercado de capitales colombiano podrá salir de un estancamiento de varios años, advierten líderes del sector, quienes plantean lo que debe contemplar un plan en ese sentido.

Juan Pablo Córdoba, presidente de la Bolsa de Valores de Colombia (BVC) y Jaime Humberto López, presidente de Asobolsa, gremio de las comisionistas, coinciden en que si no hay verdaderos estímulos a la inversión local y extranjera, será muy complejo dar un nuevo aire, y en ese aspecto la reforma tributaria jugará un papel clave.

Ambos se pronunciaron en el congreso de Asobolsa y en la 56.ª asamblea anual de la Federación Mundial de Bolsas, que culmina hoy en Cartagena.

Luis Fernando Alarcón Mantilla, presidente de la junta directiva del Grupo Sura, también hizo sus propuestas en el Simposio de Mercado de capitales de la Asobancaria, para esa carta de navegación.

Su planteamiento tiene cuatro ejes: innovación, competencia, apertura, apetito y gestión de riesgo, a través de los cuales toca diez temas fundamentales con los que el mercado de capitales podría alcanzar un nivel de desarrollo acorde con las circunstancias mundiales.

Una de las mayores preocupaciones de los expertos es que de a poco el mercado se ha ido ‘secando’ en materia de emisores y operaciones. Hoy solo hay 70 de cerca de 100 empresas que estuvieron listadas hace apenas unos años. El otro gran problema es la liquidez y la falta de profundidad, que no permite más dinámica de las operaciones.

La capitalización bursátil, es decir, el valor de las empresas listadas en bolsa, es hoy cerca del 35 por ciento del PIB, una de las más bajas de Latinoamérica, mientras que hace cinco años era del 80 por ciento. Algo similar se observa en el monto de los negocios con acciones.


El decálogo


En la hoja de ruta esbozada por Alarcón, una de las prioridades es una real integración financiera regional, para lo cual es necesario avanzar en armonización tributaria, tratamiento de inversionistas, ajustar los regímenes de inversión, mejorar los aspectos operativos de negociación y realizar ajustes cambiarios.

En ese sentido dijo que hay que revisar las normas que permitan a los actores del mercado, como los fondos de pensiones, moverse con mayor libertad. Por eso, una propuesta apunta a eliminar el esquema de rentabilidad mínima a que están obligados los fondos privados y a que su remuneración esté atada al desempeño que tengan.

También recomienda eliminar las trabas al desarrollo del mercado de las rentas vitalicias, que están llamadas a dinamizar el mercado de capitales. Estos avances solo se conseguirán si el Gobierno se compromete con una reforma pensional estructural, dice Alarcón.

Un cuarto aspecto es el tributario, pues si se acomete una mayor reducción de la retención en la fuente, la inversión extranjera repuntará, como con anteriores reformas.

A este respecto, Córdoba sostiene, por su parte, que este proyecto es estructural y lo apoyan, pero advierte que es muy poco lo que propone en cuanto a estímulos para inversión. “Si no creamos esas condiciones, no solo no va a llegar inversión de afuera, sino que los empresarios colombianos no querrán invertir en el país”.

La hoja de ruta de Alarcón también plantea que se debe seguir con el plan de venta de empresas estatales, incluyendo remanentes y filiales de estas, como la empresa transportadora de hidrocarburos (Cenit) que tiene Ecopetrol.

La lista de propuestas se complementa con el tema tecnológico y los estímulos regulatorios que fortalezcan esas estructuras de cara a las personas naturales, para facilitar el acceso a productos más baratos y que se logre mayor eficiencia del mercado; la educación financiera a todo nivel; que el indicador bancario de referencia (IBR), que muestra el costo del dinero en la economía, se convierta en la tasa de referencia del mercado; la implementación de estándares internacionales en materia de gestión de riesgo de crédito y fortalecer los entes reguladores y de supervisión del mercado.

Ley para controlar libranzas

Un proyecto de ley que se discute en el Congreso obligará a que la venta de pagarés de libranzas se haga a través de una entidad vigilada por la Superintendencia Financiera.

Así, se busca evitar descalabros como los que ha habido recientemente con ese negocio por el esquema con el que ha operado algunas firmas.

El anuncio lo hizo Gerardo Hernández, superintendente financiero, quien dijo que se busca acabar con la práctica que traen algunas firmas de salir a buscar personas que inviertan en los llamados ‘pagarés libranzas’, los cuales se negocian varias veces sin control alguno de las autoridades.

El proyecto de ley, liderado por el senador Antonio Navarro, obligará a las actuales firmas de libranzas, no vigiladas por la Superfinanciera, a desmontar sus operaciones actuales, llegar a un acuerdo con sus inversionistas para devolverles sus recursos y a desarrollar este tipo de transacciones por medio de una fiduciaria, un fondo de inversión colectiva (FIC) o titularizaciones.

Ese nuevo esquema le permitirá a la Superfinanciera un mayor control sobre las operaciones que hacia el futuro se realicen con los pagarés libranzas, pues se harán a través de una entidad vigilada y con requerimientos de información y de medición de riesgos más estrictos.

“Se les dará un tiempo prudente a esas firmas para que desmonten sus operaciones o las muten al nuevo esquema; también tendrán que listarse en un registro si quieren seguir en ese negocio”, señaló Hernández, luego de advertir que la entidad a su cargo prepara además una circular para que los FIC que tengan títulos de contenido crediticio reporten más información de estos papeles, con el fin de mirar si hay un control del riesgo de estos por parte de las firmas.

Carlos Arturo García M.
Enviado especial de EL TIEMPO

Ya leíste 20 artículos gratis este mes

Rompe los límites.

Aprovecha nuestro contenido
desde $10.999 al mes.

¿Ya eres suscriptor? Ingresa

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta gratis y pódras disfrutar de:

  • Acceso ilimitado al contenido desde cualquier dispositivo.
  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta gratis y disfruta de acceso ilimitado al contenido, desde tu computador, tableta o teléfono inteligente.

Disfruta del contenido sin límites

CREA UNA CUENTA GRATIS


¿Ya tienes cuenta? INGRESA