A Juan Diego el linfoma de Hodgkin no le impidió seguir las clases

A Juan Diego el linfoma de Hodgkin no le impidió seguir las clases

‘Retos para gigantes’ le permitió continuar estudiando desde casa. En julio regresará al colegio.

Retos para gigantes

En estos momentos, un total de nueve niños con incapacidad médica reciben clases a través de ‘Retos para gigantes’. 

Foto:

Esneyder Gutiérrez

08 de junio 2017 , 09:38 a.m.

“Sin dolor no hay ganador” es una frase que Juan Diego Saldarriaga Quintero, estudiante de noveno grado, lleva consigo desde que le diagnosticaron linfoma de Hodgkin.

En septiembre del 2016, a Saldarriaga, de 16 años, le salió un pequeño morado en el pecho. A ello se le sumó el mal humor. Su madre, Piedad Cecilia Quintero, no se alertó pues consideraba que los cambios de actitud eran normales en los jóvenes de su edad.

De forma repentina, al estudiante de noveno grado se le comenzó a inflamar un ganglio linfático en el cuello, situación que lo llevó a visitar al médico.

“Me preocupé y pedimos una cita. El doctor mencionó algunas enfermedades que podían ser, pero eran solo teorías”, recordó el joven de 16 años.

De aquel ganglio linfático inflamado extrajeron una parte para examinarla con un microscopio. En diciembre del año pasado pudieron darle nombre y apellido a la serie de síntomas y apariciones: linfoma de Hodgkin, un cáncer del tejido linfático que es común entre personas de 15 a 35 y de 50 a 70 años de edad y del que se desconoce el origen.

Para combatir la enfermedad, Saldarriaga tuvo que asistir a secciones de quimioterapia. Las ‘quimio’ eran rojas, las más fuertes en el tratamiento.

Como resultado de ello, al joven estudiante se le empezó a caer el cabello, sus defensas bajaron de forma notoria y sus ganas de continuar estudiando también, por lo que abandonó el colegio. Esto lo llevó a sumergirse en la depresión.

Primero el estudio

Por sorpresa, a la vida del joven y de su familia llegó un programa con el que podía continuar sus estudios desde casa. Se trata de ‘Retos para gigantes’, estrategia de educación flexible que adopta la caja de compensación Comfenalco de una propuesta macro que tiene el Ministerio de Educación Nacional.

Según Ruth Miranda, coordinadora de Educación Formal de Comfenalco y del programa ‘Retos para gigantes’, es un modelo de educación flexible para personas entre los 5 y los 18 años de edad, quienes por razones de enfermedad, accidentes o convalecencia permanecen largos periodos hospitalizados o en casa y no pueden asistir a clases de forma regular.

Saldarriaga aplicó al programa e inició las clases en enero de este año desde su vivienda. En ‘Retos para gigantes’ se trabaja a partir de proyectos pedagógicos, ya que las clases parten del interés de los jóvenes y no de los docentes. Las clases de Juan Diego estuvieron relacionadas con la mitología griega y los dioses del Olimpo.

Luis Fernanda Mesa, profesora del programa de Comfenalco, contó que “me enfaticé en la comprensión lectora y escritura. Luego, con más confianza, entraron a participar otros profesores. Ellos le explicaban los temas, le dejaban talleres y yo me encargaba de apoyar el proceso”.

Ellos le explicaban los temas, le dejaban talleres y yo me encargaba de apoyar el proceso.

El joven de 16 años estuvo aprendiendo de esa manera los primeros meses del 2017. Para él las clases son mejores porque son personalizadas y didácticas.

Ahora, Saldarriaga sigue con su tratamiento médico, el próximo mes regresará al aula de clases y en sus planes está estudiar medicina para encontrar el origen de su enfermedad.

Ansioso, así volverá Juan Diego al aula de clases

Mesa ya no visitará a Saldarriaga dos veces por semana y tampoco le dejará talleres. El turno ahora es para los profesores del Colegio Empresarial de San Antonio de Prado, un plantel educativo de carácter privado y donde Comfenalco se hará cargo de pagar la mensualidad a través de los subsidios educativos.

El joven de 16 años está ansioso por regresar al salón de clases, por conocer nuevas personas y por estrenar uniformes. Socializar se le da con facilidad.

La caja de compensación familiar se encargó de buscar una institución educativa cercana a la vivienda del estudiante de noveno grado. Los temas que aprendió mientras estuvo en casa tendrán validez en el Colegio Empresarial, por lo que Saldarriaga volverá al salón de clases con normalidad el próximo mes, después de vacaciones.

“Es como yo estar en un colegio y pasarme para otro. Comfenalco buscó el colegio y comentaron mi proceso”, dijo el beneficiado del programa ‘Retos para gigantes’, el cual fue inaugurado en octubre del año pasado.

Es como yo estar en un colegio y pasarme para otro. Comfenalco buscó el colegio y comentaron mi proceso.

Por su parte, la coordinadora del programa indicó que “entregamos el certificado de calificación de lo que él cursó en el primer semestre. A partir de ahí lo matriculamos en el colegio. Nosotros estamos enmarcados en la educación como un derecho para todos”.

HANIER ANTURI RAMÍREZ
hanant@eltiempo.com
Para EL TIEMPO
MEDELLÍN

Ya leíste 20 artículos gratis este mes

Rompe los límites.

Aprovecha nuestro contenido
desde $10.999 al mes.

¿Ya eres suscriptor? Ingresa

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta gratis y pódras disfrutar de:

  • Acceso ilimitado al contenido desde cualquier dispositivo.
  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta gratis y disfruta de acceso ilimitado al contenido, desde tu computador, tableta o teléfono inteligente.

Disfruta del contenido sin límites

CREA UNA CUENTA GRATIS


¿Ya tienes cuenta? INGRESA