Niños de 0 a 5 años son las principales víctimas de maltrato

Niños de 0 a 5 años son las principales víctimas de maltrato

Golpes, mordiscos, pellizcos, encierros e, incluso, quemaduras persisten como prácticas de crianza.

Abuso infantil

Organizaciones sociales promueven distintas movilizaciones para defender los derechos de los menores de edad.

Foto:

Héctor Fabio Zamora /Archivo EL TIEMPO

16 de abril 2018 , 07:00 a.m.

La violencia intrafamiliar contra niños y adolescentes en Medellín tuvo un incremento del 82,4 por ciento en las edades de 0 a 5 años, del 22 por ciento de los 6 a los 11 años y del 10,6 por ciento de los 14 a los 17 años, entre el primero de enero y el 31 de marzo de este año, respecto al mismo periodo del año pasado. Solo tuvo una disminución del 12 por ciento en el rango de 12 a 13 años, de acuerdo con datos del Sistema de Información para la Seguridad y la Convivencia (SISC).

Eso se traduce en que en los primeros tres meses de este año van 709 registros de menores de edad afectados por el maltrato en el hogar. El panorama es desalentador. Según cifras recopiladas por la alcaldía de Medellín, en 2017 se reportaron 11 denuncias diarias de maltrato contra niños y adolescentes en sus propias familias, de las cuales 8 fueron atendidas en las comisarías y 3 en centros de salud. Las más afectadas fueron las niñas, con 59 por ciento de los casos.

La administración municipal también indicó que entre 2015 y 2017 las comunas con mayor concentración de casos de violencia intrafamiliar fueron Doce de Octubre, Robledo, San Javier, Popular, Aranjuez, Manrique, Villa Hermosa, La Candelaria y Buenos Aires.

Ángela Rosales, directora nacional de Aldeas Infantiles SOS, explicó que pese a que hay otros entornos en los que los menores de edad sufren maltratos, la mayoría ocurren en el hogar. Aunque pareciera cosa del pasado, todavía hay padres y cuidadores que recurren a golpes, mordiscos, pellizcos y gritos para reprender a los niños. Sin contar la frecuencia con la que se presentan situaciones en las que los amarran, encierran o mojan con baldados de agua fría.

Víctimas de casos como estos son los 650 niños que reciben atención por medio del juego en el centro terapéutico Jugar para Sanar de la Fundación de Atención a la Niñez (FAN) de Medellín. La gerente de la entidad, Mabel Patiño, explicó que los menores de edad llegan remitidos por el Instituto Colombiano de Bienestar Familiar (ICBF), la EPS Sura u otras entidades ante el presunto abuso sexual o el maltrato que sufren.

Patiño dijo que muchos también llegan con quemaduras causadas por los propios padres y con otras marcas de maltrato en sus cuerpos. “Estamos atendiendo niños que han sido víctimas en feminicidios, matan a su mamá delante de ellos. Ahí hay que hacer un trabajo fuerte para ayudarles a entender lo que pasó, a evitar el trauma y hablar incluso de perdón con el adulto que les quitó a su madre”, anotó la experta.

En el maltrato sicológico se nota un ejercicio de poder de parte del adulto, que puede ser cualquier miembro de la familia, busca reprimir al niño a partir de la fuerza física

Tanto Patiño como Rosales coincidieron en que al castigo físico se suma el sicológico, que también deja secuelas graves en los menores de edad. En este caso son ridiculizados, los hacen sentir inútiles y poco amados, hay negligencia en el cuidado y abandono.

“En el maltrato sicológico se nota un ejercicio de poder de parte del adulto, que puede ser cualquier miembro de la familia, busca reprimir al niño a partir de la fuerza física, pero también del poder desde el estado emocional que ejercen sobre los niños”, expresó Rosales, quien añadió que en esta como en otras vulneraciones a los derechos infantiles hay subregistro, en tanto que no todos los abusos se reportan.

Se normaliza el castigo

Uno de los mayores problemas en esta realidad es que la sociedad normalizó el maltrato físico y sicológico como un elemento correcto en la crianza. Sin embargo, las implicaciones son serias para el futuro. Patiño afirmó que esto lleva a que los niños crezcan con temores generalizados e, incluso, odios. A ello se suma que los aprendizajes no se basan en una verdadera conciencia, sino en el miedo a recibir un castigo.

Además, indicaron las expertas, estas formas de castigos pueden desembocar en un asesinato, como ha ocurrido en tantas ocasiones. Por ello, es importante que los adultos comprendan que ningún tipo de maltrato es válido con los menores de edad.

Al respecto, la primera dama de Medellín, Margarita Gómez, hizo un llamado para que familias, instituciones educativas y la sociedad en general denuncien los casos de maltrato infantil antes de que ocurra una tragedia.

Solo en 2017, en Antioquia fueron asesinados 143 menores de edad, de los cuales 27 estaban entre los 0 y los 14 años, según datos del Instituto Nacional de Medicina Legal. Entre enero y febrero de este año hubo 21 homicidios de menores, de los cuales 4 fueron a niños de 0 a 14 años.

HEIDI TAMAYO ORTIZ
Redactora de EL TIEMPO
@HeidiTamayo
Medellín

Sigue bajando para encontrar más contenido

CREA UNA CUENTA


¿Ya tienes cuenta? INGRESA

Ya leíste los 800 artículos disponibles de este mes

Rompe los límites.

Aprovecha nuestro contenido digital
de forma ilimitada obteniendo el

70% de descuento.

¿Ya tienes una suscripción al impreso?

actívala

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.