Pese a nuevo plan, sigue inconformidad por obra de Los Balsos

Pese a nuevo plan, sigue inconformidad por obra de Los Balsos

Alcaldía aclaró que pagará los sobrecostos del paso a desnivel. Sin embargo, siguen sinsabores.

fg

La obra de la transversal inferior con Los Balsos terminará costando 18.000 millones de pesos, 8.000 millones más de lo inicial. La corrección en el muro de pantalla empezará en diciembre.

Foto:

Jaiver Nieto

21 de noviembre 2016 , 10:36 a.m.

Vecinos del paso a desnivel de la transversal Inferior con la loma de Los Balsos siguen inconformes, pese a que la Alcaldía les presentó el nuevo plan de obras y les aclaró que los sobrecostos, que superan los 8.000 millones de pesos, no serán financiados por valorización sino que los asumirá la Administración.

La razón radica en que ese proyecto de movilidad, que tienen un retraso de 14 meses, sigue causando caos vehicular, inseguridad y daños en la infraestructura de algunos apartamentos. Al menos en eso coinciden los vecinos.

El nuevo cronograma de obras irá desde la primera semana de diciembre próximo, cuando se iniciarán los trabajos de reparación en uno de los muros de pantalla del deprimido, y terminaría en la última semana de abril de 2017.

La falla en los anclajes de uno de los muros de pantalla del deprimido, que funciona como estructura de contención, se identificó en febrero pasado, y su reparación valdrá 3.500 millones de pesos, sin contar los 280 millones que costó el estudio que hizo la Universidad de Medellín para determinar el error y la solución.

La secretaria de Infraestructura Física. Luz Marina López, explicó que la afectación fue en un tramo de pantalla de 59 metros, que generó grietas y desplazamiento en la misma. “Hasta el momento se encuentran en análisis el diagnóstico realizado por la Universidad de Medellín, con la cual se espera emitir un concepto sobre las causas y los presuntos responsables”, explicó.

La funcionaria dijo que en términos generales, la solución propuesta consiste en el confinamiento superior e inferior de la pantalla con vigas, que restringen el movimiento o deformación de la misma. “Se realizará una intervención que permita garantizar la calidad en las obras terminadas y el correcto funcionamiento del deprimido y las vías conexas”, agregó.

Alfonso Vergara, vecino del sector e ingeniero civil, contó que pese a las inconformidades, les tranquiliza que la empresa Conconcreto sea la nueva constructora asignada para corregir el error y terminar la obra.

“Es una firma seria y de trayectoria, el proceso para llevar a cabo la reparación de ese deprimido desde el punto de vista de la ingeniería está bien, así como los refuerzos que pondrán para sostener las pantallas y unirlas a lo largo del deprimido”, dijo.

Sin embargo, aclaró que preocupa el estudio hidrogeológico, es decir, identificar corrientes de agua, su camino natural y la cantidad. “En el futuro puede presentarse una desbocada de esas aguas hacia la superficie, no creo que con los repuestos que están poniéndole a las pantallas vaya a ocurrir ningún movimiento en esos muros, pero entonces el agua buscará una salida, puede ser para los edificios”, advirtió.

La otra inquietud grande, dijo Vergara, es que la póliza de seguro vence en dos años, entonces, después de 24 meses, si hay un daño, en las viviendas ya no van a quedar cubiertos.

“El retraso de la obra es de 14 meses y la entregarían en mayo, estaríamos hablando de casi de 20 meses por un estudio de suelo y unos diseños mal hechos”, aseguró.

La obra fue adjudicada hace más de 35 meses por 9.830 millones de pesos y la fecha pactada para entregarla era el 17 de septiembre de 2015.

Sin embargo, faltando un mes, la constructora Unión Temporal, por incumplimiento, tuvo que ceder el contrato a la empresa Gisaico S.A, que hizo trabajos hasta agosto pasado, mes que se suspendieron las obras mientras se realizaba un estudio para identificar las fallas en los muros. La obra terminará costando 18.000 millones de pesos.

Pero esos no son los únicos perjuicios. Gabriel Jaime Escobar, habitante de la unidad Torres del Arroyo, aseguró que el retraso ha sido caótico y ha perjudicado la movilidad del sector. “Pese al caos, no hay policía de tránsito y los conductores son acelerados, se montan por los andenes, no respetan al peatón, van metiéndose por cualquier sitio sin ningún control”, dijo.

Igualmente, aseguró que esas congestiones han traído inseguridad porque cada vez es más frecuente que roben en los semáforos a los conductores.

Por ahora, los vecinos coinciden en que cuando esté lista la obra, esta no solucionará el problema de movilidad del sector, que cada vez tiene más proyectos de vivienda y más vehículos.

MEDELLÍN

Sigue bajando para encontrar más contenido

Ya leíste 20 artículos gratis este mes

Rompe los límites.

Aprovecha nuestro contenido
desde $10.999 al mes.

¿Ya eres suscriptor? Ingresa

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta gratis y pódras disfrutar de:

  • Acceso ilimitado al contenido desde cualquier dispositivo.
  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta gratis y disfruta de acceso ilimitado al contenido, desde tu computador, tableta o teléfono inteligente.

Disfruta del contenido sin límites

CREA UNA CUENTA GRATIS


¿Ya tienes cuenta? INGRESA