Mecánicos de Naranjal reubicados en El Caracol temen por su futuro

Mecánicos de Naranjal reubicados en El Caracol temen por su futuro

En total son 17 negociantes reubicados que expresan preocupación por una posible nueva reubicación.

Mecánicos reubicados en El Caracol

Los mecánicos aseguraron que subsisten porque los clientes de hace años siguen yendo a El Caracol para buscar servicios.

Foto:

Esneyder Gutiérrez

29 de agosto 2017 , 07:05 a.m.

En una pequeña bolsa transparente, Rogelio Sánchez guarda desde hace más de 20 años las facturas que paga para mantener su negocio de repuestos vehiculares. Las dos primeras décadas las trabajó en un local alquilado en el barrio Naranjal, de donde tuvo que salir hace unos cuatro años debido al Plan de Renovación Urbana Naranjal y Arrabal. Allí, pagaba 1’400.000 pesos de arriendo, pero obtenía ganancias de hasta 7’000.000 de pesos, según aseguró, con lo que podía pagarles a sus tres empleados.

Hoy no paga alquiler, pero sí 600.000 pesos mensuales por los servicios públicos y la administración del lugar. Su negocio está ubicado en uno de los contenedores de El Caracol, un lote ubicado en el sector Caribe, en el noroccidente de la ciudad. Allí trabaja solo, pues no tiene cómo pagar empleados. 

Como él, otros, entre los 17 dueños de las unidades de negocio que quedan en El Caracol, todas en contenedores de colores, se quejaron de las pérdidas económicas que les significó salir del Naranjal. Hay quienes pasaron de tener dos locales con siete trabajadores en total, a uno solo con dos.

Asimismo, pasaron de ganar 5’000.000 de pesos al mes, a menos de 2’000.000. La queja es generalizada entre los mecánicos.

Pero, además, entre los propietarios de restaurantes y cafeterías, que también fueron reubicados en El Caracol, ronda la incertidumbre. Allí, las mesas y sillas plásticas de colores se apilan bajo techos improvisados para darles un poco de comodidad a los clientes, que tienen, bajo sus pies, un piso de tierra que se vuelve incómodo cuando llueve.

Mecánicos reubicados en El Caracol

Como Rogelio Sánchez, casi todos los comerciantes consultados por EL TIEMPO manifestaron que tuvieron grandes pérdidas económicas, tras la reubicación.

Foto:

Esneyder Gutiérrez

Sin embargo, aun en los contenedores se las arreglan para subsistir y lidian con la inquietud que sienten porque el contrato de arrendamiento del lote, entre la Empresa de Desarrollo Urbano (EDU) y el propietario se vence el próximo diciembre, según explicó Andrés Uribe, subgerente de la entidad.

El funcionario agregó que aunque se termine el contrato, la EDU tiene la responsabilidad de darles a estas personas una reubicación hasta que se resuelva la situación en Naranjal, es decir, hasta que se construya un lugar en el que puedan tener sus negocios de forma definitiva.

Esto significa, de acuerdo con Yulier Urán, secretario por la Defensa de los Trabajadores de Naranjal y Arrabal, una nueva dificultad para los 17 propietarios de unidades de negocios, pues de nuevo los deja en la inestabilidad y es posible que tengan más pérdidas.

“Aquí llegaron inicialmente unas 35 actividades económicas, entre talleres, tiendas y restaurantes, hoy hay solo 17, algunos se devolvieron para Naranjal”, dijo el líder.

Mecánicos reubicados en El Caracol

En total, hay 17 mecánicos y comerciantes en contenedores en El Caracol.

Foto:

Esneyder Gutiérrez

Ante este panorama, el mecánico Bertulfo Borja expresó que prefiere una indemnización que le permita montar su negocio en otro lugar de la ciudad. “Yo pago 500.000 pesos para administración y aquí ya ni siquiera barren”, manifestó, al tiempo que señalaba con sus manos negras por el trabajo, el piso del lote lleno de hojas caídas de los árboles y con unas cuantas gallinas caminando por ahí.

De acuerdo con información de la EDU, las 17 actividades económicas que fueron trasladadas a El Caracol pertenecen a personas impactadas por las obras de la unidad de actuación número 2 y 3 en el Naranjal.

Cuatro son negocios relacionados con vehículo pesado, siete con el vehículo liviano y seis son negocios de comida complementarios a estas actividades. Todos esperan una solución para este diciembre.

Faltan casi 300 negocios por reubicar

Según Andrés Uribe, subgerente de la EDU, uno de los grandes logros que ha tenido el Plan Parcial de Renovación Urbana Naranjal y Arrabal es el nuevo censo que aumentó de 98 a 165 el número de familias impactadas por las obras y que debían ser reubicadas. El funcionario añadió que la solución de vivienda está determinada, pero aún no se sabe dónde estarán ubicadas las viviendas de interés social y de interés prioritario.

Asimismo, dijo, hay todavía unas 300 unidades de negocio que van a ser impactadas con el proyecto de renovación urbana que contempla varias unidades de actuación en un área de casi 13 hectáreas.

Sobre la unidad de actuación número 3, Uribe anotó que ya se han adquirido varios predios y que se van a empezar las labores de demolición y construcción.

Contrario a ello, Yulier Urán, líder de los trabajadores de Naranjal y Arrabal, sostuvo que en el lugar las obras no avanzan porque hay algunos predios que aunque ya fueron adquiridos por la EDU están embargados y en procesos judiciales. Urán también contó que los moradores de la zona esperan que su reubicación se haga en Naranjal y no en Arrabal.

HEIDI TAMAYO ORTIZ
Redactora de EL TIEMPO
@HeidiTamayo
MEDELLÍN

Sigue bajando para encontrar más contenido

Ya leíste 20 artículos gratis este mes

Rompe los límites.

Aprovecha nuestro contenido
desde $10.999 al mes.

¿Ya eres suscriptor? Ingresa

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta gratis y pódras disfrutar de:

  • Acceso ilimitado al contenido desde cualquier dispositivo.
  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta gratis y disfruta de acceso ilimitado al contenido, desde tu computador, tableta o teléfono inteligente.

Disfruta del contenido sin límites

CREA UNA CUENTA GRATIS


¿Ya tienes cuenta? INGRESA