Corpamag descarta que proyecto de banano afecte humedal en Guachaca

Corpamag descarta que proyecto de banano afecte humedal en Guachaca

La Corporación otorgó permiso para tala de 248 árboles a la empresa Frutesa para siembra de banano.

Cultivos de banano

La empresa debe generar un proceso de educación ambiental comunitario, mediante la ejecución de un proyecto.

Foto:

Paola Benjumea/ EL TIEMPO

02 de agosto 2017 , 10:35 a.m.

La solicitud de la empresa Frutera de Santa Marta S.A. (Frutesa) de una autorización a la Corporación Autónoma Regional del Magdalena (Corpamag) para la tala de árboles en el predio denominado Los Caballos, ubicado en el corregimiento de Guachaca, zona rural de Santa Marta, para ejecutar un proyecto de ampliación del área de siembra de banano, generó la preocupación de los moradores de ese sector por considerar que afectará el humedal Guachaca – Mendihuaca.

Tras una reunión realizada el pasado 11 de julio por Frutesa con representantes de la comunidad, algunos vecinos enviaron la semana pasada una carta al director de Corpamag, Carlos Francisco Díaz Granados, manifestándole que de acuerdo con el mapa presentado por dicha empresa el proyecto afectaría directamente las cuencas de los ríos Guachaca y Mendihuaca, así como el humedal o madrevieja Guachaca – Mendihuaca y el delta del río Guachaca, “ya que el monocultivo no solo se propone desde el borde del río, impidiendo un margen mínimo de protección natural que permita la regulación hídrica de tan importante ecosistema, sino que cubre la madrevieja Guachaca – Mendihuaca”.

Díaz Granados le dijo a EL TIEMPO que Corpamag autorizó, por medio de la Resolución 0397 del 26 de febrero 2016, el aprovechamiento forestal único a Frutesa de 248 árboles en un área de 42 hectáreas (el total del lote son 90 hectáreas) que antes eran usadas para la ganadería y que ahora serán sembradas con banano.

Vigilancia garantizada

“Esta comunidad no debe sentir temor alguno porque el humedal al que hacen referencia no va a ser intervenido y la ronda hídrica va a ser protegida (…) Aquí no se ha autorizado la intervención de un mangle, solo especies que son perfectamente aprovechables forestalmente como el piñique, matarratón y guásimo”, aseguró Díaz Granados y añadió que la empresa debe presentar un Plan de Manejo Ambiental.

El acto administrativo que le otorga el permiso de aprovechamiento forestal a Frutesa, según Díaz Granados, también le impone unas obligaciones que deben cumplir, dentro de las cuales está sembrar 10 árboles de especies nativas por cada árbol talado, es decir, 2.480, que deberán ser plantados en áreas ecológicamente equivalentes preferiblemente dentro de la zona de influencia del proyecto o donde la Corporación lo determine priorizando las rondas hídricas de los arroyos o caños presentes en el ecosistema.

Además, la fauna que encuentren en la zona de aprovechamiento forestal debe ser capturada y reubicada, de manera concertada con la Corporación, en otro territorio para garantizar su supervivencia.

Igualmente, esta empresa debe generar un proceso de educación ambiental comunitario, mediante la ejecución de un Proyecto Comunitario de Educación Ambiental (Proceda), lo cual significa que debe capacitar a las comunidades del sector sobre la importancia de proteger al medio ambiente.

PAOLA BENJUMEA BRITO
Redactora de EL TIEMPO
SANTA MARTA

Ya leíste 20 artículos gratis este mes

Rompe los límites.

Aprovecha nuestro contenido
desde $10.999 al mes.

¿Ya eres suscriptor? Ingresa

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta gratis y pódras disfrutar de:

  • Acceso ilimitado al contenido desde cualquier dispositivo.
  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta gratis y disfruta de acceso ilimitado al contenido, desde tu computador, tableta o teléfono inteligente.

Disfruta del contenido sin límites

CREA UNA CUENTA GRATIS


¿Ya tienes cuenta? INGRESA