Cumaribo, en Vichada, será el primer municipio sin cultivos ilícitos

Cumaribo, en Vichada, será el primer municipio sin cultivos ilícitos

Se espera tener para enero del próximo año una meta cumplida de 50.000 hectáreas sustituidas.

Cumaribo, Vichada

Campesinos cultivan cacao. Gobierno espera subsidiar la movilización del producto.

Foto:

María Isabel Ortiz Fonnegra / EL TIEMPO

06 de diciembre 2017 , 08:59 a.m.

Henry Salcedo Bonilla aún no lo cree. Tras muchos años de depender de los cultivos ilícitos en su natal Güérima, en zona rural de Cumaribo, Vichada, actualmente el panorama parece ser diferente. 

Este municipio que ostenta el título de ser el más grande del país será reconocido también por convertirse en el primero que no tendrá cultivos ilícitos.

“Yo fui productor, pero era muy difícil porque cuando uno trabaja con cultivos ilícitos le toca estar escondido, hay riesgo de morir. Yo no quería dejar solos a mis tres hijos, pero tocaba hacerlo porque no había opción”, expresó Salcedo.

De acuerdo con el alto consejero para el Posconflicto, Rafael Pardo, el trabajo de sustitución de cultivos ilícitos se inició desde antes de firmarse los acuerdos de paz entre el Gobierno y las Farc.

El primer laboratorio en Güérima comenzó con 270 familias que manifestaron la intención de hacer parte del proyecto. En ese momento se lograron erradicar más de 220 hectáreas, de alrededor de 6.000 que hay en la zona, y en enero de este año se amplió el proyecto para que más familias se vinculen.

Las familias decidieron darle la oportunidad al cacao, un producto de alta demanda en el país y con el que varias empresas del sector privado se han vinculado para darle una mano al proyecto.

“Si alguien pudiera haber elegido una zona más difícil que esta no la habría encontrado. El cacao que cultivan las familias lo sacan de aquí porque la Casa Luker, por medio de la Fuerza Aérea, lo compra y lo saca para el interior del país. Tenemos que encontrar la forma de subsidiar este proceso, porque el transporte es muy difícil”, manifestó Pardo.

Precisamente, uno de los temores de la población es por las distancias en Cumaribo, pues desde Güérima hasta el municipio son alrededor de seis a siete horas por carretera, teniendo en cuenta la extensión del lugar y el mal estado de las vías.

Hemos dejado de ser esclavos del narcotráfico

“Hay que ayudarlos, sí, pero no deja de ser rentable para ellos porque se les está pagando al precio más alto posible. Necesitamos buena colaboración en este y otros procesos que se están llevando a cabo en el país”, señaló el alto consejero.

Pardo le pidió a la empresa privada estar al tanto de los trabajos que se vienen realizando para ayudar a las familias.

Según Henry, antes de iniciarse el laboratorio, varias familias se sentían desconfiadas por el asunto de la movilización; sin embargo, se implementó el proyecto, y todo ha salido bien.

“Hemos dejado de ser esclavos del narcotráfico”, resaltó el hombre de 54 años.

En Colombia existen en estos momentos 73 núcleos de trabajo en 2.500 veredas. Desde que se inició con la implementación de los acuerdos de sustitución de cultivos ilícitos, alrededor de 24.800 familias se han vinculado.

“Se trabaja con un orden específico, pero esperamos poder contar para enero con las 50.000 hectáreas erradicadas en el país que se puso como meta el Gobierno”, dijo Pardo.

NACIÓN

Sigue bajando para encontrar más contenido

Ya leíste 20 artículos gratis este mes

Rompe los límites.

Aprovecha nuestro contenido
desde $10.999 al mes.

¿Ya eres suscriptor? Ingresa

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta gratis y pódras disfrutar de:

  • Acceso ilimitado al contenido desde cualquier dispositivo.
  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta gratis y disfruta de acceso ilimitado al contenido, desde tu computador, tableta o teléfono inteligente.

Disfruta del contenido sin límites

CREA UNA CUENTA GRATIS


¿Ya tienes cuenta? INGRESA