Paso de onda tropical tiene en alerta a la Costa Caribe colombiana

Paso de onda tropical tiene en alerta a la Costa Caribe colombiana

El parque Ronda del Sinú, en Montería, amaneció inundado. Isla de San Andrés, la más afectada. 

Lluvias

En la madrugada del pasado miércoles Barranquilla ameneció bajo un fuerte aguacero que propició varias emergencias. El paso de la onda tropical disparó las alertas en el norte del país.

Foto:

Óscar Berrocal/EL TIEMPO

13 de julio 2017 , 01:24 p.m.

El paso de una onda tropical por el litoral Caribe y el archipielago de la Isla de San Andrés, ha propiciado fuertes lluvias en varias ciudades de la Costa que tienen en alerta a los mandatarios de la región, ya que, según el Ideam, el mal tiempo continuará por las próximas 48 horas.

En estos momentos la emergencia más grande se registra en Montería, donde la ciudadanía amaneció este jueves sorprendida por la inundación que, desde la madrugada, afecta al parque Ronda del Sinú, principal atractivo turístico y ambiental de la capital cordobesa. 

El desbordamiento del río Sinú, que desde principios de esta semana se volvió incontrolable, provocó la invasión de las aguas por los senderos peatonales, las zonas verdes e incluso invade los alrededores del teatrino y las oficinas administrativas.

El paso por la zona es imposible y la Policía demarcó algunos puntos que representan un riesgo para los peatones y deportistas que frecuentan el lugar.

Los planchones, el tradicional medio de transporte entre las dos orillas del río Sinú, prestan el servicio con baja intensidad debido a la furia de la corriente de agua. Se espera que la inspección fluvial ordene la prohibición temporal del servicio.

El mencionado transporte fluvial es de vital importancia en la ciudad, teniendo en cuenta que cientos de habitantes de la ciudad, especialmente universitarios, lo utilizan para movilizarse.

La Alcaldía de Montería y el Comité Municipal de Gestión de Riesgos preparan un informe de los daños causados en el sector que comprende alrededor de tres kilómetros de vegetación, senderos peatonales y hábitat de distintas especies animales.

Lluvias

El parque Ronda del Sinú está bajo las aguas debido a las intensas lluvias que se presentan sobre Montería.

Foto:

Gudilfredo Avendaño

El Comité Departamental de Riesgos de Desastres a cargo de la Gobernación de Córdoba, mantiene la declaratoria de alerta roja en los ríos Sinú y San Jorge, debido al incremento acelerado del nivel de la corriente, lo que ya deja cerca de 6 mil familias damnificadas.

Los municipios con mayor afectación por las inundaciones son San Bernardo del Viento y Lorica con 3 mil familias damnificadas cada uno, según el censo que entregó Fabián Lora, director de la Oficina de Gestión de Riesgos. Le siguen Momil con 433 familias y Chimá con 300.

Las diligencias para atender a los afectados no se han hecho esperar. Alimentos, medicinas y ropa se han entregado a quienes conviven con el agua dentro de sus casas. De igual forma, se han hecho reubicaciones temporales a albergues provisionales que determinó el gobierno nacional.

La declaratoria de emergencia en Córdoba se declaró debido a que en la parte alta de los ríos Sinú y San Jorge se mantienen las lluvias desde hace quince días, generando las descargas de agua hacia la parte baja.

En las últimas horas también se conoció del desbordamiento del río San Pedro en el municipio de Puerto Libertador, lo que habría provocado graves inundaciones en dos poblaciones rurales llamadas Nueva Ucrania y Playa Rica.

Ideam, alerta

El Ideam, por su parte,  alertó por las precipitaciones que se presentan desde la madrugada del pasado miércoles  en sectores del mar Caribe colombiano, incluidas zonas del litoral, golfo de Urabá y el ya mencionado archipiélago de San Andrés, Providencia y Santa Catalina, debido al tránsito de la onda tropical y una baja presión.

El pronóstico de esa entidad establece que continuarán las condiciones nubosas y las lluvias intensas, por lo que recomendó estar atentos a las posibles descargas eléctricas e inundaciones que se podrían generar.

Aunque Barranquilla y los municipios que conforman su área metropolitana, amanecieron con un cielo despejado, en la madrugada del miércoles fueron foco de lluvias fuertes acompañadas por descargas eléctricas que propiciaron varias emergencias como la suspensión del sistema de transporte masivo, Transmetro y del servicio de energía. Los arroyos también se crecieron e inundaron varias vías principales. 

No hay que bajar la guardia en las próximas 48 horas

A mantener arriba la guardia

Aunque las situaciones fueron superadas por los organismos de socorro,   Carlos Iván Márquez, Director de la Unidad Nacional de Gestión del Riesgo, en su visita al Centro Operativo de Emergencia del Caribe Colombiano, ubicado en el Comando Aéreo de Combate, Cacom, en Malambo (Atlántico), recomendó tomar las precauciones para que el fenómeno natural no cause mayores traumatismos en las distintas ciudades del norte del país. 

Márquez, recordó que “no hay que bajar la guardia en las próximas 48 horas”. Hay que mantenerla porque los ríos aún están cargados, hay zonas que son susceptibles de deslizamientos. Hay que revisar los postes, los árboles y la prevención debe ser total", alertó.

El funcionario anotó que en San Andrés, con las lluvias, se registró un acumulado superior al 80 por ciento de lluvias que podía recibir en el mes de julio.

"Allí, afortunadamente se hizo un sistema de alertas temprana para atender unas 600 familias, nada de afectación fuerte. Algunos elementos básicos para que puedan salir adelante. Hay que mantener, mientras esta onda tiene sus efectos, unas prevenciones”,  dijo.

El Centro Operativo de Emergencia del Caribe Colombiano se hizo con recursos por el orden de los 6 mil millones de pesos y fue construido por la Gobernación del Atlántico. Este será en adelante un centro de operación logística para la atención de eventualidades en la región norte del país.

Este centro fue construido en un área de 5 mil metros cuadrados y hay 2.900 metros cuadrados para almacenamiento de ayuda.

Se espera que a más tardar diciembre se tendrá la dotación que por 5 mil millones de pesos debe aportar la unidad Nacional de Gestión del Riesgo.

La Dirección General Marítima (Dimar), a través del Centro de Investigaciones Oceanográficas e Hidrográficas (CIOH) del Caribe, anotó que las actuales condiciones océano-atmosféricas que se presentan en el Caribe colombiano obedecen al paso de una onda tropical.

“Se prevé que este fenómeno adverso continúe las próximas 24 horas, afectando el centro y sur del litoral Caribe colombiano”, añadió.

Sin embargo, la Unidad Nacional de Gestión del Riesgo advirtió a las autoridades municipales que la alerta se mantendrá 48 horas.

REDACCIÓN CARIBE.

Ya leíste 20 artículos gratis este mes

Rompe los límites.

Aprovecha nuestro contenido
desde $10.999 al mes.

¿Ya eres suscriptor? Ingresa

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta gratis y pódras disfrutar de:

  • Acceso ilimitado al contenido desde cualquier dispositivo.
  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta gratis y disfruta de acceso ilimitado al contenido, desde tu computador, tableta o teléfono inteligente.

Disfruta del contenido sin límites

CREA UNA CUENTA GRATIS


¿Ya tienes cuenta? INGRESA