Para visualizar correctamente nuestro portal debes activar Javascript en tu equipo.


Revisa en tu configuración que el javascript esté activado

Recarga la página para poder visualizarla

Publicidad

Publicidad

Publicidad

Publicidad

Publicidad

Cada día, 171 mujeres son víctimas de maltrato intrafamiliar

Sábado 27 de agosto de 2016
Otras ciudades

Cada día, 171 mujeres son víctimas de maltrato intrafamiliar

En 2015, denuncias aumentaron en 36 por ciento. Bogotá, Medellín y Cali, las ciudades más críticas.

Por:  Cristian Ávila Jiménez | 

El informe reveló que en Colombia durante el año pasado se presentó un promedio de 205 reportes diarios por agresiones en el interior de la familia.

Foto: Archivo particular

El informe reveló que en Colombia durante el año pasado se presentó un promedio de 205 reportes diarios por agresiones en el interior de la familia.

35

compartidos

El reciente caso de Alejandro Garrido, el azafato que asesinó a su esposa e hijo y luego se suicidó en un apartamento de El Rodadero, en Santa Marta, además de la ola de mujeres muertas por problemas de pareja que sacude a Cali y la denuncia por redes sociales de una golpiza a un niño de 6 años por su padrastro en Barrancabermeja (Santander) son apenas algunos de los casos que revelan la difícil situación por violencia intrafamiliar que se viene viviendo en Colombia en los últimos meses, y que tuvo en el 2015 a un año espinoso para las autoridades responsables de estos actos.

De hecho, de acuerdo con cifras de la Dijín de la Policía Nacional, el 2015 fue el año en el que más situaciones de violencia intrafamiliar se presentaron en la última década; y respecto al 2014 hubo un aumento del 36 por ciento en estas acciones, lo que significa que se pasó de 48.427 a 74.972 reportes.

El informe reveló que en Colombia durante el año pasado se presentó un promedio de 205 reportes diarios por agresiones en el interior de la familia, siendo las mujeres las mayores víctimas de estos ataques (62.565), que –según datos de Medicina Legal– fueron golpeadas, en su gran mayoría, con elementos contundentes (35.719) y en otros casos, víctimas de agresiones con mecanismos múltiples (9.933).

Martha Ordóñez, consejera presidencial para la Equidad de la Mujer, señaló que es doloroso cuando se conoce de casos de mujeres que mueren a causa de los golpes propinados por su pareja. Ante estas situaciones indignantes, explicó la funcionaria como una de las razones por las que hay más casos de violencia intrafamiliar, la gente está denunciando más “porque la mujer se empoderó y se le ha dicho que no se deje victimizar o maltratar. Se promueve que las mujeres no se queden calladas para que reaccionen y denuncien”, señalo.

En su análisis, y por el crecimiento de la violencia en los hogares de Colombia, Ordóñez aseguró que parte de la responsabilidad para dar la lucha contra este flagelo durante los años siguientes es de las nuevas autoridades locales, para que en sus planes incluyan programas pensados para estas agresiones.

“En este momento, para atender, prevenir y tomar medidas de protección es necesario que se tengan en cuenta en los nuevos gobiernos políticas que velen por las mujeres. Es urgente”, indicó la funcionaria.

Factores de violencia

Entre tanto, en Colombia, de acuerdo con el último informe de Medicina Legal, se advirtió que la intolerancia es el mayor factor por el que hay violencia dentro de los hogares, y también se destacan razones como el alcohol, la drogadicción, los celos, la infidelidad y los problemas económicos.

Para Maribel Gómez, trabajadora social y terapeuta de familia del hospital San Vicente Fundación, de Medellín, en el factor de los celos y la infidelidad, en ocasiones las mujeres toleran los maltratos por temor a perder la relación.

“Hay una dependencia de la persona, y les es importante la presencia de otro en su vida. Las personas tienden a conservar lo que quieren, porque se tiene la creencia de que lo que tenemos nos hace bien y nos beneficia”, explicó Gómez.

La terapeuta indicó que la violencia intrafamiliar no ocurre de un día para otro, sino que hay un historial de maltrato.

Sin embargo, las víctimas se aferran a los vínculos afectivos, creyendo que las agresiones son pasajeras.

Infografía / EL TIEMPO

Ciudades críticas

Bogotá, que en promedio registró el año pasado 36 casos de violencia intrafamiliar cada día, es la ciudad donde este acto de maltrato es más común, teniendo en cuenta que uno de los factores que repercute en los resultados es su población, y mostró un aumento en el 2015, con 13.295 denuncias.

Para Cristina Vélez, secretaria de la Mujer en Bogotá, uno de los objetivos fundamentales es continuar fomentando las denuncias por violencia, debido a que considera que a pesar de las cifras altas hay subregistro.

Con esta iniciativa, explicó la funcionaria, se puede actuar en una primera etapa de maltrato y evitar feminicidios.

En cuanto a las medidas que se implementarán para combatir las agresiones está la utilización de un ‘violentómetro’, una iniciativa que genera alerta sobre la violencia contra las mujeres. “Con esto lograremos conocer particularidades y saber dónde debemos realizar más esfuerzos o atender de cierta manera”, indicó Vélez.

En Medellín, por su parte, el último informe sobre derechos humanos de la Personería planteó que las víctimas de agresiones en la familia se deben en su mayoría a los celos y por motivos económicas, sobre todo en parejas entre 18 y 26 años.

El informe reveló que las comunas más golpeadas por la situación son Villa Hermosa, Aranjuez, Robledo y Buenos Aires. En Medellín durante el año pasado se registraron 5.656 acciones de este tipo de violencia.

Otras ciudades en las que el último año dejó una acentuación del problema son Cúcuta y Cartagena. En la ciudad fronteriza se pasó de 1.875, en el 2014, a 2.139 denuncias en el 2015. Mientras que en Cartagena se mostró un crecimiento cuatro veces mayor que el reportado dos años atrás, cuando fue de 298; de esta manera la capital de Bolívar registró 1.645 casos.

Niños, otras víctimas

El ICBF, hasta diciembre, acumuló 21.666 procesos de protección por maltrato infantil, que en su mayoría sucedieron dentro del hogar.

Entre las regiones que más procesos tienen abiertos por estas situaciones se encuentran Antioquia (1.337), Valle (2.216) y Nariño (1.712), donde se comprobaron casos en los que los menores son víctimas de violencia física y psicológica y de negligencia, que es cuando los padres no satisfacen las necesidades de los niños en su alimentación e higiene, entre otros aspectos.

Según datos del ICBF, por estas situaciones en el 2015 entraron 7.732 niños a protección, y en el 2014 fueron 6.982, lo que representó un incremento del 9 por ciento.

Bajan casos en dos ciudades

Las capitales que lograron resultados favorables, según los datos de la Policía, son Bucaramanga y Pereira.
En Bucaramanga, por su parte, se evidenció en el informe una reducción del 17 por ciento, luego de que el año pasado resultaron 1.877 víctimas, frente a las 1.567 del 2014.

Una de las campañas que se realizaron en la ciudad fue ‘Por el buen trato a la mujer’, que lideró la Gobernación de Santander y a través de diferentes actividades buscó concientizar a la ciudadanía sobre la necesidad de erradicar la violencia intrafamiliar.

Entre tanto, la capital de Risaralda tuvo una disminución de 274 casos, pues en el 2015 se registraron 1.032 víctimas, en comparación con las 1.306 de hace dos años.

Alerta en Cali por la ola de mujeres asesinadas

La ola de mujeres asesinadas en Cali y sus municipios cercanos es uno de los temas que más preocupan a las autoridades del departamento, y ante la alerta se comienzan a plantear soluciones con una ‘Ruta de la no violencia contra las mujeres’.

Y es que en Cali las mujeres son utilizadas como escudos humanos; otras, vinculadas en ámbitos delictivos y víctimas de parejas sentimentales, como ocurrió hace dos semanas en Jamundí, al sur de Cali, cuando el cuerpo de Marisol Carabalí –asesinada al parecer por su expareja– fue hallado una mañana cuando los trabajadores entraron al salón de belleza de su propiedad.

Por casos como estos, las agresiones contra las mujeres están disparadas en la ciudad, y ya son 14 las asesinadas en el primer mes del 2016. El año pasado, la violencia, de todo tipo en contra el género femenino dejó un saldo de 87 mujeres asesinadas.

Hasta el momento, la Fiscalía ha determinado que cinco de estos casos corresponden a feminicidios, mientras que ocho se deben a vínculos de las mujeres con negocios ilícitos.

De hecho, la gobernadora del Valle, Dilian Francisca Toro, dijo que urge una cruzada contra la violencia de género.
“Vamos a trabajar con los alcaldes. Nos reuniremos porque el objetivo es que cada municipio pueda establecer su ‘Ruta de la no violencia contra la mujer’, y nosotros apoyemos con recursos para la promoción, prevención, pero también para la acción cuando una mujer sea violentada”, indicó Toro.

Una de las violencias que más preocupan es la que sufren las mujeres en el interior del hogar. No obstante, muchas prefieren omitir las denuncias en casos de maltrato intrafamiliar.

Ante la situación, Andrés Santamaría, personero de Cali, insistió en la debilidad de las instituciones. “Las comisarías de familia no funcionan por las noches ni los fines de semana, sin tener en cuenta que son horarios y días en que mayores casos de violencia intrafamiliar se presentan contra la mujer”, explicó.

En Cali, según la Policía Nacional, se presenta el tercer registro de más casos por violencia intrafamiliar del país, con 4.226 reportes en el 2015, una cifra superior a la mostrada en el 2014, cuando fueron 3.269.

Otro factor que llama la atención en la ciudad, además del aumento en el número de casos, es que el 97 por ciento de los procesos de violencia intrafamiliar son archivados y más del 80 por ciento de los homicidios contra mujeres quedan impunes, de acuerdo con un informe de barreras de acceso a la justicia.

Por otro lado, Santamaría hizo un llamado a las diferentes autoridades para realizar un Consejo de Seguridad en el que “se tratará, exclusivamente, la violencia contra la mujer en Cali”.

El personero dijo que es necesario implementar campañas de educación y cultura ciudadana desde temprana edad debido a que los índices de violencia escolar que se presentan son mayores contra las niñas y mujeres adolescentes.

“El mayor agresor de la mujer es el hombre. Hay que enseñarle a la sociedad, principalmente a los hombres, a no generar violencias; y a las mujeres a no aceptarlas, fortalecer el proceso pedagógico en la etapa escolar para que esos niños que hacen matoneo no se conviertan en futuros hombres violentos”, señaló el personero.

Cristian Ávila Jiménez
Redactor de Nación

Publicidad

MÁS NOTICIAS

Temas relacionados a esta noticia

Anterior

En fotos: las coloridas especies del Aviario Nacional

Siguiente

El 'azote' de El Niño alcanza a la cosecha cafetera en Tolima y Huila

ÚLTIMAS NOTICIAS

Publicidad

Publicidad