Críticas a los nuevos controles y medidas cambiarias en la frontera

Críticas a los nuevos controles y medidas cambiarias en la frontera

Asocambios asegura que el exceso de medidas incentivan el mercado de la informalidad.

fg

Los 'maneros', como son conocidos los cambistas ambulantes, deberán dejar las calles y buscar local comercial.

Foto:

Efraín Patiño

25 de agosto 2016 , 08:45 a.m.

Varias objeciones hizo la Asociación de Profesionales del Cambio de Norte de Santander (Asocambios) a la resolución 60 del 2016 expedida por la Dian en agosto de este año, que incluye mayores controles a la actividad cambiaria en la zona de frontera con Venezuela.

Juan Fernando González, presidente de Asocambios, señaló que la normatividad crea una carga operativa y administrativa muy grande para los establecimientos, que en su mayoría son pequeños.

Agregó que esas medidas son un incentivo para la informalidad, un mercado sobre el cual no pesa vigilancia.

“Tanto control termina desembocando en mercados paralelos. La preocupación con estas normas es que esos, que son pequeños, van a cerrar su autorización legal, pero no su operación”, dijo González, quien aseguró que el gremio no fue tenido en cuenta para la construcción de la resolución, pese a que participaron en una mesa de trabajo con el Gobierno Nacional dentro del plan de apertura de la frontera. 

En algunas de las disposiciones se fijó que los 'cajoneros' y 'maneros', como se les conoce a las personas dedicadas al cambio de bolívares de forma ambulante en la ciudad de Cúcuta y su área metropolitana, en dos meses deben dejar las calles y desarrollar su actividad en un establecimiento comercial.

De acuerdo con los cálculos de Asocambios, se estima que de los cerca de 300 operadores del cambio legales registrados ante la Dian, 50 corresponden a ese tipo de cambistas.

Uno de ellos es Jorge Rueda, quien lleva 33 años dedicado al cambio de bolívares en inmediaciones del Puente Francisco de Paula Santander, que comunica a Cúcuta con Ureña (Venezuela).

“Esa resolución nos dejó sin trabajo”, señaló el hombre que desde el 2005 cuenta con la autorización de la Dian para ejercer su actividad de esa forma, y quien no tiene como montar su negocio en un local comercial.

Rueda asegura que solo cuenta con un capital en efectivo de un millón de pesos, como consecuencia de la crisis económica que le dejó el año de cierre de la frontera.

NACIÓN

Sigue bajando para encontrar más contenido

Ya leíste 20 artículos gratis este mes

Rompe los límites.

Aprovecha nuestro contenido
desde $10.999 al mes.

¿Ya eres suscriptor? Ingresa

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta gratis y pódras disfrutar de:

  • Acceso ilimitado al contenido desde cualquier dispositivo.
  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta gratis y disfruta de acceso ilimitado al contenido, desde tu computador, tableta o teléfono inteligente.

Disfruta del contenido sin límites

CREA UNA CUENTA GRATIS


¿Ya tienes cuenta? INGRESA