Madres reciben restos de desaparecidos del conflicto

Madres reciben restos de desaparecidos del conflicto

Fiscalía identificó 14 víctimas del conflicto armado. En Antioquia, han encontrado 1.100 restos.

fg

Ana Odila Muñetón recibió los restos de su hijo, desaparecido a los 24 años en Barbosa (Antioquia), el 20 de septiembre del 2002.

Foto:

EFE

05 de septiembre 2016 , 03:09 a.m.

Más de una década esperó Ana Odila Muñetón para abrazar a su hijo y saber la verdad sobre su muerte.

Al igual que ella, otras 13 madres recibieron ayer los restos de sus seres queridos, en una ceremonia de la Fiscalía con reflexión sobre paz y perdón, de un conflicto armado que lleva más de 50 años.

“A pesar del dolor, tenemos la dicha de encontrarlos y darles cristiana sepultura. No debemos estar tristes, es una alegría grande, abrazar sus cuerpos después de estar tanto tiempo en la incertidumbre”, dijo Ana Odila.

(Vea: Especial: Desaparecidos: duelo eterno)

Las 14 familias iniciaron su duelo por la muerte de sus amados, asesinados entre 1994 y 2004, en manos de guerrilleros y paramilitares. Cinco de las víctimas murieron el 14 de mayo de 2004, en una masacre cometida por el bloque Magdalena Medio de las Auc, en el corregimiento El Prodigio de San Luis (Antioquia).

Ramón Eduardo Hoyos recibió a dos hermanos y a un primo, quienes murieron ese día. “Los amarraron, los asesinaron y los desaparecieron. Paramilitares y guerrilleros mataban porque alguien le daba la mano a un soldado, o solo por sospecha, estábamos en un fuego cruzado”, contó.

Entre tanto, Carlos Villamil, director de la Fiscalía Especializada de Justicia Transicional, dijo que el ente investigador continúa con su labor de buscar e identificar a los desaparecidos por el conflicto armado.

Sin embargo, será un trabajo arduo porque en el país hay más de 50.000 desaparecidos y 3.000 cuerpos exhumados, pero sin identificar. Antioquia es el departamento con las cifras más altas, hay 10.000 familias en la incertidumbre.

En la última década, la Fiscalía ha exhumado 1.100 restos, de los cuales, 900 han sido identificados y devueltos a sus familiares.

(También: Especial: Los muertos que nadie reclama)

“Las entregas son muy importantes para los allegados de las víctimas de desaparición forzada porque permite cerrar un ciclo, cerrar ese ciclo no es olvidar lo que pasó, es poder seguir con los planes de vida, interrumpidos por la violencia. Por eso cada vez hacemos más esfuerzos por darles respuestas a las personas que están en la incertidumbre”, agregó Villamil.

El director además dijo que una vez se entreguen los restos, La Fiscalía también busca la verdad y la justicia para reparar a las víctimas.

Ana Odila es una de las pocas personas que conoce la verdad sobre la muerte de su hijo. El mismo Néstor Abad Giraldo Arias, alias ‘El Indio’, exmiembro del Bloque Metro de las Auc, confesó ante Justicia y Paz que asesinó a su hijo solo por robarle una moto que necesitaban para cometer crímenes.

“Es muy doloroso y fuerte saber la verdad, pero es peor no saberla, no saber qué le pasó y por qué lo mataron. No paré de buscarlo, todo este tiempo empapelé calles de muchos municipios con su fotografía”, agregó.

Atención sicológica

La Unidad para la Atención a Víctimas del Conflicto acompañó a las familias de las 14 personas que recibieron ayer los restos, para subsanar el sufrimiento por la desaparición forzada por parte de grupos guerrilleros y paramilitares.

Jorge Mario Alzate, director de la entidad en Antioquia, dijo que las víctimas recibieron atención sicológica para liberar emociones de rabia, desconsuelo, aflicción y, a su vez, rescatar esos sentimientos, recuerdos y tomar una actitud de reconciliación y perdón.

El director explicó que tres días previos a la ceremonia, el equipo de sicólogos trabajó con los familiares para que afrontaran el momento doloroso de recibir los restos, además de conocer las circunstancias violentas en la que perdieron la vida sus seres queridos.

El funcionario añadió que también le brindarán atención legal a estas personas sobre la ruta de reparación integral que sigue para que puedan acceder a otras medidas como la indemnización económica, acceso a salud y educación.

La entrega de los restos coincidió con la Semana por la Paz, que se inició ayer en Medellín como una estrategia para aportar al perdón y a la reconciliación y al fin del conflicto armado.

Precisamente, Jhon Fernando Mesa, director de Redepaz, entidad que organiza este certamen, dijo que la Semana por la Paz es una tradición de hace 30 años para que las personas comprendan el significado de la paz, a través de pedagogía y cultura.

Ana Odila por fin estará en paz con sigo misma, podrá enterrar a su hijo y perdonar a quienes le hicieron tanto daño.

Deicy Johana Pareja M.
MEDELLÍN

Sigue bajando para encontrar más contenido

Ya leíste 20 artículos gratis este mes

Rompe los límites.

Aprovecha nuestro contenido
desde $10.999 al mes.

¿Ya eres suscriptor? Ingresa

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta gratis y pódras disfrutar de:

  • Acceso ilimitado al contenido desde cualquier dispositivo.
  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta gratis y disfruta de acceso ilimitado al contenido, desde tu computador, tableta o teléfono inteligente.

Disfruta del contenido sin límites

CREA UNA CUENTA GRATIS


¿Ya tienes cuenta? INGRESA