Nuevo puerto en Santa Marta responde al crecimiento del sector palmero

Nuevo puerto en Santa Marta responde al crecimiento del sector palmero

La terminal portuaria será para el cargue y descargue de graneles líquidos y biocombustibles.

Zona de puerto de graneles líquidos en Santa Marta

El puerto de graneles líquidos estará ubicado entre el emisario submarino de aguas residuales y el colector pluvial norte de Santa Marta, en inmediaciones de Punta Voladero.

Foto:

Paola Benjumea/ EL TIEMPO

30 de marzo 2017 , 01:33 a.m.

El proyecto de la Terminal de Graneles Líquidos del Caribe (Terlica), del Grupo Daabon, de construir un puerto marítimo especializado en la exportación de graneles líquidos, especialmente aceites vegetales y biocombustibles, en la capital del Magdalena, responde a la congestión en el Puerto de Santa Marta y las proyecciones de crecimiento de las exportaciones de aceite de palma.

Así lo manifestó Carlos López, gerente de la Sociedad Portuaria de las Américas – Terlica, que será la que construirá el puerto, tras suscribir el contrato de concesión con la Agencia Nacional de Infraestructura (ANI), el 22 de septiembre de 2015.

El puerto para el cargue y descargue de graneles líquidos estará ubicado entre el emisario submarino de aguas servidas y la desembocadura del colector pluvial norte de Santa Marta, en inmediaciones de Punta Voladero.

El inicio de las obras está previsto para el primer semestre del próximo año, debido a que la Sociedad Portuaria de las Américas le solicitó a la ANI, en mayo de 2016, una modificación del contrato de concesión porque cambió los diseños para duplicar y modernizar la operación y reducir el impacto ambiental.

Además, se requiere hacerle una modificación a la licencia ambiental, que inicialmente le otorgó el Departamento Administrativo Distrital del Medio Ambiente (Dadma) en 2010 y ahora es competencia de la Autoridad Nacional de Licencias Ambientales (Anla), porque van a movilizar hidrocarburos.

“La semana pasada radicamos la solicitud de modificación de licencia ambiental, aspiramos que ese trámite se surta en los próximos seis meses y de acuerdo con el cronograma estaremos iniciando construcción en el primer semestre del año entrante. La construcción debe durar 14 meses”, dijo López.

El proyecto fue diseñado en 2005 para atender buques de 30.000 toneladas de capacidad y la conexión con los tanques de almacenamiento era a través de una carretera que iban a construir al pie del acantilado y que incluía cinco rellenos en el mar, pero una década después contrataron un nuevo diseño.

“El nuevo diseño contempla una estructura de atraque para buques con capacidad para 50.000 toneladas y sustituye la carretera por una pasarela sobre pilotes en el mar sobre la cual va la tubería que conduce el aceite (…) Estos cambios demandan una mayor inversión porque la inversión del proyecto original era de 6 millones de dólares y ahora va a ser de 11 millones de dólares”, expresó López.

Las obras consisten en una pasarela sobre pilotes de 450 metros de longitud y unas estructuras de atraque y amarre conformadas por una plataforma de operaciones de 75 metros lineales, dos dolphines de amarre y cuatro de atraque. El puerto tendrá capacidad para movilizar 500 mil toneladas año de graneles líquidos, en su mayoría aceites vegetales.

'En Taganga pueden estar tranquilos’

La construcción de este puerto ha generado resistencia entre los pobladores de Taganga porque consideran que afectará la actividad turística y pesquera del corregimiento y podría causar afectaciones ambientales en los ecosistemas marinos como ocurrió con el derrame de más 10 toneladas de aceite de palma en 2008. Además, creen que detrás de este proyecto vendrá la exportación de carbón.

López dijo que la comunidad puede estar tranquila porque ni la actividad de pesca ni el turismo se verán afectados debido a que “el muelle va a estar distante a dos kilómetros, aproximadamente, de la playa de Taganga”.


Con respecto a la preocupación por la exportación de carbón por este puerto dijo que esto no va a pasar ni ahora ni después porque el foco del negocio del grupo propietario de la Sociedad Portuaria de las Américas es la importación y exportación de aceites vegetales orgánicos y además legalmente no es posible porque el Gobierno determinó que la zona donde se pueden construir puertos carboneros es la que se encuentra entre la quebrada El Doctor y la desembocadura del río Córdoba, en Ciénaga (Magdalena).

Igualmente, admitió que existe la posibilidad de que el puerto se amplíe. “En el futuro, si el negocio crece podríamos tener una segunda línea de atraque, eso es una posibilidad”.

PAOLA BENJUMEA BRITO
Redactora de EL TIEMPO
Santa Marta 

Ya leíste 20 artículos gratis este mes

Rompe los límites.

Aprovecha nuestro contenido
desde $10.999 al mes.

¿Ya eres suscriptor? Ingresa

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta gratis y pódras disfrutar de:

  • Acceso ilimitado al contenido desde cualquier dispositivo.
  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta gratis y disfruta de acceso ilimitado al contenido, desde tu computador, tableta o teléfono inteligente.

Disfruta del contenido sin límites

CREA UNA CUENTA GRATIS


¿Ya tienes cuenta? INGRESA