Lo difícil que resulta ser papá estando preso en una cárcel

Lo difícil que resulta ser papá estando preso en una cárcel

Avanza un plan para mitigar efectos negativos de la ausencia paterna en el desarrollo de los hijos.

Padres de familia en la cárcel

Por los resultados alcanzados, Dulce Hogar se proyecta llegar a más centros penitenciarios.

Foto:

Nataly Barrientos

29 de octubre 2017 , 09:58 a.m.

Gerardo* lleva tres años en un instituto carcelario del departamento de Antioquia esperando una decisión judicial relacionada con su condena: la opción de tener casa por cárcel.

Del otro lado se encuentra su hijo, Matías*, de 6 años. El niño enfrenta el diario vivir bajo la figura de un padre ausente.

Gerardo cuenta que la razón por la que hoy está preso es porque cuando se desempeñaba como funcionario público usaron su computador para cometer un robo del que lo sindicaron, injustamente.

Él, inicialmente, estuvo detenido en prisión domiciliaria. En medio de esa circunstancia fue mucho el tiempo que pasó con su pequeño, y admite que eso hace hoy más duro el proceso de desprendimiento.

Esta es la realidad que padecen muchos padres presos, con hijos. La población está estimada en 14.000 en 15 municipios del departamento.

Gerardo creía que había perdido todos sus derechos y esperanzas como padre y que ya no podía aportar a su familia, hasta que supo de Conexión Familia. Este es un proyecto de la fundación Dulce Hogar Centro de Experiencias para la Familia.

Conexión Familia busca fortalecer vínculos entre padres o madres privados de la libertad y sus hijos menores de 10 años, entendiendo que en etapa temprana la ausencia paterna o materna incide de manera directa en su desarrollo.

Dulce Hogar fue constituida como fundación en julio de 2015 por los esposos July Castro y Wilmar Babativa.

Para Dulce Hogar es prioridad encontrar financiación para contar con profesionales cuyo perfil garantice mayor cobertura y calidad en la atención

July, trabajadora social, y Wilmar, educador especial, nacieron en Bogotá pero residen desde hace 12 años en Medellín.

La pareja estaba en proceso de registrar la fundación en la Cámara de Comercio, cuando fueron contactados por una amiga cercana por el caso de una menor de 9 años que requería ayuda sicológica.

“La niña juraba que su papá iba salir de la prisión y no entraba en razón, pero en ese momento no pudimos ayudarla. Poco tiempo después me vino a la mente lo que había pasado con ella y sentí el llamado de Dios a que Dulce Hogar estuviera allí llevando su amor a las familias”, recuerda July.

El Instituto Nacional Penitenciario y Carcelario (Inpec) desarrolla una línea de atención sicosocial que busca promover la paternidad responsable y el fortalecimiento de las relaciones familiares.

Sin embargo, institucionalmente, ante la grave situación de hacinamiento en las cárceles y limitados recursos económicos para responder a las demandas de la población, la instancia gubernamental no logra dar abasto.

Dulce Hogar nació, entonces, como respuesta a esa necesidad y se integra a la red de apoyo de Pastoral Penitenciaria de Medellín bajo la coordinación del presbítero Julián Andrés Cano.Hasta ahora ha desarrollado la primera etapa de sensibilización con 22 reclusos de un centro penitenciario de máxima seguridad de Antioquia, con el apoyo de sicólogas en formación de Uniminuto.

La niña juraba que su papá iba salir de la prisión y no entraba en razón, pero en ese momento no pudimos ayudarla

La Fundación realizó entrevistas individuales a personas privadas de la libertad y a los cuidadores de sus hijos, en las cuales se indagó por las áreas afectiva y familiar.
En la misma medida ha trabajado contenidos relacionados con habilidades para la vida, declaradas por la Organización Mundial de la salud (OMS) en 1993 como atributos que podemos tener para convivir sanamente con otras personas.

Los internos tienen acceso telefónico y de visitas con sus parejas e hijos, pero es una posibilidad que está sujeta a su comportamiento.

Cuando son familias que no tienen lugar de residencia en Antioquia o el área metropolitana y no pueden ser visitados de manera presencial, existe la modalidad virtual, pero el acceso depende igualmente de su conducta.

Es un asunto complejo, pero que Conexión Familia ha querido facilitar para que el fortalecimiento de vínculos se logre. También resulta difícil que muchos papás no les dicen a los hijos dónde están, ocultan la verdad sobre su situación. Este es un reto que tiene Dulce Hogar para poder avanzar.

“Los niños necesitan entender que sus papás se pueden equivocar y que en la reflexión del error y de la falla pueden crecer como seres humanos”, agrega July.
La Fundación destaca la voluntad de los internos para participar de este proceso de formación de padres, aun teniendo en cuenta que Conexión Familia no se configura como opción de redención de condena, en este momento.

Los resultados que motivan

“El acompañamiento que me ha dado Dulce Hogar ha sido muy valioso porque me ha enseñado a comprender el valor que tiene el ser padre que, aunque estemos privados de la libertad, realmente es importante para nuestra familia el estar cerca de ellos”, dice Gerardo.

En la etapa de sensibilización, Dulce Hogar ha podido establecer que el 41 por ciento de los participantes reconoce que su desempeño paterno se encuentra en las categorías: regular, muy regular y mal.

Alternamente, el 64 por ciento de los participantes expresó no haber tenido el acompañamiento sicosocial correspondiente para trabajar temas que comprometen su estado emocional, al que califican como importante para sobrellevar la situación de encarcelamiento.

El de Gerardo, uno de los casos más complicado, con total distanciamiento en las relaciones entre interno y cuidador, está comenzando a dar frutos; ya se cuenta con aceptación por parte de la cuidadora de facilitar el acercamiento para que su hijo pueda reactivar la comunicación y el vínculo con su padre. Como están en distintos punto del territorio nacional se implementó Skype.

Actualmente Conexión Familia trabaja con la ayuda de voluntarios en ciencias humanas y sociales y se sostiene con el apoyo de los Realizadores de Sueños, personas que donan un aporte económico mensual. 

*Nombres cambiados a petición de la fuente.

NATALY BARRIENTOS GRISALES
Para EL TIEMPO
Medellín

Sigue bajando para encontrar más contenido

CREA UNA CUENTA


¿Ya tienes cuenta? INGRESA

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.