Colegio Calasanz, 56 años dándole líderes a Pereira

Colegio Calasanz, 56 años dándole líderes a Pereira

Aunque fue fundada apenas en 1960, ha formado a varias generaciones de pereiranos destacados.

fg

Estudiantes del Colegio Calasanz de Pereira.

Foto:

Alexis Múnera

05 de octubre 2016 , 10:00 a.m.

Al conocer la historia del Colegio Calasanz de Pereira se puede pensar que los 56 años que tiene son pocos. Esta institución educativa está llegando a sus primeras seis décadas de existencia con un rico compendio de logros, conservando sus valores y proyectándose hacia el futuro con nuevos retos.

Este es uno de los colegios que hay en el mundo inspirados en los preceptos de San José de Calasanz, el santo español que en 1617 fundó en Roma la comunidad religiosa Madre de Dios, dedicada a la educación de la niñez y la juventud.

En 2017 se celebrarán los primeros 400 años de fundación de la orden con diferentes actividades durante todo el año.

El Calasanz se abrió en Pereira por una propuesta que el entonces obispo de la Diócesis, Baltasar Álvarez, le hizo a un sacerdote español de la orden, a quien invitó a la tradicional celebración de la Semana Santa.

El primer Colegio Calasanz funcionó con 104 estudiantes en un secadero de café, cerca del antiguo zoológico Matecaña. Con el paso de los años, los estudiantes aumentaron y el obispo autorizó el traslado del colegio al Seminario Mayor, que estaba ubicado donde hoy está el hotel Movich.

El número de los estudiantes siguió creciendo. Así, padres de familia y sacerdotes decidieron buscar un lote para construir una sede propia, más grande. Encontraron uno en el barrio El Jardín y desde 1970 es su actual sede.

Desde hace varios años, la orden le confía cargos de responsabilidad en los colegios a los miembros de esta que son laicos. La licenciada en español Leonor Zapata, quien es profesora del colegio desde hace 30 años, es la actual rectora. “Nos hace diferentes el acompañamiento que se les da a los estudiantes, tanto desde el ámbito académico, como en la vida espiritual, con un grupo grande de pastoral, y la vida emocional, con un grupo grande de psicólogos”, comentó la rectora.

San José de Calasanz dijo que se puede transformar la sociedad cambiando la vida de las personas. Zapata destacó que a los alumnos les ayudan a discernir su “interna inclinación”, es decir, los acompañan a descubrir su vocación para que, desde su profesión, transformen la sociedad y hagan del mundo un lugar mejor.

Actualmente el colegio tiene 930 alumnos, desde jardín hasta grado once. El 57 por ciento, hombres y el 43 por ciento, mujeres. Le apunta a alumnos de clase media alta, pero tiene un sistema de becas para estudiantes de escasos recursos que asisten a este colegio desde pequeños.

Hasta el momento, lleva 51 promociones que se traducen en la formación de varias generaciones. Uno de los grandes orgullos de los directivos son sus egresados, entre quienes se destacan el expresidente de Avianca, Fabio Villegas; el presidente ejecutivo de la Cámara de Comercio de Pereira, Mauricio Vega; el exalcalde de Pereira Ernesto Zuluaga y el entrenador de la selección de fútbol de México, Juan Carlos Osorio, entre otros.

El colegio se destaca por los logros deportivos de sus estudiantes. En los juegos intercolegiados han sido campeones.
“A futuro tenemos que ser fieles a los elementos de identidad y, desde ahí, vamos innovando. En este momento somos un colegio Cambridge English School, es decir, certificamos los procesos de aprendizaje de ese idioma de nuestros estudiantes”, remarcó la rectora, quien agregó que le seguirán apostando a la calidad educativa y pastoral.

“Tener el privilegio de ver a un niño convertirse en un gran hombre y de ver a una niña convertirse en una gran mujer. La única institución del mundo donde sucede ese milagro se llama colegio”.

Así explica el padre Juan Jaime Escobar Valencia, sacerdote de la orden religiosa de los Escolapios, porque es feliz siendo el guía espiritual del Colegio Calasanz de Pereira.

“Es una tradición que en los colegios Calasanz siempre haya presencia de los sacerdotes Escolapios, que somos los depositarios de la espiritualidad, la pedagogía, del carisma de San José de Calasanz”, explicó.

El otro representante de los Escolapios es el sacerdote español Gregorio Alonso, quien está en el colegio desde 1978.
Nacido en Medellín, el padre Juan Jaime es el soporte espiritual de los estudiantes, pero ante todo es su amigo.

Lleva dos años en el colegio, pero ya había estado en este recién ordenado, a finales de los ochenta. Antes de regresar a Pereira, el sacerdote estuvo cuatro años en la rectoría de la Universidad Cristóbal Colón, en Veracruz (México), la única universidad de los Escolapios en el mundo. También ha sido rector del Calasanz en Bogotá y provincial (superior de la orden) en Colombia y Ecuador durante ocho años.

Sigue bajando para encontrar más contenido

Ya leíste 20 artículos gratis este mes

Rompe los límites.

Aprovecha nuestro contenido
desde $10.999 al mes.

¿Ya eres suscriptor? Ingresa

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta gratis y pódras disfrutar de:

  • Acceso ilimitado al contenido desde cualquier dispositivo.
  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta gratis y disfruta de acceso ilimitado al contenido, desde tu computador, tableta o teléfono inteligente.

Disfruta del contenido sin límites

CREA UNA CUENTA GRATIS


¿Ya tienes cuenta? INGRESA