Con arribo del Papa, indígenas del Catatumbo buscan ‘sanar’ su pasado

Con arribo del Papa, indígenas del Catatumbo buscan ‘sanar’ su pasado

Pueblo barí solicitó revisión de archivos de la Iglesia para indagar sobre muerte de sus habitantes.

Barí

Los 26 caciques de este pueblo ancestral de la región del Catatumbo solicitaron un acercamiento con el Papa para sanar el sufrimiento del pasado.

Foto:

Archivo EL TIEMPO

06 de septiembre 2017 , 04:24 p.m.

Los vientos de paz y reconciliación que a partir de este miércoles traerá el papa Francisco con su arribo a Colombia también se filtrarán en el sufrimiento de algunas comunidades ancestrales del país para buscar el camino hacia la sanación. Por esto, la peregrinación del sumo pontífice motivó a los 23 caciques del pueblo motilón barí, de la región del Catatumbo, a indagar por primera vez sobre una tragedia del siglo pasado, que cobró la vida de decenas de sus integrantes y en la que estarían involucrados representantes de la religión católica.

Al finalizar la tarde del martes, una delegación de esta comunidad ancestral remitió ante el Nuncio Apostólico, en Bogotá, una carta dirigida al papa Francisco, en la cual solicitaba el acceso a documentos y archivos confidenciales de la Iglesia católica que aporten información sobre la muerte de decenas de miembros de esa comunidad indígena por causa de un envenenamiento masivo, que se habría presentado durante las misiones de evangelización realizadas por las monjas Lauritas y los sacerdotes Capuchinos, en décadas anteriores.

Las monjas mataron a mi mamá y a mi papá con esos frascos. Las monjas acabaron con un montón de barí que existían en aquel tiempo

“El pueblo barí sufrió un genocidio. Hoy reclamamos la muerte de nuestros hermanos al Papa y a la Iglesia, por lo que pedimos conocer los archivos para sanar nuestros espíritus y territorios”, se lee en la misiva de tres hojas, que también fue enviada al Ministerio del Interior.

El trágico hecho, que laceró el tejido ancestral de esta comunidad, es objeto de investigación por parte de la Unidad de Víctimas de esta etnia, cuyos integrantes no han podido determinar quiénes fueron los responsables de la matanza. La falta de información en torno a estas pérdidas humanas ha dificultado las indagaciones, que se han reforzado a partir del recuerdo y la tradición oral de varios testigos.

Según versiones recogidas en un video, que además va dirigido al Papa, estas delegaciones religiosas irrumpieron la tranquilidad de sus santuarios con la ayuda de un indígena llamado Atrobechimba, quien es señalado de ofrecer, junto con las monjas y sacerdotes, el bebedizo mortal a decenas de sus pobladores, aligerando su muerte.

“¡Yo lo sé! ¡Yo lo viví en carne propia! Digo que fueron las monjas que les dieron algo de beber. Ellos murieron en los caminos y a las orillas de los ríos, Nosotros salimos de nuestro bohío y cuando íbamos caminando, murió un barí por efecto de la sustancia (…). Las monjas mataron a mi mamá y a mi papá con esos frascos. Las monjas acabaron con un montón de barí que existían en aquel tiempo”, relató una sabia barí en la grabación, cuyas palabras también componen el documento que apunta a un diálogo con el jerarca de la Iglesia católica para cerrar esas heridas del pasado.

CÚCUTA

Sigue bajando para encontrar más contenido

Ya leíste 20 artículos gratis este mes

Rompe los límites.

Aprovecha nuestro contenido
desde $10.999 al mes.

¿Ya eres suscriptor? Ingresa

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta gratis y pódras disfrutar de:

  • Acceso ilimitado al contenido desde cualquier dispositivo.
  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta gratis y disfruta de acceso ilimitado al contenido, desde tu computador, tableta o teléfono inteligente.

Disfruta del contenido sin límites

CREA UNA CUENTA GRATIS


¿Ya tienes cuenta? INGRESA