Ofrecen solución tecnológica para el servicio doméstico

Ofrecen solución tecnológica para el servicio doméstico

Una aplicación móvil facilita la consecución de personal de aseo con prestaciones sociales

fg

El servicio se hace únicamente por días, bien sea de ocho o cuatro horas de trabajo.

Foto:

Archivo particular

27 de septiembre 2016 , 09:44 a.m.

Conseguir empleadas domésticas se volvió cada vez más complejo. No solo por seguridad y confianza, sino por las nuevas obligaciones laborales que les han conferido, lo que para muchas personas se puede volver un desorden para su vida.

Pero lo que muchos ven como un problema, Gonzalo Ucar y sus socios lo vieron como una oportunidad.
“Soy extranjero y para mí fue difícil encontrar a alguien de confianza porque el servicio de empleadas domésticas funciona principalmente con el ‘voz a voz’, con familia y amigos y como no teníamos esas redes fue difícil. Eso, sumado a la falta de regulación en prestaciones sociales, vimos que era un mercado poco eficiente y que se podía mejorar con tecnología”, explicó Ucar, director de operaciones de Hogaru.

Hogaru es una plataforma virtual que permite reservar en línea una empleada que se encarga de asear su casa u oficina sin preocupaciones por prestaciones sociales.

Así, los derechos a cesantías, intereses sobre ellas,vacaciones de 15 días hábiles, afiliación a salud, pensión y a una aseguradora de riesgos profesionales, con el que cuentan las empleadas domésticas, corren por cuenta de la empresa.

La innovación está operando en Bogotá, Cali y Medellín desde el año pasado. En la capital antioqueña cuentan con una oficina y casi 100 profesionales del aseo que prestan el servicio en hogares y pymes.

“Para mí, la principal ventaja es la despreocupación completa de tener problemas con la relación laboral de un trabajador. Porque esta va más allá del contrato o pago de prestaciones sociales, también hay pago de incapacidades y liquidaciones”, indicó Ucar, quien añadió que con Hogaru, la empresa se encarga de todo: la contratación, el pago, la liquidación o pago por incapacidades.

“Si se enferma una profesional, enviamos otra”, agregó.

El emprendedor explicó que el servicio se hace únicamente por días, ya sea de ocho o cuatro horas. El primero tiene un costo de 65.000 pesos y el otro de 50.000 pesos.

Reconoció que es más costoso que un servicio tradicional, pero que cuenta con más ventajas para el cliente: una de ellas es la seguridad.

El pasado 11 de septiembre la Policía Metropolitana, en coordinación con la Fiscalía General de la Nación, logró la captura de tres personas de la banda criminal ‘Las Damas’, quienes al parecer eran responsables de varios hurtos en sitios exclusivos de las ciudades de Medellín, Cali y Bogotá haciéndose pasar por empleadas de servicio.

“Los anteriores al parecer serían los responsables del hurto a varias residencias ubicadas en el barrio El Poblado de Medellín y el municipio de Envigado de los cuales lograron sustraer elementos por una suma aproximada de 140 millones de pesos”, expresó la Policía en un comunicado.

Esta nueva plataforma virtual cuenta, además, con un equipo experto de sicólogas que conocen el sector y que hacen un estricto proceso de selección apalancados con la tecnología, para tranquilidad de quien requiere el servicio.

“Solo contratamos el 3 por ciento de las personas que tocan nuestras puertas. Revisamos antecedentes, si tienen procesos penales en contra, validación de experiencia laboral, información laboral y ver qué tan bien se adaptan a las exigencias, porque les hacemos capacitaciones constantes. Sabemos que no es fácil dejar entrar a una persona a la casa u oficina”, explicó Ucar.

Por eso, insistió en que desde Hogaru se busca profesionalizar y dignificar el empleo doméstico. Para lograrlo, a sus trabajadoras se les llama Profesionales de limpieza y no empleadas del servicio.

Aseguró que, según MinTrabajo, hay más de 800.000 empleadas domésticas de las cuáles más del 90 por ciento están en la informalidad. Por eso, más allá de las prestaciones sociales, también se les brinda apoyo sicológico y financiero.

“El 61 por ciento de las empleadas domésticas informales ganan entre 150.000 y 300.000 pesos y trabajan más de 12 horas. Con nosotros el salario promedio está entre 800.000 y 1.000.000 de pesos”, manifestó el directivo.
Aclaró también que el servicio (aseo, lavado, planchado, cafetería) no incluye alimentación.

“Nosotros garantizamos el servicio. Si el cliente no queda satisfecho con el servicio enviamos otra profesional sin costo para compensar. Porque podemos tener control sobre si quedó o no bien limpia la casa. Pero con la comida es más difícil porque no todos los gustos son los mismos”, indicó Ucar.

Sin embargo, el apoyo también se brinda en tiempo real. Cada profesional de limpieza recibe un smarthphone pagado por Hogaru en el que pueden comunicarse con un Call Center para reportar si están siendo maltratadas o si les están pidiendo que se queden más tiempo del que se pagó por el servicio.

Según Ucar, la empresa tiene como meta llegar a 400 profesionales al finalizar el año y expandirse en 2017 a otras ciudades.

En Medellín, donde tienen más de 1.500 clientes, esperan finalizar el año con 140 profesionales más para atender la demanda que hay.

Alejandro Mercado
Redactor EL TIEMPO

Sigue bajando para encontrar más contenido

Ya leíste 20 artículos gratis este mes

Rompe los límites.

Aprovecha nuestro contenido
desde $10.999 al mes.

¿Ya eres suscriptor? Ingresa

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta gratis y pódras disfrutar de:

  • Acceso ilimitado al contenido desde cualquier dispositivo.
  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta gratis y disfruta de acceso ilimitado al contenido, desde tu computador, tableta o teléfono inteligente.

Disfruta del contenido sin límites

CREA UNA CUENTA GRATIS


¿Ya tienes cuenta? INGRESA