Restricciones en Playa Blanca ante llegada de tortugas Carey

Restricciones en Playa Blanca ante llegada de tortugas Carey

El balneario más visitado de Cartagena dispondrá de una zona para recibir cada  año a esta especie.

Tortugas Carey tendrán un rinconcito para anidar en Playa Blanca

El Distrito de Cartagena, El Ministerio de Ambiente y Cardique se unieron para clausurar la parte norte del balneario y así devolver un espacio a la golpeada especie de tortuga marina.

Foto:

John Montaño/ EL TIEMPO

02 de mayo 2018 , 10:29 a.m.

Playa Blanca, en la isla de Barú, fue siempre el refugio de las tortugas Carey, especie en vía de extinción, que llegaba cada año hasta las paradisíacas playas para anidar.

Con la construcción de la vía de Barú, que trajo progreso a esta región insular de Cartagena, también llegó el turismo depredador en masa, y las tortugas nunca más volvieron a anidar allí.

De eso hace ya una década. Contrario a lo que siempre fue el escenario natural y de aguas cristalinas donde crecían diversas especies de corales; ahora playa blanca tiene problemas de contaminación y de invasiones de hostales y restaurantes ilegales que han hecho de estas playas un monumento al turismo depredador, donde incluso hay construcciones prácticamente pegadas a la frontera de baja mar. 

Hoy, el Distrito de Cartagena, el Ministerio de Ambiente y Cardique se unieron para clausurar la parte norte del balneario y así devolver un espacio a la golpeada especie de tortuga marina.

“Vamos a instalar una valla de alerta para que el turista responsable sepa que en esa zona entre los meses de mayo y diciembre arriban las tortugas para anidar. La Carey es una especia delicada y celosa y no anida se percibe demasiado ruido y luz en su zona”, explica Yolanda Wong, secretaria del interior de Cartagena, quien desmiente algún tipo de cierre temporal o definitivo en playa blanca.

“El Parque Natural no se va a cerrar, solo el sector norte tendrá restricciones, pero con el fin de preservación de la especia. Ahora, los operativos de vigilancia y control continúan en las playas, y sólo se permite el ingreso a 3.124 personas por días, que se nos pueden elevar a 3.500. Antes de los operativos podían a llegar hasta 7 mil personas, lo que constituía un crimen ambiental”, agrega Wong.

Para la funcionaria, también es responsabilidad de las comunidades raizales de la isla proteger el medio ambiente, y orientar a los turistas sobre la importancia de respetar la zona destinada a la procreación de las hermosas tortugas.

La tortuga carey es una especie de tortuga marina de la familia de los quelónidos, que se halla en peligro crítico de extinción. Es la única especie del género Eretmochelys.

JOHN MONTAÑO
Corresponsal de EL TIEMPO
CARTAGENA 

Sigue bajando para encontrar más contenido

CREA UNA CUENTA


¿Ya tienes cuenta? INGRESA

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.