Para visualizar correctamente nuestro portal debes activar Javascript en tu equipo.


Revisa en tu configuración que el javascript esté activado

Recarga la página para poder visualizarla

Publicidad

Publicidad

Publicidad

Publicidad

Publicidad

Estado y comunidades deben unirse en políticas para la infancia

Martes 24 de enero de 2017
Otras ciudades

Estado y comunidades deben unirse en políticas para la infancia

El director de Equidad para la Infancia en América Latina recomienda mayor participación de niños.

Por:  MANIZALES | 

Las colegios son los espacios de consulta ideales para que los niños y jóvenes participen en decisiones de políticas que los afectan.

Foto: Jonh Jairo Bonilla

Las colegios son los espacios de consulta ideales para que los niños y jóvenes participen en decisiones de políticas que los afectan.

0

compartidos

De la forma cómo se elaboran las políticas públicas dicen tanto los indicadores que existen como los que no se miden o se registran sin demasiados detalles, en especial si los afectados de forma directa por las decisiones son los niños y adolescentes.

La ONG Equidad para la Infancia trabaja en un sistema de monitoreo social que pretende pasar del qué al cómo en las formas para mejorar la situación de la infancia y la adolescencia de contextos urbanos en América Latina. En Colombia, trabaja de la mano de la Red de Ciudades Cómo Vamos.

“Uno de los principales problemas que nos hemos encontrado es con la falta de información y, a veces, que distintos organismos dan diferentes datos”, explicó el director la organización para Latinoamérica, Alberto Munjín.

El experto argentino, profesor del posgrado en Asuntos Internacionales de The New School University (Estados Unidos), dialogó con EL TIEMPO durante su visita al país para participar en la segunda Bienal de Infancias y Adolescencias, la semana pasada.

El evento tuvo como sede a Manizales, una de las siete ciudades colombianas que hacen parte del proyecto de Equidad para la Infancia. Las otras son Bogotá, Medellín, Cali, Bucaramanga, Cúcuta y Pereira.

Entre los temas en los que faltan datos en distintas fuentes, Minujín destacó la cobertura en educación inicial y las presencia de formas de violencia previa a los “casos extremos” que llegan a las estadísticas de la fuente oficial, que es el Instituto de Medicina Legal y Ciencias Forenses.

También señaló la ausencia de ubicación de los problemas por medio de información desagregada por territorios. “Hay que ver cómo se captura mejor la información que tienen los grupos de base”, dijo, pues, muchas veces, la información existe y la tienen las comunidades, pero el Estado no crea los canales para captarla.

Explicó que la idea “no es que haya que recopilar toda la información de todos los grupos. Una vez que uno ve los problemas y dónde hay más concentración, hay que buscar la información de ese lugar”. Es decir, usar los datos que ya se tienen como guías, ya que estadísticas como, por ejemplo, la deserción escolar suelen estar relacionadas con otros problemas en el mismo espacio.

Por eso llamó a que las cifras existentes se usen para ir a los lugares donde está la población más vulnerable y que esas comunidades participen en la elaboración de programas y políticas para resolver sus problemas.

Para los casos de infancia y adolescencia, Minujín llamó a “no imitar los métodos de los adultos”. Al contrario, recomendó que se les consulten a los niños y jóvenes en sus propios espacios, como los colegios, la forma como a ellos les gustaría que fueran las cosas en sus ciudades.

MANIZALES

Publicidad

MÁS NOTICIAS

Temas relacionados a esta noticia

Anterior

Las lluvias generan emergencias viales en Santander

Siguiente

Con 1.048 viviendas, beneficiarán a familias en Armenia

ÚLTIMAS NOTICIAS

Publicidad

Publicidad