Sigue polémica por informe de estados contables de la U. de Antioquia

Sigue polémica por informe de estados contables de la U. de Antioquia

Contraloría calificó de adversos los estados financieros, rector asegura que hay un error. 

Universidad de Antioquia

En las distintas sedes de la U. de A., hay 40.000 estudiantes, de los cuales, 37.000 son de pregrado y 3.000 son de posgrado.

Foto:

Guillermo Ossa / EL TIEMPO

08 de febrero 2018 , 06:20 a.m.

“En la Universidad de Antioquia (U. de A.) no hay detrimento patrimonial”. La frase la repite con seguridad el rector Mauricio Alviar para controvertir el informe de la Contraloría Departamental, en el que emitió un concepto adverso de los estados financieros, en la vigencia 2016, de la institución de educación superior más importante del departamento.

Pese a las explicaciones y al parte de tranquilidad que dio el rector, persiste la duda entre la comunidad universitaria. Según el informe del ente de control, hay hallazgos fiscales por 2.559 millones de pesos.

Para Alviar, la noticia les cayó como un balde de agua fría, en vista de que en 2016 no emprendieron acciones diferentes a las de los años anteriores, cuando obtuvieron resultados favorables con observaciones menores, principalmente administrativas, en lo que reconoce hay aspectos por mejorar, pero no observaciones fiscales, como ocurre hoy.

Por ello, se mantiene en la decisión de oponerse a dicho informe con el argumento de que la contraloría no se acogió estrictamente a características puntuales de la U. de A.

Entre ellas hay dos que destaca el directivo. La primera es que en el informe se tuvo en cuenta el no pago del impuesto de seguridad ciudadana, pero, según Alviar no es obligación de la universidad hacer ese recaudo, debido a que es un ente universitario autónomo. Aseguró que en años pasados ese ítem no se tuvo en cuenta en la auditoría de la contraloría.

El segundo obedece a una figura denominada transferencias intrauniversitarias, que consiste en servicios que se prestan entre sí facultades u otras dependencias de la universidad. Esto quiere decir que siempre será un egreso para una y un ingreso para otra, “por lo cual el neto queda en cero, pero la Contraloría entendió que los ingresos de la universidad estaban sobredimensionados y ese valor no coincide con la base de datos del Ministerio de Hacienda”, agregó Alviar.

Tenemos todas las pruebas para controvertir el informe de la Contraloría

Por eso, reiteró, le solicitó a la Contraloría, el pasado 23 de enero, establecer una mesa de trabajo para revisar el informe, pues está seguro de tener todas las pruebas para demostrar que no hay razones para los hallazgos fiscales. Sin embargo, dos días después el ente de control respondió de forma negativa a la petición, con el argumento de que “los hallazgos se validaron con base a evidencias suministradas por el sujeto de control, apegados a los términos y tiempos para efectuar las actuaciones correspondientes dentro del proceso auditor”.

Por su lado, Jhon Mario Muñoz, presidente de la Asociación de Profesores de la Universidad de Antioquia, criticó que la reacción del rector ante el informe fue tardía, en tanto que el resultado se conoció en octubre de 2017 y solo en enero pasado emitió un comunicado de rechazo al mismo.

Asimismo, manifestó el líder docente, confían en la posición de la Contraloría. “Este ya es un debate de moralidad y ética pública, el rector tuvo tiempo de octubre a diciembre para concertar, tuvo que pedir desde ese tiempo la mesa de trabajo y hoy le echa la culpa a la contraloría y dice que hay grupos universitarios que le están haciendo mal ambiente, pero consideramos que hay una burla a los órganos de control y la comunidad universitaria”, anotó.

Los hallazgos se validaron con base a evidencias suministradas por el sujeto de control, apegados a los términos y tiempos para efectuar las actuaciones correspondientes dentro del proceso auditor

Entre tanto, el rector insistirá en conformar la mesa de trabajo con la Contraloría. Si la respuesta sigue siendo negativa, pedirá revisión ante la Auditoría General de la Nación, encargada de hacerle control a las contralorías departamentales, o ante la Contraloría General de la República. El Consejo Superior Universitario expresó ayer apoyo a esta decisión y aseguró que los manejos financieros de la U. de A. han sido adecuados históricamente.

Vale recordar que la Universidad de Antioquia tiene un déficit de funcionamiento de 33.000 millones de pesos, una situación que no tiene nada que ver con el informe de la Contraloría, el cual se basó en la revisión de los estados contables y financieros.

El déficit, que en 2016 fue de 37.000 millones de pesos, logró una contención de 4.000 millones de pesos en 2017, gracias a que se pudieron gestionar recursos de la reforma tributaria que le permitieron ampliar la base presupuestal en 18.000 millones. La situación deficitaria es la misma que viven todas las universidades públicas del país.

Controversia por elección de jefe de un centro de investigación

Otra controversia que se vive por estos días en la Universidad de Antioquia tiene que ver con el nombramiento de la antropóloga Catalina Restrepo, como jefe del Centro de Investigaciones Sociales y Humanas(CISH).

El lío radica en que muchos han criticado que pese a su idoneidad y trayectoria, sea la hija del actual miembro del Consejo Superior Universitario, Jaime Restrepo Cuartas, lo que han calificado como una estrategia del rector Mauricio Alviar para obtener su reelección en la próxima designación de rector, que se hará el 27 de febrero.

Al respecto, Alviar manifestó que las facultades, escuelas e institutos tienen plena autonomía para nombrar sus equipos de trabajo, por lo cual, en la Facultad de Ciencias Sociales y Humanas abrieron un concurso de méritos para elegir a un director para el centro de investigaciones. Entre seis aspirantes, Restrepo obtuvo el mejor desempeño, por lo cual fue seleccionada.

“Si bien el rector es el nominador de cualquier tipo de nombramiento, cuando llega a la oficina ha tenido el visto bueno del consejo de facultad, el decano, talento humano, la secretaría general, no hay ninguna irregularidad porque se hizo con concurso abierto y ella es idónea para ocupar el cargo”, expresó.

Sin embargo, para la Asociación de Profesores de la Universidad de Antioquia sí hay impedimento ético del rector, por acción o por omisión, en vista de que es la cabeza de la universidad.

“Apelamos a que los órganos de control den trámite a esto y tomen acciones”, dijo Jhon Mario Muñoz, presidente de la Asociación.

El nombramiento de Restrepo se hizo en septiembre de 2017, por lo cual Alviar considera que no tiene nada qué ver con la época de designación de rector, cargo para el cual hay siete aspirantes en este momento.

HEIDI TAMAYO ORTIZ
Redactora de EL TIEMPO
@HeidiTamayo
Medellín

Sigue bajando para encontrar más contenido

CREA UNA CUENTA


¿Ya tienes cuenta? INGRESA

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.