Habitantes denuncian freno a obras en Parque Biblioteca España

Habitantes denuncian freno a obras en Parque Biblioteca España

Las labores de repotenciación empezaron en octubre de 2015.

fg

En octubre del año 2015, se iniciaron las obras para recuperar el Parque Bilioteca España luego de que sufriera fallas estructurales en sus fachadas.

Foto:

Guillermo Ossa/EL TIEMPO

07 de septiembre 2016 , 01:06 p.m.

En lo alto del nororiente de Medellín, en el barrio Santo Domingo Savio, ya no sobresalen las tres imponentes rocas del Parque Biblioteca España. En su lugar hay tres grandes andamios, tan solo esqueletos de una obra cubiertos con lonas negras.

Eso es lo que queda de la biblioteca que le cambió la cara a la comuna 1 de Medellín y que llevó transformación a los habitantes.

En los andamios, ni un obrero que indique que las labores de repotenciación de la estructura avanzan, lo que ratificaría las denuncias de los ciudadanos del barrio, quienes aseguran que hace varios meses las obras se detuvieron y no hay noticias certeras sobre una fecha aproximada en la que podrían estar terminadas.

“Estamos desconcertados con la Administración pasada y con la actual, porque no le han metido mano fuerte a las obras para recuperar la biblioteca. La repotenciación está muy atrasada, estamos tristes, porque ya vamos a ajustar un año en que la biblioteca está parada y no se ven avances”, sostuvo Adolfo Taborda Molina, presidente de la Junta de Acción Comunal de Santo Domingo Savio 1.

Y es que la incertidumbre define el presente y el futuro de la obra, pues aunque grandes vallas indican su inicio en octubre del 2015, no especifica la fecha de terminación y entrega, otra de las grandes críticas de las personas de la zona, que no entienden en qué van los 9.746 millones de pesos invertidos.

Según el líder comunitario y otros vecinos, desde que empezaron las nuevas construcciones solo se vio cómo quitaban las fachadas que por algunos años caracterizaron la reconocida biblioteca, un proceso que no duró más de cuatro meses.

Después de ello, si acaso se ven uno o dos trabajadores, más los técnicos, personas de mantenimiento, vigilantes, ingenieros y funcionarios que quedan.

A vivir sin la biblioteca no se han acostumbrado las personas de la comuna, pues perdieron uno de los mayores hitos de transformación de su territorio.

“El comercio se vio afectado porque ya casi no vienen personas de otros lugares, la educación, la formación y la cultura perdieron mucho, ese era un lugar donde niños, jóvenes y adultos iban a desarrollar muchas actividades”, anotó el presidente de la JAC.

Pero, más allá de ir a conectarse a internet, hacer tareas, leer un libro, participar en actividades lúdicas y culturales o simplemente entrar a un baño a mirarse al espejo, la biblioteca representó para Santo Domingo Savio y los barrios aledaños reconstrucción del tejido social y confianza, esa que les generó que no solo Medellín sino también el país y el exterior pusiera los ojos en ellos por algo tan positivo como fueron las tres cajas negras que asemejan gigantes rocas, esas que fueron visitadas por el rey Juan Carlos y su esposa y lograron reconocimiento internacional.

EL TIEMPO trató de comunicarse con la Secretaría de Infraestructura de Medellín, para conocer el avance de las obras, pero no obtuvo respuesta.

Un lugar clave

Jefferson Moreno Londoño, un joven de 19 años, considera que la biblioteca les hace muchas falta a los habitantes del sector.

“Mucha gente por aquí no tiene estabilidad en su casa y la biblioteca ofrecía las facilidades de internet, de libros, de espacios para compartir, con ella cerrada ya es imposible y para muchos de nosotros ofrecía recursos vitales”, indicó.

Asimismo, criticó que no se tenga una fecha exacta de la entrega de la biblioteca, pues aunque en las reuniones que se hacen cada mes con la comunidad para conocer los avances del proyecto les han dicho que en febrero de 2017 se finalizarán, muchos habitantes creen que es imposible, en vista de los pocos avances que perciben.

Lo que sí tienen claro es que el Parque Biblioteca es fundamental para la comunidad y agradecen que el Sistema de Bibliotecas Públicas de Medellín recorra el territorio para llevar actividades y programas que solían funcionar en el lugar.

rtyhfgh

Murales realizados por los habitantes del sector en los alrededores de la obra del Parque Biblioteca. Guillermo Ossa / EL TIEMPO

Foto:

Por eso, en vista de la desilusión que han sentido muchos de los niños de la zona, el pasado 18 de junio, la comunidad, en conjunto con varias instituciones como el Metro, la Universidad de Antioquia y la Secretaría de Infraestructura Física de Medellín, entre otras, decidieron realizar la actividad ‘Pinta y sueña tu biblioteca’, un evento en el cual los más pequeños plasmaron dibujos y mensajes en las paredes provisionales que encierran la obra, y lo hicieron para mantener la apropiación de un lugar que aunque ya no funciona, tienen la esperanza de que vuelva.

La empresa contratista tuvo líos con los obreros

Según Eduar Taborda, un habitante de la zona que trabajó en la obra desde febrero hasta mayo de este año, las personas que contrataron en el barrio para participar en la repotenciación del Parque Biblioteca España tuvieron muchos inconvenientes con sus pagos, debido principalmente a que no se efectuaban en la fecha acordada.

“A nosotros nos pagaban cada mes, pero nunca llegaba el salario puntual. Cuando empezamos a indagar, nos dimos cuenta de que la empresa contratista no mandaba a tiempo los documentos de nómina a Bogotá, que es desde donde hacían los pagos. En Bogotá le echaban la culpa a Medellín y acá, se la echaban a Bogotá”, expresó.

Dijo también que el contratista empezó a terminar los contratos de la mayoría de obreros del barrio, que a muchos les entregaron la liquidación, incluso tres meses después de su salida y que hay algunos a quienes no se las han pagado todavía.

Por otro lado, aseguró que al menos hace tres meses las labores en el Parque Biblioteca están suspendidas y que durante su estadía en el proyecto en ocasiones no llegaban los materiales requeridos para adelantar las labores, pese a que los ingenieros pedían prontitud en las mismas.

“Cuando se empezó a demoler eran muchas las expectativas, pero luego había momentos en los cuales llegaba un material que era para un proceso que se haría en un mes, pero no llegaba el material que necesitábamos de inmediato. Se notaba cierta descoordinación”, puntualizó.

Heidi Tamayo Ortiz
Redactora de EL TIEMPO
@HeidiTamayo

Ya leíste 20 artículos gratis este mes

Rompe los límites.

Aprovecha nuestro contenido
desde $10.999 al mes.

¿Ya eres suscriptor? Ingresa

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta gratis y pódras disfrutar de:

  • Acceso ilimitado al contenido desde cualquier dispositivo.
  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta gratis y disfruta de acceso ilimitado al contenido, desde tu computador, tableta o teléfono inteligente.

Disfruta del contenido sin límites

CREA UNA CUENTA GRATIS


¿Ya tienes cuenta? INGRESA