Flor Alba Núñez, emblema de un periodismo bajo amenaza

Flor Alba Núñez, emblema de un periodismo bajo amenaza

Este sábado se cumple un año del asesinato de la comunicadora. Retrato del periodismo en Pitalito.

Un año del asesinato de Flor Alba Nuñez | EL TIEMPO | Septiembre Un año del asesinato de Flor Alba Nuñez | EL TIEMPO | Septiembre

Un año del asesinato de Flor Alba Nuñez

09 de septiembre 2016 , 11:19 p.m.

Quien trabajó como camarógrafo de Flor Alba Núñez en el Canal 6, José Antonio Guzmán, sentencia: “En unos años, el periodismo en Pitalito podrá desaparecer”. “Desde que mataron a Flor, el temor es generalizado”, agrega Hernando Reyes. Tanto así que el profesor Álvaro Pérez, quien además fue colega de Flor, cuenta que tras el asesinato varios estudiantes de periodismo del municipio se han ido enfocando más en las relaciones públicas para empresas o entidades del Estado.

“Talento y ganas sí hay, pero hay prevención por las circunstancias actuales”, dice Pérez. El crimen contra Flor Alba impactó en el pueblo. La difusión de un video de cámara de seguridad que mostraba el asesinato se regó por las redes sociales. Y con él, se extendió el miedo. El homicidio cumplió con el objetivo de los delitos contra periodistas: silenciar. Censurar.

Al crimen se suma que el Canal 6, para el que trabajaba, cerró. Los periodistas abrieron una página web y desde allí intentan hacer su trabajo. Pasaron de tener un estudio a generar la información desde un garaje en el sitio de trabajo alterno de Hernando Reyes. Se ven desesperanzados.

La investigación por el crimen avanza sin prisa. Luego de cuatro aplazamientos consecutivos, por fin se realizó el jueves 1 de septiembre, en el Palacio de Justicia de Neiva, la audiencia preparatoria del juicio oral en contra de Juan Camilo Ortiz, alias el Loco, presunto autor material y único capturado. Los medios locales apenas si registraron la noticia. “Da miedo contar lo que a ella le pasó o hacerle seguimiento al caso. Eso aquí prácticamente no se puede”, dice Hernando.

¿Quién se los impide? La pregunta queda en el ambiente sin respuesta. Una chica de 24 años, que trabaja en un medio de comunicación, fue intimidada hace varios meses por un sujeto que se movilizaba en motocicleta: “Cuídense los de la emisora”, le dijo. La joven denunció el caso, pero prefiere omitir su nombre y el del medio para el que trabaja. Su cara refleja angustia: “Ya no sé si pueda seguir trabajando en esto”.

Una de las mejores amigas de Flor, Gisela Hurtado Celis, relata: “La percepción de cómo trabajan en los medios de comunicación cambió fundamentalmente tras la muerte de Flor Alba. Porque cuando la mataron nos dimos cuenta de que efectivamente no existen garantías para ejercer la profesión en esta región, donde ocurren diversas situaciones que nos pueden poner en peligro en un momento determinado. La verdad es que es imposible hacer investigación de cualquier cosa”.

Hurtado Celis tiene medida de protección. Se la otorgó la Unidad Nacional de Protección, UNP, por hechos que ella considera “infortunados” y que sucedieron inmediatamente después del crimen de Flor. “Cambió la vida de toda mi familia. Uno reduce las salidas a los municipios, a todo, y prácticamente he tenido que encerrarme a trabajar desde mi casa en el portal de noticias. No me quiero referir profundamente a los hechos de la amenaza, pero sí es evidente que no existen garantías para trabajar. Aun así, tengo la convicción absoluta de que hay que decir la verdad e informar en medio de la hostilidad”.

Álvaro Pérez, profesor y periodista, quien se tuvo que ir de Pitalito en el pasado por un par de años, debido a amenazas, cree que este es el peor momento que vive la prensa de esa región en el sur del Huila: “El asesinato de Flor Alba fue un golpe a la sensibilidad del periodista de provincia, que trabaja con las uñas, por pasión”.

Pérez asegura que el miedo de los periodistas se extendió al resto de la sociedad, porque ya se entiende que es la manera de impedir que denuncien irregularidades. “Ya se generó un clima social en el que la gente tiene ese temor”.

Solidaridad silenciosa

Oliva Vargas, la madre de Flor Alba Núñez, se armó de valor y fue a tocar la puerta de todos los periodistas amigos de su hija asesinada y les pidió ayuda. “Al principio nos apoyaron, como los primeros tres meses, pero últimamente nos hemos quedado solos. Hace tres semanas le dije a mi esposo: hay que hacer algo. Entonces me fui para la Fiscalía, allá nos dijeron que el caso estaba en Neiva y que lo iban a trasladar a Bogotá, porque aquí los fiscales habían tenido amenazas”.

El estado del caso en los estrados es confuso para Oliva. Asegura que los abogados defensores jamás la han llamado, y que se ha enterado de las audiencias por lo que dicen los medios de Neiva.

Érika Gómez, de la ONG Comité de Protección de los Derechos Humanos, que lleva el caso, les dijo a los medios que las cosas no han avanzado como quisieran, pero que sí están trabajando y que por lo menos hay una persona capturada.

Gómez no se quiso referir a ninguno de los hechos relacionados de alguna forma con el crimen, como que Flor denunció a través de su red social a peligrosas bandas delincuenciales de Pitalito. En noviembre del 2013, a través de Nación TV, La Preferida y Canal Seis, denunció el atentado que sufrió la médica veterinaria Julieth Marcela Henao.

Según el expediente, Juan Camilo Ortiz, alias el Loco o Bebé, habría sido el responsable. El mismo sujeto fue detenido de nuevo en Palmito (Sucre), sindicado de haber disparado contra Flor Alba.

Tampoco habló sobre el hecho de que Flor Alba, en su programa en la emisora, se refirió a un hombre conocido como el ‘Ingeniero’, que había estado preso por homicidio y distribuyó propaganda de un candidato a la Alcaldía de Pitalito en la contienda del 2015.

Oliva, la madre de Flor Alba, solo quiere justicia. “Sentía que nos estábamos quedando solos, que a la gente se le estaba olvidando que a mi hija la mataron por hacer su trabajo bien. Entonces me propuse hacer una marcha”, dice.

Esta campesina carga en sus brazos al sobrino de Flor Alba, de seis meses, que ella no alcanzó a conocer: “Fui a pedir apoyo y entonces me decían que sí querían conmemorar la muerte de Florecita. A todos les dije que esa no era la idea, que lo que vamos es a marchar para reclamar justicia, la que no ha habido”.

En la mesa del comedor de su casa hay algunos volantes rosados que invitan a la marcha de este viernes a las 8:30 de la mañana en el parque principal de Pitalito.

Aris Hernández Claro, el compañero de Flor Alba, no se rinde. Ha asistido a los tres amagos de audiencia preparatoria que se han realizado, y al último que efectivamente se hizo en Neiva.

Él no pierde la fe en que el caso despegue en algún momento: “He visto que la justicia no es tan pronta, tan eficaz, tan veraz como dicen que es. En la última audiencia, que por fin se pudo hacer, empezaron a destapar las pruebas. Dicen que el 19 de septiembre se retomará la audiencia, presentarán más pruebas y llamarán testigos. La justicia tiene videos, documentos y dicen que hay dos testigos presenciales”.

Tras conversar con él, queda en el aire la inconformidad con la manera como la Fiscalía y la Defensa han manejado el caso. No lo dice, pero duda. Teme la impunidad.

El joven profesor reclama, al igual que la mamá de Flor, que se haga justicia. Hace un año, cuando ocurrió el hecho, el fiscal Jorge Fernando Perdomo se comprometió a acelerar las investigaciones. Sin embargo, para ellos y la comunidad de Pitalito, nada parece avanzar.

La Fiscalía le informó a la Fundación para la Libertad de Prensa (Flip) que la investigación la asumió un fiscal de la Unidad de Derechos Humanos, y anticipó que el proceso pronto arrojará nuevos resultados.

Carvajal, otro caso

Nelson Carvajal fue asesinado el 16 de abril de 1998, cuando cumplía 37 años, a una cuadra de la escuela Los Pinos, la misma que fundó y donde dictaba clases. Siete años después, sus familiares debieron salir del país por amenazas. Este proceso lo presentó en el 2015 la Comisión Interamericana de Derechos Humanos ante la Corte Interamericana, debido a la impunidad en que continúa en Colombia.

‘Le pido que cuente toda la verdad’

Con 93 piezas probatorias, 30 testigos, evidencias, grabaciones y videos, la Fiscalía tratará de demostrar que Juan Camilo Ortiz, alias el Loco o Bebé, sería el autor material del asesinato de la periodista Flor Alba Núñez Vargas.

El crimen de la comunicadora de 31 años sucedió el 10 de septiembre del año pasado cuando ingresaba a pie a la emisora La Preferida, en el barrio Cálamo, municipio de Pitalito, donde se encargaba del noticiero del mediodía y al tiempo era corresponsal de Nación TV de Neiva.

Las sospechas recaen en alias el Loco, hombre introvertido, poco sociable y amante de la santería, que portaba fotos del capo Pablo Escobar. Su captura se dio días después en zona rural del municipio de Los Palmitos (Sucre), a donde huyó para evadir el cerco de las autoridades, pues testigos lo vincularon con el caso.

Sindicado de homicidio agravado y porte ilegal de armas, Ortiz no se acogió a los cargos imputados el año pasado por la Fiscalía y permanece detenido en la cárcel del municipio de Rivera, tras recibir medida de aseguramiento. A comienzos de este mes fue llevado a la audiencia de preparación de juicio oral, en la que la Fiscalía comenzó a sustentar las evidencias probatorias. Este 19 y 20 de septiembre continuará en el juicio oral. “No he tenido fuerzas para verle la cara, pero creo que detrás de ese hombre existe un autor intelectual”, afirma Aris Hernández, esposo de Flor Alba, con quien convivió 4 años, 8 meses y 10 días, en el apartamento del barrio Villa Café, de Pitalito, que pagaban a cuotas.

“Yo le pido a Juan Camilo que cuente toda la verdad, y a la Fiscalía, que agilice la investigación”, dice Aris, educador licenciado en matemáticas y física.

La investigación no ha sido fácil, ya que el atacante de 28 años no se quitó el casco de motociclista. Una de las piezas que utilizará la Fiscalía en las audiencias de juicio, que se iniciaron en el Palacio de Justicia de Neiva, es la versión de un testigo que reconoció a Juan Camilo cuando descargó dos tiros de su revólver 38 corto en la cabeza de la comunicadora, para luego huir en una moto que lo esperaba en la esquina de la emisora. También se conoció que el vehículo, una Honda 110, negra con azul, Ortiz la consiguió prestada y que el conductor, alias Chori, su cómplice que no ha sido capturado, vivía a una cuadra del atentado.

Un video de 30 segundos muestra que el ‘Loco’ la siguió cuando atravesó una calle y antes de ingresar a la emisora le disparó por la espalda, al parecer para acallar sus denuncias sobre inseguridad en Pitalito.

Con base en llamadas interceptadas, se cree que podría existir un personaje del que no se tienen pistas, que lideraba bandas y habría pagado por la muerte de Núñez. En otro video se ve la placa de la moto, los rostros y vestimentas de quienes huyeron en ella de la escena del crimen.

En Facebook, la periodista protestó porque el ‘Loco’ estaba libre, pese a que en el 2013 fue acusado de cometer un atentado con arma de fuego contra la médica veterinaria Julieth Marcela Henao, que recibió 5 tiros y logró salvar su vida.

El 11 de julio del 2014 los posibles autores intelectuales y materiales, entre los cuales estaba Ortiz, fueron capturados, pero pese a las pruebas, un juez le concedió detención domiciliaria. La periodista denunció la decisión.

Las pruebas parecen apuntar a Ortiz como autor material, pero la Fiscalía investiga posibles móviles políticos, pues en esa fecha Pitalito estaba en campaña electoral. Lo que más llama la atención es el robo de su celular y por qué su cuenta de Facebook fue hackeada y borrada durante 16 días.

La investigación también ha tenido en cuenta pormenores del ahorcamiento de Dominic, un perro bull terrier, cuya noticia fue registrada en su Facebook e inclusive recibió amenazas de muerte por haber entrevistado a quienes mataron al animal.

FABIO ARENAS JAIMES*
Corresponsal de EL TIEMPO
NEIVA

PITALITO SIN CENSURA: Este informe es la segunda parte del proyecto ‘Pitalito sin Censura’, que apoya Andiarios, Fundación para la Libertad de Prensa y Colprensa.

Sigue bajando para encontrar más contenido

Ya leíste 20 artículos gratis este mes

Rompe los límites.

Aprovecha nuestro contenido
desde $10.999 al mes.

¿Ya eres suscriptor? Ingresa

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta gratis y pódras disfrutar de:

  • Acceso ilimitado al contenido desde cualquier dispositivo.
  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta gratis y disfruta de acceso ilimitado al contenido, desde tu computador, tableta o teléfono inteligente.

Disfruta del contenido sin límites

CREA UNA CUENTA GRATIS


¿Ya tienes cuenta? INGRESA