Contactos con narcos enredan al secretario de Seguridad de Medellín

Contactos con narcos enredan al secretario de Seguridad de Medellín

La Fiscalía acusa a Gustavo Villegas de negociar beneficios para jefes de ‘oficina de Envigado'.

Gustavo Villegas

Gustavo Villegas (en primer plano), hasta ayer secretario de Seguridad de Medellín, durante una reunión en Valledupar.

Foto:

Cortesía: El Heraldo

04 de julio 2017 , 10:12 p.m.

A primera hora de este miércoles comenzarán a conocerse las pruebas que dice tener la Fiscalía contra el secretario de Seguridad de Medellín, Gustavo Villegas, a quien el organismo señala de concierto para delinquir agravado.

Villegas quedó detenido el martes luego de que se presentó con un abogado ante autoridades que no lo habían encontrado en su oficina cuando llegaron para capturarlo.

La noticia provocó un gran desconcierto en Medellín, pues Villegas, quien renunció a su cargo antes de presentarse ante la justicia, era la ficha clave del alcalde Federico Gutiérrez para golpear a las bandas criminales. 

Villegas es señalado puntualmente de entregar información a dos cabecillas de la banda criminal conocida como ‘oficina de Envigado’ para que lograran beneficios jurídicos.

Según la directora de Fiscalías de Medellín, Claudia Carrasquilla, se estableció que “les brindaba información” a cabecillas de estructuras delincuenciales “como alias Pichi y ‘Julio Perdomo’ ”.

Carrasquilla aseguró que “pretendía favorecer el sometimiento de algunas estructuras delincuenciales ante la justicia, con el fin de obtener beneficios”. La fiscal habló de que se venía haciendo “una negociación” y de que se trataba de un asunto personal de Villegas.

La investigación contra el secretario de Seguridad de Medellín habría comenzado el 22 de julio del 2016 y ha estado encabezada por la Unidad Nacional contra el Crimen Organizado seccional de Medellín.

Según una fuente de la Fiscalía en Bogotá, “varios capos aspiraban a salir de la cárcel con la mediación de Villegas, como ‘Julio Perdomo’ y ‘Pichi’.

‘Pichi’ es Édison Rodolfo Rojas, excabecilla de la ‘oficina’ capturado en el 2013, en Panamá.

Sobre este, el experto en el conflicto urbano de Medellín y presidente de la Corporación para la Paz y el Desarrollo Social (Corpades), Luis Fernando Quijano, sostiene que aún continúa en prisión y que es el sucesor de alias Sebastián en el grupo de ‘la Terraza’, una de las líneas más poderosas de la ‘oficina’.

“Desde la cárcel, ‘Pichi’ ha lanzado la propuesta de sometimiento de ‘la Terraza’. Por eso, ha habido varias entregas como las de ‘Vikingo’, ‘Chómpiras’ y ‘Puto’. Entiendo que algunos se sometieron en la oficina de Villegas, pero con presencia de Fiscalía. ‘Pichi’ es el que viene diciendo que es necesario dialogar, negociar y hacer el sometimiento a la justicia”, añadió Quijano.

Según este conocedor del bajo mundo de Medellín, la posición de ‘Pichi’ es “sensata” porque no está pidiendo reconocimiento político. “Creo que en torno a la búsqueda de esos sometimientos se movía Gustavo Villegas”, dice Quijano.

Al otro delincuente mencionado por la Fiscalía en el caso de Villegas, ‘Julio Perdomo’, se le conoce por formar parte de la criminalidad desde la existencia de los bloques Cacique Nutibara y Héroes de Granada de las autodefensas.

El director de Corpades cree que al secretario de Seguridad de Medellín le pusieron una trampa, no la Fiscalía, sino otras personas.

Se habla del ‘clan del Golfo’, que estaría en una disputa con el grupo ‘la Terraza’, la cual le ha servido para ejecutar crímenes. Se supone que el ‘clan del Golfo’, del que forman parte viejos miembros de la ‘oficina de Envigado’, pretende extenderse a zonas de Medellín a las que no ha podido entrar por la presencia de integrantes de ‘la Terraza’.

“La pregunta es: ¿Gustavo Villegas era una rueda suelta, estaba haciendo eso a espaldas de la Alcaldía? No creo, creo que se vio envuelto en una trampa, él fue opositor a la propuesta de paz urbana donde buscaban los beneficios políticos, se volvió incómodo para una parte de la ‘oficina’ ”, afirma Quijano.

Dijo además que la ciudad está en un momento difícil en materia de seguridad.
Dentro del caso de Villegas fue detenido también el contratista de la Secretaría de Seguridad Mariano Humberto Zea.

¿Cambió la ‘oficina’?

La ‘oficina de Envigado’ se habría transformado en la ‘oficina del valle de Aburrá’, es decir, en una organización criminal con mayor alcance, pero seguiría cumpliendo el papel de fachada del cartel de Medellín.

Sería, según un texto de Fernando Quijano, “la encargada de cubrir a los verdaderos jefes de la mafia, representados en una junta directiva que concentra los intereses de clanes, familias y organizaciones mafiosas, mezcladas con la legalidad, e incluso con el paramilitarismo, que en la actualidad sigue existiendo” en cabeza de ‘los urabeños’, también llamados ‘clan del Golfo’.

NACIÓN

Sigue bajando para encontrar más contenido

Ya leíste 20 artículos gratis este mes

Rompe los límites.

Aprovecha nuestro contenido
desde $10.999 al mes.

¿Ya eres suscriptor? Ingresa

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta gratis y pódras disfrutar de:

  • Acceso ilimitado al contenido desde cualquier dispositivo.
  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta gratis y disfruta de acceso ilimitado al contenido, desde tu computador, tableta o teléfono inteligente.

Disfruta del contenido sin límites

CREA UNA CUENTA GRATIS


¿Ya tienes cuenta? INGRESA