Antioquia, Santander y Risaralda, en alerta ante posibles inundaciones

Antioquia, Santander y Risaralda, en alerta ante posibles inundaciones

El río Magdalena y varias quebradas tienen en jaque a poblaciones de esos tres departamentos.

Antioquia, Santander y Risaralda están en alerta

Por la creciente del Magdalena en Puerto Wilches, Santander, se evacuaron 42 personas. Jaime Moreno / EL TIEMPO

Foto:

Jaime Moreno / EL TIEMPO

03 de abril 2017 , 10:31 p.m.

La actual temporada de lluvias que se vive en Colombia tiene en alerta a Antioquia, Santander y Risaralda, donde varias familias han tenido que ser reubicadas por peligros de inundaciones y deslizamientos.

El río Magdalena tiene en jaque a antioqueños y santandereanos. En el primer caso, hay cuatro municipios inundados en el Magdalena Medio, por el crecimiento del afluente, y unas 700 familias damnificadas, razón por la que las autoridades de salud han declarado la alerta hospitalaria.

Carlos Mario Montoya, director (e) de la Seccional de Salud de Antioquia, aseguró que la decisión se tomó para los municipios de Puerto Berrío, Puerto Nare, Puerto Triunfo y Yondó, donde, aunque hasta ahora no hay lesionados ni fallecidos, se adelantarán brigadas de salud.

“También se activaron los centros de salud de los corregimientos de La Pesca, La Sierra, Estación Cocorná y Puerto Perales. Y estamos pendientes de la situación que se pueda desencadenar en la región”, agregó el funcionario.

Montoya añadió que las autoridades de salud hacen constante monitoreo porque en esos municipios pueden presentarse enfermedades infectocontagiosas, diarrea, tos y, además, emergencias por picaduras de serpientes, comunes en las temporadas de lluvias e inundaciones.

Asimismo, María Margarita Moncada, directora (e) del Departamento Administrativo de Prevención, Atención y Reparación de Desastres (Dapard), advirtió que también hay alerta naranja en todos los ríos y quebradas de Antioquia por posibles crecientes súbitas.

Igualmente, afirmó que adelantan sobrevuelos en el departamento y en la ribera del río Magdalena para verificar el nivel de afectaciones que el afluente causó en esa región, también verifican los municipios del Bajo Cauca.

El caso más grave se registró en el municipio de Puerto Nare, donde los desbordamientos de los ríos Nare y Magdalena dejaron unas 550 familias damnificadas y las calles del casco urbano y la zona rural completamente inundadas.

De otra parte, en el sector de La Curumuta, en zona rural de Puerto Wilches, en Santander, la creciente del Magdalena obligó a la evacuación de 42 personas. El director del Comité de Gestión del Riesgo de Desastres del departamento, Ramón Andrés Ramírez Uribe, dijo que serán reubicadas temporalmente y atendidos con ayudas humanitarias.

Además, en Cimitarra se están adelantando, de forma parcial, los procesos establecidos ante este tipo de situaciones, las cuales están siendo atendidas a nivel local por la Alcaldía Municipal.

Aterrado, Mata Redonda, Manjarrez y Caño Baúl son cuatro sectores de la zona rural de Cimitarra que resultaron afectados por la salida del cauce del Magdalena. Las autoridades de esta población reportaron 20 familias afectadas que tienen sus casas cerca de las riberas del río.

Alerta naranja

Por presentar una “amenaza moderada de ocurrencia de deslizamientos de tierra detonados por lluvias en zonas de ladera y alta pendiente”, el Ideam declaró alerta naranja en los municipios risaraldenses de Pereira, Dosquebradas y Santa Rosa de Cabal.

Esto, porque en las tres localidades de la zona cafetera central del país las lluvias no cesan y la posibilidad de deslizamientos es latente.

De hecho, en Santa Rosa de Cabal, famoso por sus aguas termales y sus chorizos, existe zozobra por un deslizamiento activo en la corona del cerro Monserrate, el cual podría represar la quebrada La Lavandera.

Veinte familias, que habitan el sector Caminos de Monserrate, recibirán subsidios de arrendamiento durante dos meses para que se reubiquen. “Esta ayuda será mientras pasa el invierno”, anunció el gobernador de Risaralda, Sigifredo Salazar.

En Dosquebradas tampoco les quitan el ojo a los cauces de las quebradas cercanas.

Esto, debido a que un deslizamiento taponó y represó la quebrada Frailes, generando inundaciones en los barrios Comuneros y La Playita. En total, nueve viviendas resultaron afectadas y hay 58 damnificados.

¿Cómo evitar otras tragedias?

Ante la tragedia ocurrida en Mocoa (Putumayo) y los pronósticos de más lluvias, las corporaciones autónomas regionales, autoridades ambientales en diferentes zonas del país recordaron algunas recomendaciones:

*Evitar la tala de bosques en las áreas aledañas de los ríos, así como no construir viviendas en las rondas de los afluentes.

*Realizar monitoreos permanentes en las zonas de riesgo como las laderas, para poder anticiparse a los deslizamientos, crecientes súbitas y avenidas torrenciales.

*Verificar el alcantarillado y los canales de aguas lluvia, y retirar materiales que obstruyan su flujo.

EL TIEMPO

Ya leíste 20 artículos gratis este mes

Rompe los límites.

Aprovecha nuestro contenido
desde $10.999 al mes.

¿Ya eres suscriptor? Ingresa

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta gratis y pódras disfrutar de:

  • Acceso ilimitado al contenido desde cualquier dispositivo.
  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta gratis y disfruta de acceso ilimitado al contenido, desde tu computador, tableta o teléfono inteligente.

Disfruta del contenido sin límites

CREA UNA CUENTA GRATIS


¿Ya tienes cuenta? INGRESA