Apagones afectan insigne callejón en Cartagena

Apagones afectan insigne callejón en Cartagena

Comerciantes de la Calle de la Moneda emprendieron cruzada contra el mal servicio de Electricaribe.

fg

ImageDefault

Foto:

ul

09 de agosto 2016 , 10:56 p.m.

Los comerciantes de la Calle de la Moneda en el centro histórico de Cartagena trabajan en la vía más afectada de la ciudad por el deficiente servicio de energía que presta la empresa Electricaribe en la región.

Hace mes y medio pasaron tres días sin el servicio de energía. Así lo recuerda Darlene Coley, dueña de una pequeña fábrica de confecciones, ubicada en un segundo piso, del viejo callejón. “Nosotros tuvimos que parar operaciones, los hoteles del sector se quedaron vacíos, los restaurantes cerraron y acá todo el mundo perdió”, dice esta cartagenera emprendedora.

Los hoteles del insigne callejón son el Hotel Casa de la Moneda y Hotel Mar Azul, ambos con pérdidas millonarias por cuenta de los apagones.

“Para nosotros los servicios públicos son fundamentales, sin ellos no podemos prestar servicio y la gente se va”, explicó Leonel Arcilla, recepcionista del hotel Casa de la Moneda.

La cruzada contra el mal servicio de Electricaribe en la Calle de la Moneda la ha liderado doña Yolanda Almanza, del almacén de elementos para odontología Yolanda.

“Nos cansamos. No solo del terrible servicio, que en el último año y medio nos dejó altísimas pérdidas, sino de los altos costos del servicio que en los últimos 6 meses aumentó por lo menos en un 30 por ciento, sin ninguna explicación”, protestó.

Hasta ahora son cinco los taponamientos viales que los desesperados comerciantes del populoso callejón han hecho en lo que va del año, señaló Almanza, quien aclara no haber participado de los bloqueos.

“La gente desesperada ha tapado varias veces la calle con maniquíes, roperos, ollas, llantas y equipos dañados como única forma de protestar y para ser escuchados”, recuerda Marinela Atehortúa, vendedora del almacén de ropa El estreno, quien ha padecido varias jornadas de trabajo sin aire acondicionado por los cortes.

Cada uno de los cerca de 60 locales del callejón, el más comercial de todo el centro histórico, pagan en promedio un millón y medio de pesos mensuales por el servicio de energía.

“Esto ha sido una lucha injusta, hemos recurrido a la Cámara de Comercio de Cartagena, a la Superintendencia de Servicios Públicos, a la Procuraduría para que nos solucione el mal servicio y los altos costos”, suma Francis Jairo Arias, propietario de la Pizzería Firos.

La última lucha de los comerciantes de La Moneda es contra los costos que está cobrando Electricaribe en el sector por unas supuestas alteraciones en los contadores de energía.

“Ahora nos salieron con que nosotros alteramos los contadores de la energía. Ya enviamos derechos de petición porque no es justo que para justificar el mal servicio la empresa ahora pretenda cobrarnos sobrecostos por unos daños en unas cajas que evidentemente son viejas y están en mal estado”, agrega Arias.

Por otro lado, según Electricaribe, el problema de la Calle de la Moneda radica en el crecimiento desordenado que ha tenido el sector, pues semana tras semana los almacenes sobrecargan el servicio con la instalación de más electrodomésticos tales como neveras y hornos, lo que ha dado como resultado el colapso de los viejos transformadores que constantemente explotan.

JOHN MONTAÑO
Corresponsal de EL TIEMPO

Ya leíste 20 artículos gratis este mes

Rompe los límites.

Aprovecha nuestro contenido
desde $10.999 al mes.

¿Ya eres suscriptor? Ingresa

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta gratis y pódras disfrutar de:

  • Acceso ilimitado al contenido desde cualquier dispositivo.
  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta gratis y disfruta de acceso ilimitado al contenido, desde tu computador, tableta o teléfono inteligente.

Disfruta del contenido sin límites

CREA UNA CUENTA GRATIS


¿Ya tienes cuenta? INGRESA