El empoderamiento de las niñas, una lucha contra la inequidad

El empoderamiento de las niñas, una lucha contra la inequidad

En lugares como Malawi, Guatemala y El Salvador ya se prohíbe el matrimonio infantil.

Día internacional de la niña

‘Por Ser Niña’ es una campaña mundial de la organización Plan International para conseguir la igualdad de las niñas y su empoderamiento a través del derecho a la educación.

Foto:

Plan Colombia

11 de octubre 2017 , 11:14 a.m.

Este año el Día Internacional de la Niña tiene como tema el empoderamiento de las menores. Y es que precisamente este día fue creado por las Naciones Unidas con el fin de fomentar el reconocimiento de sus derechos y dar a conocer los problemas que afrontan en todo el mundo.

Según datos de la ONU, en la actualidad en el mundo hay 1,1 mil millones de niñas. Sin embargo, muchas de ellas se encuentran diariamente en situación de desventaja y discriminación, haciendo parte de las preocupantes cifras de casos de matrimonios infantiles, mutilación genital y violencia sexual.

El matrimonio infantil es una práctica que numerosos países llevan a cabo, en este se violan los derechos de las niñas y se impide su capacidad de decidir a futuro por sí misma. En los últimos años se ha generado avances en las legislaciones para declrar ilegales estas uniones, de ahí que en 2017 en lugares como Malawi, Guatemala, El Salvador, Honduras y Trinidad y Tobago se prohibieran.

Las consecuencias del matrimonio infantil son de tipo psicológico, emocional, social y económico. Las niñas que se casan precozmente son más vulnerables a sufrir violencia, abusos y relaciones sexuales forzadas. Además, en la mayoría de los casos se presentan embarazos no deseados.

Cifras alarmantes

Cada año se casan 15 millones de niñas; 28 cada minuto, una cada dos segundos. Se teme que si la tendencia actual continúa, este problema afectará a más de 140 millones de pequeñas en 2020. Por lo anterior, organizaciones como Girls not brides busca unir fuerzas en más de 95 países junto con 800 organizaciones civiles para poner fin a esta práctica.

Por otro lado, la violencia sexual es una de las formas más significativas de la violencia contra las mujeres. En algunos países como Argelia, Siria y Libia, la legislación agrava su sufrimiento pues los violadores pueden eludir el castigo casándose con sus víctimas.

Asimismo en los países en conflicto y en las emergencias humanitarias, las niñas se ven sometidas a la violencia física y sexual, siendo vendidas o entregadas como ‘regalo’ a combatientes. Tal es el caso de Nigeria, donde el grupo armado Boko Haram ha secuestrado al menos a 2.000 mujeres y niñas desde principios de 2014.

En Colombia, según datos del Instituto Nacional de Medicina Legal, diariamente 43 niñas son víctimas de violencia sexual. Cada 33 minutos, una niña se convierte en víctima de este atroz delito.

“Las niñas son frecuentemente victimizadas en nuestra sociedad, por eso es fundamental contar con políticas de género y acabar con la inequidad entre niñas y niños”, aseguró a EL TIEMPO Alejandro Gamboa, presidente ejecutivo de la Fundación PLAN en Colombia.

‘Por Ser Niña’ es una campaña mundial de la organización Plan International para conseguir la igualdad de las niñas y su empoderamiento a través del derecho a la educación.

Otra de las costumbres que atentan contra los derechos de las niñas es la mutilación genital, que consiste en la extirpación total o parcial de los genitales femeninos, principalmente por razones culturales y religiosas. Diversas culturas en el mundo consideran que es una práctica necesaria para conseguir un buen matrimonio, pues las niñas que son sometidas a estos procedimientos son vistas como ‘puras y limpias’.

Actualmente, 125 millones de niñas han sido sometidas a la mutilación genital femenina en África y unos 200 millones en todo el mundo. Esta práctica suele provocar infecciones, infertilidad o incluso la muerte. Se lleva a cabo entre la infancia y los quince años.

Según Amnistía Internacional, en 2016, 24 países reforzaron su legislación para enfrentar la violencia contra las mujeres y las niñas. Sin embargo, en países como Sierra Leona, el gobierno siguió prohibiendo a las niñas embarazadas asistir a las escuelas de educación general y presentarse a pruebas académicas. Además, el país rechazó las recomendaciones de la ONU de prohibir por ley la mutilación genital femenina.

“Necesitamos generar la semilla del cambio en las nuevas generaciones, que los niños y las niñas se respeten y que se rompan los estereotipos de género, que todos entiendan que los balones de fútbol también son para las niñas y que los niños también pueden jugar con muñecas”, afirma Gamboa.

Adolescentes se toman el poder

Yuliana, Leonela, Luisa, Sandra y Diana viven en diferentes lugares de Colombia, pero tienen en común que han sufrido dificultades a causa de la desigualdad y la falta de oportunidades. Ellas se tomarán el poder en diferentes entidades, entre estas el Ministerio de Educación y la Procuraduría, como un ejercicio de empoderamiento para conmemorar el Día Internacional de la Niña este 11 de octubre.

Otra de las iniciativas de la fundación PLAN es que personas y entidades se vistan de color rosa por los derechos de las niñas y compartan fotos y mensajes usando el hashtag #PorLasNiñas, mencionado @fundacioplan.


DIANA RINCÓN HENAO
ELTIEMPO.COM

Ya leíste 20 artículos gratis este mes

Rompe los límites.

Aprovecha nuestro contenido
desde $10.999 al mes.

¿Ya eres suscriptor? Ingresa

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta gratis y pódras disfrutar de:

  • Acceso ilimitado al contenido desde cualquier dispositivo.
  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta gratis y disfruta de acceso ilimitado al contenido, desde tu computador, tableta o teléfono inteligente.

Disfruta del contenido sin límites

CREA UNA CUENTA GRATIS


¿Ya tienes cuenta? INGRESA