Para visualizar correctamente nuestro portal debes activar Javascript en tu equipo.


Revisa en tu configuración que el javascript esté activado

Recarga la página para poder visualizarla

Publicidad

Publicidad

Publicidad

Publicidad

Publicidad

Metropolitano celebra con una fiesta su reapertura

Domingo 11 de diciembre de 2016
Medellín

Metropolitano celebra con una fiesta su reapertura

Aunque el teatro ya abrió sus puertas, organizó una celebración para agradecer la solidaridad.

Por:  Diana Sofía Villa Para EL TIEMPO | 

El 19 y 20 de noviembre se reinauguró el teatro con dos conciertos del argentino Andrés Calamaro, en el 'tour': 'Licencia para cantar'.

Foto: Archivo EL TIEMPO

El 19 y 20 de noviembre se reinauguró el teatro con dos conciertos del argentino Andrés Calamaro, en el 'tour': 'Licencia para cantar'.

0

compartidos

Después de nueve meses de cierre por la renovación de la estructura metálica, el Teatro Metropolitano abrió sus puertas el pasado 19 de noviembre. Además la Asociación Medellín Cultural, dueña del teatro, anunció una gran fiesta a modo de agradecimiento. Fiesta que comienza hoy.

EL TIEMPO habló con María Patricia Marín, directora del teatro, sobre la reapertura y el festejo que darán para la ciudad.

¿Cómo estuvo la reapertura del teatro con el concierto de Andrés Calamaro?

Fue un encuentro muy lindo porque gravitaba en el ambiente una alegría incontenible por el regreso del público al Teatro. Fueron constantes las expresiones de satisfacción cuando se encontraban con el equipo del Teatro, con las caras conocidas.
Otra cosa fue el momento histórico de tener a Calamaro en la sala, en un formato pensado y compuesto para un escenario así. Fue un programa musical íntimo, bellísimo, de una conexión muy especial entre el artista y el público. Creo que ese primer reencuentro con el público no pudo ser más especial, más cercano y más sentido.

¿Cómo fue el funcionamiento de la nueva infraestructura?

La estructura metálica es externa, es un módulo exterior que nada tiene que ver con la parte interna. Expresábamos que afectaba la tramoya porque era un trabajo que se instalaba desde adentro, entonces debía estar desalojada el área, pero nosotros no tuvimos que hacer remoción de equipos dentro. No estábamos probando nada interno, las instalaciones interiores siempre han estado óptimas y en lo que nos concentramos todo este año fue en la parte externa.

¿Después de este ‘impasse’ cómo queda financieramente el teatro?

En este momento casi que logramos la meta de recaudo para la reparación de la estructura, que fue de 3.000 millones de pesos, que en este momento está muy pareja con lo que ha costado la obra. Sin embargo, como hay pequeños trabajos pendientes que culminan hacia finales de enero, tenemos que esperar que no se vaya a presentar un valor mayor de la obra o algún otro imprevisto. Entonces estamos ajustados en este momento.

¿Qué papel ha tenido la Alcaldía de Medellín en esta reapertura?

La Alcaldía ha hecho un acompañamiento permanente desde el suceso. Han estado atentos, se sostuvieron muchas reuniones, desarrollamos un proyecto conjunto que es la Gran Fiesta Medellín Cultural, un proyecto con el que queremos celebrar la reapertura. Así la Alcaldía se suma y también acompañándonos en la postulación a la convocatoria pública de infraestructura para las artes escénicas de la Secretaría de Cultura, a través de la cual podemos obtener recursos. Esa convocatoria cierra mañana y tendremos que esperar para principios del próximo año una respuesta positiva para conseguir recursos importantes para culminar la obra. Nosotros casi que estamos contando con eso, aunque sabemos que tiene un proceso de evaluación riguroso, pero es una convocatoria que conocemos, y a la que hemos aplicado. Entonces, creemos que en este caso también vamos a salir favorecidos y lo sentimos como muy justo porque finalmente somos una de las entidades que más contribuye en la generación de ese recaudo de contribución parafiscal, que es la que luego se reparte. Así que esperamos conseguir de allí el recurso que nos haga falta.

El luto que vive Medellín en este momento por la tragedia de los futbolistas brasileños ¿afecta en algo la gran fiesta programada?

El martes tuvimos la presentación de flamenco de la compañía de María Pagés que era un evento internacional. Antes del evento hicimos una reflexión de lo importante que fue la solidaridad en estos momentos, entonces dijimos que uno de los aprendizajes es que la solidaridad es uno de los valores más grandes de la sociedad, entonces también nos solidarizamos con un minuto de silencio antes de comenzar. Esto nos duele a todos así estemos planeando una fiesta. En este proceso aprendimos que hay valores absolutos como la vida, que tiene que estar por encima de cualquier circunstancia temporal. Este acontecimiento nos tiene que doler a todos porque hubo pérdida de muchas vidas humanas y eso está por encima de cualquier fiesta. Esperamos que la gente esté conectada mañana.

¿Cuál es la intención de esta fiesta?

La fiesta nace como una manifestación clara de ser consecuentes con el argumento que utilizamos todo el tiempo ante las empresas a las que les pedimos ayuda. Nosotros les decíamos que nos ayudaran en este imprevisto para devolverle rápido el teatro, primero a los artistas y luego a la ciudad. Entonces, lo primero fue abrir el espacio para reunir a los artistas locales, para reencontrarnos con una programación diversa. Hicimos una agenda que pusiera en uso incluso espacios nuevos del Teatro para bajar las barreras técnicas y económicas que hemos tenido, y así abrir las puertas a todas las expresiones artísticas como el circo.

Cuatro días para habitar el teatro

La corporación Medellín Cultural y la Alcaldía de Medellín preparan cuatro días de programación con música, comedia, danza, circo y mimos.

La sala del teatro, la plazoleta y otros espacios servirán como lugares de encuentro.

Hoy será el ‘jueves rebelde’, con el concierto de Puerto Candelaria acompañado por la Sinfónica de Eafit. Luego habrá fiesta electrónica con el dj jamaiquino David Marston en la plazoleta.

Mañana será ‘viernes de clásicos’, con Filarmed interpretando valses de Johann Strauss. Después se presentará Frenesí Big Band, con un programa especial de porros, cumbias y gaitas.

El tercer día será el ‘sábado urbano’, con Crew Peligrosos. Luego se mostrarán Cedanza, Belén Otxotorena, Nova Cordis, La Polilla, la orquesta de tango de la Red de Escuelas y Música, Danza Concierto y, como plato fuerte en la noche, una fiesta salsera con La Serena.

El ‘domingo divertido’ comenzará con concierto de Cantoalegre Sinfónico, luego el Circo Medellín, Voces y Guitarras, Nueva Gente y concierto de Suramérica 40 años, en la plazoleta, para finalizar estará Andrés López con La pelota de letras. Después habrá disponible un bar, zona de juegos y gastronomía.

Los eventos en sala tendrán un valor de $20.000 y $40.000.

Publicidad

MÁS NOTICIAS

Temas relacionados a esta noticia

Anterior

Diez municipios unidos por un festival de cine

ÚLTIMAS NOTICIAS

Publicidad

Publicidad